Que te multen por exceso de velocidad o conducir bajo los efectos del alcohol es algo totalmente lógico y que no admite discusión alguna. Pero que te multen por hablar con el copiloto… eso ya es harina de otro costal. Eso es lo que le pasó a un conductor de una localidad de Gran Canaria, el cual iba hablando, totalmente normal, con su compañero hasta que un Guardia Civil le mandó parar.

Armando C.S. es un conductor de 41 años que fue multado por hablar con el copiloto el pasado viernes, entre los municipios grancanarios de Arucas y Teror, por “conducir un vehículo sin mantener la atención permanente a la conducción” y mantener una conversación con el acompañante contiguo mirándole en repetidas ocasiones. Ante este hecho, la Guardia Civil le ha multado con 80 euros (tiene hasta el 2 de enero para beneficiarse de una reducción del 50%) sin pérdida de puntos, al ser falta leve (En este sentido te puede venir bien leer el artículo sobre Las multas más raras que pueden ponerte).

guardia_civil_01El conductor ha declarado que cuando los agentes le comunicación el hecho por el que iban a multarle pensó que se trataba de una broma, ya que, aunque reconoce que estaba hablando con su compañero, asegura que se trataba de una conversación normal que se puede dar en cualquier vehículo.

Muchos se preguntarán, ¿por qué hacen este tipo de multas tan ridículas? Desde la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) aseguran que esta actitud de la benemérita viene a demostrar que “el RAI (Resumen de Actividades Individuales) está haciendo mucho daño, porque se basa en el número de denuncias que tiene cada agente para no retirarle el plus de productividad que llega a ser de 240 euros”.

Además, desde la AUGC mantienen que “hay que cubrir el expediente y poner el mayor número de denuncias, porque nadie quiere quedar el último de la unidad”. Además, explican que “un comercial vende y si llega a 100 ventas tiene una comisión. En la Guardia Civil con el RAI no hay límites. Lo importante es no quedar el último”.

Respecto al hecho en cuestión, la AUGC recuerda que lo más justo en este caso hubiera sido parar al conductor y pedirle que preste atención a la carretera. De hecho, recordaban que hace poco tiempo también una mujer que recibió una multa en Las Palmas de Gran Canaria “por ir bebiendo un actimel mientras conducía”.

Vía: El País

10 COMENTARIOS

  1. Seguramente son casos aislados, pero no deja de ser una vergüenza que haya estos abusos de poder y más en estos tiempos en que cualquier sanción repercute duramente en los ingresos de una familia. Esto es atracar al ciudadano solamente por hablar, resulta patético.

  2. Creo que sería bueno conocer la versión de la Guardia Civil, provablemente detuvieron al vehículo por ir saliéndose de su carril o efectuar maniobras extrañas y es eso lo que les hizo fijarse en la distracción del conductor.
    Llevo más de 30 años conduciendo y hablando con las personas que me han acompañado y jamás me han denunciado por ello, ni por ningún motivo, que aunque en el momento no me gustara, en realidad no fuese justo.

  3. Habria que ver el caso, de todas formas es VERGONZOSO ver a guardias civiles venderse por 240 euros. Las multas son un instrumento, NUNCA UN FIN. Velar por la seguridad en la carretera es la labor de la guardia civil de tráfico, no multar.
    En este caso la multa depende mucho de la consideración de guardia en cuanto al peligro que podía suponer la forma en la que el conductor desatendía la carretera para hablar con su copiloto. Por eso es tan importante que los guardias trabajen para no perjudicar su imagen, porque deben mantener la confianza de la ciudadanía en este tipo de “zonas grises” que tienen casi todas las leyes.

  4. Si tenemos puntos en el carné, por que siguen multando con sanciones económicas?
    Cualquier multa puede dar al traste con la economia mensual de una familia.

  5. Los puntos tambien valen dinero, cuando se acaban tienes que hacer curso y pagar, y np es barato.
    Yo hablo con mi copiloto y no voy mirandole pero hay gente que conozco que es como una obsesion. Yo tambien conduzco ppr temas de trabajo, y cualquier distraccion es un peligro, ya sea mirar al de al lado, el movil, la radio, etc…
    Los que cojais el coche con frecuencia me entenderan perfectamente

    PD:no estoy de acuerdo en que se multe a las primeras de cambio como le paso a este hombre, pero si despues de un aviso como pasa por ejemplo en estados unidos(por poner un ejemplo)

  6. A mi mujer la multaron con 240 euracos de nada (vamos el plus del agente) en corralejo-fuerteventura yendo yo de copilto, por atravesar una raya continua al salir del arcen de una playa. Resultado: no volveremos nunca a fuerteventura, una isla de playas preciosas pero tomada literalmente por estos atracadores de guante blanco. y digo yo: algo habra que hacer con estos benemeritos: fusionarla con la policia nacional o algo asi, su regimen es demasiado militar y jerarquico para estos tiempos…

Deja una respuesta