Los food truck, o camiones de comida callejera, comenzaron siendo una solución para los trabajadores que no disponían de mucho tiempo para cocinar o comer, pero han llegado a convertirse en un símbolo de la cultura americana. Ya no solo por la comida, que podemos encontrar de todo, desde dulce como el camión de los pretzels a comida mediterránea o incluso asiática, sino también por el diseño exterior merece la pena ir a verlos. En la actualidad, con comida de buena calidad, son el gran escaparate para muchos cocineros. Se han convertido, incluso, en puntos turísticos, y mucha gente espera colas interminables para probar ese plato del que tanto se habla en internet.

Food-truck

Hace poco hemos podido comprobar cómo esta moda aterrizaba en España con concentraciones que se están llevando a cabo en varias ciudades, sin embargo la legislación no permite que estos se instauren en nuestra cultura más allá de eventos puntuales.

El éxito de los food trucks ha inspirado a varios artistas y dueños de galerías para crear sus propios ¡camiones museo!

Rodi Gallery

Rodi Gallery, perteneciente a una familia de Nueva York, exhibe por todos los Estados Unidos el trabajo de nuevos artistas que quieren darse a conocer. Atraen a muchas personas, trabajadores que están en su rato de descanso, turistas que van de camino a su próxima visita y enamorados del arte que van, en exclusiva, a ver la galería. Esta es una de las grandes ventajas de las galerías móviles, puesto que las galerías comunes tienen unos límites y políticas muy diferentes.

Como a la Rodi Galery, localizar los camiones museos es muy fácil en las redes sociales, por ahí te avisan de los lugares y fechas en los que puedes encontrarlos. Ahora están muy de moda en ciudades como Nueva York y Los Ángeles. Así que si estás por allí y te animas a visitar alguna, ¡cuéntanoslo!

Fuente: The New York Times

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta