Podrás dejar el coche en la puerta de tu destino y que se vaya a aparcar. E ir leyendo el periódico durante el trayecto, o desayunando, o haciendo ganchillo sin tener que poner una sola mano en el volante, aunque siempre se haya recomendado lo contrario desde Tesla. Y será algo habitual, y no nos asustaremos al pararnos en un paso de peatones porque la persona que está la volante va leyendo El Señor de los Anillos en versión extendida.

Tesla ha anunciado que a partir de ahora todos sus coches llevarán hardware autónomo de fábrica, tanto el Model S, como el Model X y el futuro Model 3. Y se atreve a afirmar que “la autonomía al 100% permitirá que un Tesla sea sustancialmente más seguro que una persona al volante”.

Ocho cámaras ofrecen una visibilidad de 360 grados alrededor del vehículo en un rango de hasta 250 metros. Asimismo 13 sensores ultrasónicos complementan la visión, permitiendo la detección de objetos blandos y duros al doble de distancia que el sistema anterior. “Y la belleza permanece”, afirma en su cuenta de Twitter.

Al fin y al cabo, según Tesla, este sistema permite ver el mundo de una forma en la que un conductor sólo no podría acceder ni imaginar, más allá de los cinco sentidos del ser humano. El sistema está fabricado desde el principio hasta el final por Tesla, sin intermediarios ni terceros. También introduce la posibilidad de implementar nuevos fórmulas de transporte en las que la propiedad del coche es prescindible, de forma que compartir un vehículo se convierta en una nueva experiencia.

Captura vídeo demostración Tesla
Afirman que antes de activar los componentes del nuevo hardware, calibrarán el sistema usando la información que les proporcionarán millones de kilómetros de conducción real para implementar posibles mejoras en la seguridad y la comodidad. Mientras esto ocurre, los Tesla que incluyan el nuevo hardware no dispondrán de todas las características.

En el vídeo que han publicado se puede ver cómo es un día cualquiera a bordo de un Tesla 100% autónomo. Empieza con un mensaje claro: “La persona que se encuentra en el asiento del conductor sólo está ahí por razones legales. No está haciendo nada. El coche conduce sólo”.

Siempre queda la incógnita de si estamos preparados para una nueva forma de transportarnos, y de si la tecnología estará a la altura. Accidentes, hackeos, disyuntivas morales y la incógnita de quién es responsable en caso de accidente, ¿el conductor o el fabricante? Según la Dirección General de Tráfico, “El conductor del vehículo autónomo será en todo momento el responsable de la conducción y manejo del vehículo”.

En cuanto al marco legal, en Estados Unidos hay territorios en los que está prohibido circular sin las manos en el volante; en Nueva York hace 45 años que una ley especifica la obligatoriedad de conducir con al menos una mano en el volante. ¿Qué pasará cuando los coches comiencen a salir de fábrica sin volante? Elon Musk cree que las leyes tendrán que adaptarse a esta nueva forma de “no conducir”.

A pesar de todo, parece que el futuro lo marca Tesla.

Fuentes: Tesla, El País, DGT

1 COMENTARIO

Deja una respuesta