Cada vez es mayor la concienciación sobre la calidad de vida y el transporte en las urbes. Poco a poco la arquitectura se va adaptando para ofrecer mayores ventajas a la salud de los vecinos sin perder las vías urbanas necesarias para desplazarse. Estos quince casos son ejemplos claros de que se puede construir pensando en verde y a la vez mantener los caminos para circular al trabajo sin tardar una eternidad.

Autopistas enterradas o derribadas

Madrid, España

La primera parada tiene nombre español y es la ya desaparecida M-30 en la zona del río Manzanares. Lo que antes era una cúmulo de humo y atascos matutinos ahora es una frondosa zona verde que ha favorecido la calidad de vida de los vecinos. Las obras de soterramiento de la autopista se llevaron a cabo desde el año 2006 al 2011, cinco años de obras que merecieron la pena sufrir.

madrid río antes del cambio

El histórico río ha revivido y ahora cuenta con 17 zonas de juego, parques de skate, carril bici y running e incluso una parte de fuentes que muchos ya utilizan como playa urbana. A lo largo del parque reconocido con el nombre de Madrid Río se pueden observar puentes con diversos y variopintos diseños arquitectónicos que adornan y permiten pasar de una orilla a la otra del río.

madrid rio despues de las obras

Seúl, Corea del Sur

Un caso muy sonado en lo que ha carreteras sustituidas por parques en búsqueda del bienestar de los ciudadanos es esta autopista de Seúl que fue transformada completamente en una zona fluvial que había existido anteriormente, en pleno centro de la ciudad. El paso elevado fue propuesto para derribo por el alcalde de la ciudad, que pretendía convertir el área en zona verde y que requirió levantar todo el asfalto y renacer la tierra ya yerma.

seul antes

Viendo la foto final resulta difícil imaginar la cantidad de vehículos que circulaban durante los años 70 por esa zona, ahora repleta de viandantes locales y turistas que se acercan a visitar este lugar ya convertido en una localización emblemática de la ciudad. Lo que antes era un nido de ruidos y humos es casa de pájaros que transitan entre algunas de las columnas dejadas en memoria de la desaparecida carretera.

seul antes

Portland, Estados Unidos

Durante los años 50, la ruta 99 de seis carriles circulaba a la lardo del río Willamette como una de las mayores vía públicas casi imprescindibles para atravesar la ciudad. Con el paso del tiempo, más autopistas fueron construidas permitiendo trayectos más rápidos, lo que hizo que esta primera pasara a estar en desuso y se procediera a su completa desaparición en el año 1974.

portland harbor drive antes

El cambio sirvió para mejor y ahora circula por el acero paseantes que disfrutan de las vistas del río y el parque situado en lo que antes era la autopista. Gracias a la acertada decisión de cerrar la ruta 99, Portland ha pasado a la historia como una de las mejores ciudades con mejor acceso a su río.

portland harbor drive despues

2 COMENTARIOS

Deja una respuesta