Hace más de 50 años que se presentó por primera vez el Trabant, el vehículo que se convirtió en un símbolo de la Alemania oriental y que forma parte del grupo de coches más icónicos de la etapa comunista. Gracias a su precio asequible se popularizó entre las familias y una sociedad sin muchas opciones (ni presupuesto) para elegir coche.

El Trabant también ha sido un coche influyente en la industria, ya te hablamos en otro momento de él y de cómo su carrocería de resina de algodón, algo que originó las burlas de sus vecinos occidentales que lo denominaron “el coche de cartón”, sirve hoy de inspiración y se estudia cómo hacer coches de algodón y otras fibras botánicas.

Pues bien, seguimos teniendo buenas noticias para los más nostálgicos y fans de este modelo 25 años después de la caída del muro de Berlín. La compañía tecnológica ReeVOLT ha creado el e-Trabant, una versión del vehículo con motor eléctrico. Se trata de una iniciativa que ya había encabezado con otros vehículos históricos antes, como el Fiat 500 o el Ford Ka. No obstante, la idea nació de una agencia de turismo de la isla alemana de Ruegen que pidió la colaboración a esta empresa. La colaboración entre ambas empezó en abril de este año y su objetivo era atraer a los más nostálgicos a la zona para dar un paseo en un Trabant por la zona.

trabant3Aún así, quien quiera puede hacerse con un modelo de estos por un precio bastante asequible: 15.000 euros. 12.000 para adquirir el kit ReeVOLT, 2.000 por un Trabant del mercado de segunda mano y 1.000 euros más por la mano de obra. Eso sí, este e-Trabi también incorpora otros detalles como una pantalla plana como cuadro de mandos que nos muestras todos los datos relativos al consumo de energía y autonomía. La autonomía de este nuevo Trabant es de 130 kilómetros y tarda en recargarse unas cinco horas y media aproximadamente en una toma de corriente doméstica.

Alcanza los 38 CV de potencia y consigue una velocidad máxima de 110 Km/h. Por lo demás, el coche mantiene sus características originales: Nada de dirección asistida, un sistema de frenos antiguo y los escasos sistema de seguridad, sin reposacabezas o cinturones de seguridad traseros. Una joya para los amantes de un clásico de la automoción

Fuente: ReeVolt

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta