Si buscas un Toyota Avensis puedes optar entre dos carrocerías, la de cuatro puertas (Sedán) y la familiar (Cross Sport). La marca ha dispuesto además, dos motores de gasolina (1.6 VVT-i de 132 CV y 1.8 VVT-i de 147 CV) y dos Diesel (2.0 D-4D de 126 CV y de 150 CV). Los motores Diesel se caracterizan por ser poco ruidosos y por su respuesta del acelerador. El coche sale bien tanto en rampas como de parado aunque el coche esté frío.

La primera impresión que da un Toyota Avensis es que está fabricado con materiales de calidad. Se aprecian muchos detalles como la guantera, bien tapizada en una especie de terciopelo. También porque hay muchos huecos donde podemos meter cosas y que tienen un fondo de goma antideslizante. El maletero es de lo mejor de este coche. El del Sedán tiene una capacidad de 509 litros y una boca de carga amplia para tratarse de un vehículo sin portón trasero. En el caso de la versión familiar, el maletero tiene una capacidad de 543 litros. Ambos llevan una rueda de repuesto de emergencia.

Toyota AvensisEl Avensis tiene una buena suspensión, mejor que buena parte de sus competidores directos. Gracias a ella, podrás realizar viajes largos sin sentir en exceso el paso de los kilómetros. El Avensis también disfruta de un alto grado de seguridad. En ciudad es un coche cómodo puesto que necesita menos espacio para maniobrar que otras berlinas. La carrocería es bastante funcional ya que permite una buena visibilidad. Esto también es gracias a los retrovisores exteriores que son grandes.

En cuanto a los acabados, podremos escoger entre el Active, el Advance y el Executive. Con todos ellos podrás disfrutar de un control de estabilidad (ASC+) que tiene la función de que si el vehículo pierde la trayectoria, te darás cuenta porque la dirección hace cierta fuerza hacia el lado por donde se debería ir. Además, tienen luces de freno que parpadean en caso de frenada brusca, airbag de rodilla para el conductor, freno de estacionamiento eléctrico, control de crucero con limitador de velocidad, dirección asistida eléctrica (EPS), distribución electrónica de frenado (EBD), mandos de audio y teléfono en volante, ordenador de viaje, reposacabezas activos delanteros, climatizador bizona y retrovisores exteriores regulables eléctricamente.

Como puedes ver, el equipamiento de serie es más que suficiente pero si se quiere poner alguna cosa más, dependerá del acabado que se haya escogido. En el caso de los más costosos, podrás poner también cámara trasera para aparcamiento, faros de xenón, iluminación adaptativa (AFS) y Smart Entry (un sistema de arranque y entrada sin llaves).

Ver galeria (8 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta