La ventas de coches nuevos en febrero de 2017 ha cerrado con 98.286 unidades, una cifra que supone que este mes sea el primero sin crecimiento interanual desde marzo de 2016 (apenas un 0,1%).

Hay tres causas principales de este parón en el crecimiento. En primer lugar, el día menos laborable en comparación con el mismo mes de 2016, algo que en el el mes más corto del año se nota especialmente. Por otro, que este año la Semana Santa cae en abril, de ahí que las matriculaciones para el canal de alquiladores se hayan retrasado (sus ventas bajan nada menos que un 9,2%).

Estos dos primeros factores son estacionales, poco preocupantes. Lo que trae de cabeza realmente al sector es la caída de las ventas a particulares. Han caído un 0,3% respecto a febrero de 2016. Son las que suponen una mayor rentabilidad a los concesionarios y llevan unos cuántos meses de capa caida.

El punto positivo son las ventas a las empresas. Con un total de 26.910 matriculaciones y un incremento del 11,4%, son el único canal con un saldo positivo en este mes de febrero, logrando que el mes no terminase con balance negativo.

Desde las patronales ven preocuopante que cada vez el peso de los particulares sea menor en el total de las ventas (un mercado saneado debería contar con un 60% de ventas a particulares). Se nota el aumento de los precios de los servicios básicos (energía, agua..)  al mismo tiempo que se habla de un aumento de los tipos de interés, lo que hace que la gente no se anime a comprar coche financiado.

Se habla, como últimamente, de algún estímulo que anime a la gente a renovar su coche. De existir, muchos darían el paso para cambiar su viejo coche por otro más eficiente y seguro. Los concesionarios calculan un 15% de demandad añadida. La edad media de los coches en España es de 12 años y hay más de 7 millones de vehículos de 15 o más años (2,7 millones con más de 20 en uso). Son más contaminantes y menos seguros que los actuales, por lo que su retirada sería una inversión en calidad del aire y seguridad. Llama la atención que ni siquiera tengan continuidad en el tiempo incentivos como el Plan Movea, que impulsa la compra de vehículos eléctricos y de combustibles alternativos.

Se está muy lejos aún de las cifras alcanzadas antes de la crisis. En febrero de 2008, por ejemplo, se matriculaban 121.000 unidades, un 19% más. Hay margen de crecimiento.

Marcas y modelos más vendidos

Este mes es Seat la firma que consigue, después de muchos meses, ser la firma que más vende en nuestro país. Le sigue Opel. Ambas intercambian sus puestos en el acumulado del año, seguidas por Volkswagen, tercera este mes también.

El éxito de la firma de Martorell se fundamenta en los dos grandes pilares de ventas, el Seat Ibiza y Seat León, que encabezan la lista de modelos más vendidos del mes. Les sigue el Opel Corsa, que se cuela en el podio por delante del Nissan Qashqai, que continúa imponiendo su “tiranía” como rey absoluto de los SUV.

En el acumulado del año, la única sopresa en el Top 5 es el Volkswagen Golf, que adelanta al Qashqai. Opel Astra y Dacia Sandero logran también buenos resultados. Muy importante para PSA lo bien acogido que está siendo el nuevo Citroën C3.

Destacar también cómo el Opel Mokka y el Peugeot 2008 logran hacerse un hueco en un complicado panorama de los todocamino… donde desaparece el Captur (en breve saldrá a la venta el Renault Captur 2017 para animar de nuevo las ventas) y tan sólo aparece el Volkswagen Tiguan además del Qashqai  (y no los coreanos, Kia Sportage y Hyundai Tucson, habituales en el top 20).

Fuentes: Aniacam, Faconauto

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta