Andrew Pelham es tan solo un niño de 11 años, pero ya puede sentirse orgulloso del invento que ha creado, ya que podrá ayudar a salvar muchos niños de quedarse olvidados en el coche y correr el riesgo de asfixia, sobre todo en épocas tan calurosas como el verano.

Este joven inventor se presentó a un concurso organizado por la Universidad de Akron en el que se requería que lo inventos fueran hechos con goma. El pequeño Andrew decidió juntar unas gomas y cinta adhesiva para crear el E-Z Baby Saver, con el que consiguió el segundo premio.

El sistema que ha inventado es muy sencillo, pies consiste en unas gomas con cinta adhesiva que unen la puerta del conductor con la parte trasera de su asiento. Se quedan sin tensión y no molestan en absoluto durante la conducción, pero se tensan a la hora de abrir la puerta, lo que sirve para recordar a los padres y las madres de que llevan un niño en las plazas traseras.

EZ Baby SaverAndrew decidió crear ese sistema debido a que muchos padres y madres que olvidan a sus hijos en los coches es a cause del despiste, intentando así ayudar a mejorar en este aspecto y evitar que niños puedan llegar a pasar por una situación como esta. Muchos de estos olvidos se producen debidos a la rutina y costumbre de los padres, los cuales pueden llegar a olvidarse a su hijo un día que éste les acompañe en el coche por alguna causa puntual.

El EZ Baby Saver se une a la lista de sistemas que tratan de prevenir estos problemas, que esperemos no tengan que llegar a ocurrir. Pero por si acaso, Andrew invirtió el dinero del premio en crear un sitio web para comercializar su invento, así que ante la duda, ya sabemos donde estará disponible. En este vídeo puedes ver una entrevista que le realizaron en la cadena Fox:


 

Vía: ABC
Más información: E-Z Baby Saver

 

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta