El mes de marzo se ha cerrado con 126.722 matriculaciones de turismos, lo que supone un incremento del 12,6% si lo comparamos con los coches nuevos vendidos en marzo de 2016. Claro, que hay truco. El pasado año cayó en marzo la Semana Santa, por lo que este año se contó con un par de día laborales más.

Las asociaciones de fabricantes y concesionarios apuntan que, si se divide el número de matriculaciones entre los días hábiles el incremento se queda en un 2,8%. Y de nuevo se observa una mayor ralentización en el canal de particulares, que tras el fin de las ayudas del Plan PIVE se muestra más remolón que nunca.

Si tenemos en cuenta los datos agregados del primer trimestre vemos cómo en los tres primeros meses de 2017 se han vendido 309.570 turismos, un 7,8% más que los registrados el pasado año. No nos olvidamos de la Semana Santa… así que la cifra agragada será mucho más fiable cuando compute abril. Será entonces cuando veamos cómo está evolucionando realmente el mercado. Las cifras son todavía mucho menores que las registradas antes de la crisis: en el primer trimestre de 2008 se matriculaban nada menos que 347.738 unidades.

Muy interesante también los datos por canales. Echándoles un vistazo observamos que mientras que son las empresas (+18,2%) las que tiran un mes más del carro. Los particulares crecen a buen ritmo también (+11,7%) y son los alquiladores quienes se quedan con un 9,3%. La renovación de las flotas de cara a la Semana Santa parece que se ha demorado un poco debido al cambio de fecha en 2017.

Desde los concesionarios apuntan que la subida del IPC “está produciendo una pérdida general de poder adquisitivo y hay que tener en cuenta que se prevé que los sueldos suban la mitad que los precios este año. Esto afecta sobre todo al bolsillo de las familias con rentas más bajas, precisamente, las que tienen los coches más antiguos”.

De lo que no cabe duda es de que el 49,2% del peso de los particulares es exiguo. Desde Faconauto indican que debería alcanzar el 60% para considerar que el mercado es “sano”. El presidente de esta patronal de concesionarios indica también el “importante número de automatriculaciones que los concesionarios se están viendo obligados a hacer para alcanzar objetivos establecidos por sus marcas”. Estas prácticas “artificiales” están provocando que se empiece a acumular en algunos concesionarios demasiado stock.

Marcas y modelos más vendidos

En este panorama con tantos condicionantes externos, la lista de las marcas más vendidas puede verse muy alterado y poco acorde con la realidad. En marzo fue Volkswagen la marca más vendida, seguida de Renault y Ford (en estos dos últimos casos parece claro el aumento de automatriculaciones). Más fiable nos parece el acumulado. Ahí es Opel quien manda, con Seat y Volkswagen completando el podio.

Es el Volskwagen Polo el coche más matriculado del mes, seguido nada más y nada menos que por el Nissan Qashqai y el Renault Clio. Muy buenas cifras también para el Ford Focus.

Más interesante (y veraz) nos resulta el dato de las ventas acumuladas. Ahí encontramos muchas menos sorpresas. Tras los Seat Ibiza (con excelentes precios ya que se aproxima su renovación) y Seat León está el Opel Corsa.

La cuarta posición corresponde al Nissan Qashqai. Se trata del único SUV en el Top 10. Hay que ir hasta las 16ª posición para encontrar al Peugeot 2008, a quien persiguen de cerca el Opel Mokka y el Seat Ateca, que si bien no consigue el cetro de las ventas de SUV compactos, ya está por delante de modelos tan populares como el Hyundai Tucson o el Kia Sportage.

Fuentes: Aniacam, Ganvam, Faconauto

1 COMENTARIO

Deja una respuesta