El año pasado, tras desarrollar su vehículo de pila de combustible, desde el prototipo Toyota FCV Concept hasta el Toyota Mirai 2015, un coche de producción con todas las de la ley que ya se vende en algunos mercados, la marca nipona dio a conocer el Toyota FCV Plus, un vehículo impulsado por hidrógeno que también fue diseñado para ser una fuente de energía propia. Ahora, tras el Salón de París, concoemos muchos más detalles.

La idea subyacente se basa en la premisa de que, si bien el Toyota FCV Plus puede funcionar con combustible limpio, otros consumidores de energía quizá no. Como tal, el coche está diseñado para funcionar como una fuente de energía limpia y operar como parte de la “infraestructura de generación de energía eléctrica”. Se trata también de ayudar a afrontar problemas de seguridad energética según la marca.

Toyota FCV Plus Concept 2016 Paris - 4

Tres funciones en un coche: garantizar movilidad, compartir energía y apoyar la generación eléctrica futura (de igual modo que hoy un teléfono sirve para multitud de cosas además de llamar -es cámara fotográfica, se conecta a Internet…-. Llama la atención cómo han sido capaces los ingenieros nipones de reducir el tamaño de la pila de combustible y otros componentes, hasta el punto de que el Toyota FCV Plus tenga dimensiones muy compactas (3.800 mm de longitud), perfecto para la ciudad, sin renunciar a una cuidada aerodinámica.

Y ojo, que es amplio por dentro. Se han ubicado las ruedas en las esquinas) movidas cada una por un motor independiente), con la célula de combustible situada entre las delanteras y el depósito de hidrógeno entre las traseras, para maximizar el tamaño del habitáculo, que cuenta con un interior realizado com piezas impresas en 3D.

Toyota FCV Plus Concept 2016 - 1

Además de generar electricidad a partir del hidrógeno en su propio depósito, puede emplear hidrógeno a partir de una fuente externa (un depósito auxiliar puede conectarse al coche para generar electicidad, no necesariamente para conducir, sin tener que gastar del depósito de combustible). Otra opción interesante es que puede retirarse la pila de combustible de entre las ruedas delanteras, y utilizarlo como generador portátil. Y para cargar otros vehículos hay paneles de carga inalámbrica en las ruedas traseras y bajo del piso delantero. En el parabrisas y en la luna trasera una serie de símbolos anuncian el estado en el que se encuentra el coche durante el estacionamiento.

No, no verás un Toyota Mirai Plus. Desde la marca cuentan que para que un vehículo así llegue a las calles se necesita al menos una docena de años más de desarrollo. Antes deben popularizarse los coches de hidrógeno y en eso anda, pues en París contaron que esperan producir 30.000 coches de pila de combustible en los próximos años. Como concepto versátil, desde luego que tiene futuro.

Fuente: Toyota
Galería de fotos:

Ver galeria (10 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta