Es una de las torturas para muchos conductores: aparcar. Si esta maniobra tiene ya sus intríngulis, qué decir para un conductor novato o, peor aún, para uno que todavía se encuentre sacando su permiso de conducir. Pues bien, la Dirección General de Tráfico (DGT) estudia eliminar del examen práctico la obligación de aparcar.

Este posible permiso habilitaría únicamente para obtener un permiso de conducir limitado a llevar vehículos que cuenten con un sistema de estacionamiento asistido, un asistente que existe cada vez en más vehículos, sobre todo en los que tienen cambio automático.

Según indican desde la DGT en un un futuro, “se puede valorar la necesidad de una modificación normativa que permitiera, a criterio del aspirante, obtener un permiso restringido para la conducción exclusiva de vehículos con un sistema de estacionamiento asistido”.

Como decíamos, cada vez es más habitual encontrarse con sistemas adaptados de ayuda a la conducción, conocidos como ADAS (Advanced Driver Assistance Systems) y es de agradecer que la DGT sea consciente de la mayor implantación de tecnología en los vehículos. El organismo dirigido por María Seguí recuerda que estos sistemas de ayuda al estacionamiento  facilitan a los conductores completar una de las maniobras más frecuentes en las vías urbanas.

BMW Serie 7 2015 - 750Li xDrive 30

Por ahora se trata de un globo sonda, pero, de igual modo que existe un permiso ce conducción especial para conducir coches automáticos, no parece una idea descabellada. No se verá a corto plazo y la DGT se ha limitado a publicar una instrucción que define qué es el sistema de estacionamiento asistido y cuáles son las condiciones básicas de uso de este avance tecnológico:

La DGT nos cuenta que el uso de este sistema puede emplearse en las vías abiertas al tráfico siempre que se cumplan las condiciones de seguridad establecidas en la normativa del mecanismo de dirección de la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa (CEPE) y se mantenga una distancia máxima de 15 metros entre la sección de inicio y el final de la maniobra.

Si el control de los mandos del vehículo se realiza desde fuera del habitáculo (una cualidad que, por ejemplo, tiene el nuevo BMW Serie 7) la maniobra se realizará a una velocidad máxima de 5 km/h y la posición del conductor será tal que le permitirá mantener su libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente. El conductor no podrá estar a más de cuatro metros del vehículo.

Fuente: DGT

1 COMENTARIO

  1. Asín estan las cosas cada vez peores cinductores.
    Que hagan una tómbola y regalen unos cuantos todos los meses ya puestos.

Deja una respuesta