Leia, cuyo nombre se inspira en el de la princesa de La Guerra de las Galaxias, es una start-up con oficinas en Menlo Park, California, muy cerca de los grandes de Sillicon Valley, y que consiguió crear su primer holograma en 2011.

Su fundador trabajaba como investigador en HP Labs, y fue en esa temporada cuando reveló el concepto de una experiencia estereoscópica en 3D sin necesidad de utilizar gafas especiales, él mismo explicaba en la Ceremonia de Innovadores Tecnológicos menores de 35 años, que puedes ver en este vídeo:

Cuando se dio cuenta que dicha tecnología se podría utilizar para crear hologramas interactivos fue cuando dejó HP para desarrollar Leia. Las pantallas de Leia pueden integrarse a cualquier dispositivo, muestran imágenes como si fuesen objetos reales, en varios colores y con todos sus ángulos. Según explican, lo que hacen estas pantallas en realidad es engañar al cerebro humano juntando numerosas imágenes que forman una figura o videos en 3D, y que pueden verse desde 64 puntos de vista diferentes.

La empresa presentó su tecnología en el Mobile World Congress en Barcelona a principios de este año, y fue todo un éxito, sobre todo porque podías hacerte un holoselfie, un holograma 3D de ti mismo para verlo en tu dispositivo 3D, “como si pudieses teletransportarte”, y llegaron a estar en la lista de las 5 mejores piezas tecnológicas del MWC según la CNN, junto a los coches conectados entre sí.

Leia-3D

En un futuro Leia quiere estar en la mayoría de dispositivos electrónicos, desde relojes a smartphones pasando por electrodomésticos y automóviles. Según una redactora del Technology Review, que tuvo el placer de visitar las oficinas y probar sus productos en primera persona, Leia ya está haciendo acuerdos con fabricantes de vehículos y espera que estos lleven esta tecnología incorporada a partir de 2017.

Ya son numerosas las marcas que trabajan con el Head Up Display, como el Virtual Windscreen de Jaguar o el HUD de Iris adaptable a cualquier coche, pero puede que en un futuro sea Leia el que nos de la información de la carretera proyectando hologramas en el salpicadero de nuestro coche.

Vía: Technology Review

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta