En una sociedad en la que cada vez es más difícil sacar adelante grandes proyectos de ingeniería civil, China ha tomado la iniciativa con un faraónico proyecto que consiste en la construcción de un túnel submarino de más de 123 km de largo, que pretende unir las cuidades de Yanti y Dalian. El único proyecto de características similares que existe hoy en día, es el conocido como Euro-Túnel del Canal de la Mancha, que une Francia con Reino Unido en un tramo que ahora parecería insignificante de tan “sólo” 50,3 km.

La fecha prevista para su construcción es el año 2016 y se pretende cubrir todo el trayecto en un tiempo de 40 minutos en tren y poco más de una hora en coche, y las obras podrían durar alrededor de una década. Este túnel va a resultar todo un impulso para una región en pleno desarrollo comercial y urbanístico. Tiene una demanda estimada de 200 millones de pasajeros para el año 2020 y ahorrará los verdaderos “malabarismos” que los viajeros deben hacer para ir de Yantai a Dalian o viceversa. Actualmente, este trayecto, se hace alrededor del mar de Bohai y suma más de 1.400 kilómetros en coche, u 8 horas de trayecto en ferry.

tunel submarino chinaCon un presupuesto estimado en más de 30.000 millones de euros, la obra presenta múltiples retos. En primer lugar, el proyecto estará compuesto de tres tipos de túnel de 12 metros de diámetro: uno para vehículos, otro ferroviario y un tercero para tareas de mantenimiento. El túnel estará 30 metros por debajo del lecho submarino, excavado en suelo rocoso, y atravesando dos fallas sísmicas. Los ingenieros tendrán que resolver los numerosos inconvenientes técnicos, como la seguridad ante los más que posibles terremotos, ya que es una zona con frecuente actividad sísmica.

Sin lugar a dudas, si eres de los que sufres claustrofobia o te falta el aire al pasar por los túneles de la M-30 en Madrid, probablemente lo mejor será que evites circular por este tipo de túnel.

Vía: Structuralia, DiarioMotor

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta