Se acabó la soledad en los viajes largos. Cuando no cuentas con un buen copiloto (si te toca uno malo mejor ir sol@- la compañía se agradece. A Toyota, que ya está trabajando en robots domésticos y coches que no se accidentan, se le ha ocurrido apelar a la sensibilidad de sus clientes y ha creado un pequeño robot que hace la función de asistente de comunicación, desarrollado para interactuar con la persona que habla. Se llama Kirobo Mini, y es muy mono.

Cabe en la palma de la mano, ya que sólo tiene 10 centímetros de altura y es capaz de entablar una conversación informal mientras mueve la cabeza y las manos. Casi como algunos vecinos en el ascensor. Esto es posible gracias a la conexión vía Bluetooth con smartphones y una cámara integrada que reconoce las expresiones faciales para identificar las emociones del emisor.

Toyota Kirobo robot - 3

Además, recuerda qué le gusta al usuario y qué no, así como los viajes compartidos, y adapta de forma gradual sus temas de conversación para que se adapten al acompañante.

La estrategia de los nipones es despertar la empatía del conductor hacia las máquinas, materializando la interacción que tenemos con los coches hoy en día en una especie de mascota que nos da frases de ánimo y nos felicita cuando hemos conseguido un logro. En todo caso, más efectivo que una pantalla.

El precio provisional es de unos 350 euros. Las ventas comenzarán en los concesionarios de vehículos Toyota de todo Japón en 2017. ¿Llegará a España?

Fuente: Toyota
Galería de fotos:

Ver galeria (12 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta