El desarrollo de baterías que aguantes cada vez más y tengan mayor potencia en el objetivo principal de las investigaciones que se llevan a cabo actualmente en las universidades. Los centros del saber se mantienen en una carrera constante para descubrir el secreto del almacenamiento de energía. Desde utilizar magnesio hasta bacterias, las baterías han pasado por todo tipo de pruebas que parecen no tener fin y que compiten con las convencionales de litio. ¿Serán estos nuevos inventos el futuro de las baterías?

La riboflavina: de tus huesos a una pila

La Universidad de Toronto ha hecho público su descubrimiento en el que utilizan vitaminas comunes en el ser humano buenas para el crecimiento del cuerpo y la creación de anticuerpos. La B2 es una vitamina capaz de mantener mucha energía por lo que se ha posicionado como un elemento con mucho potencial en temas de almacenamiento energético. Además de ser un producto natural, libre de todo metal, es un producto responsable con el medio ambiente y recargable por lo que apunta bastante alto para sustituir a las actuales de litio.

joven sujeta una bateria de vitamina B2

“Hemos estado buscando en la naturaleza durante tiempo para encontrar moléculas complejas y usarlas en el consumo de aplicaciones electrónicas” apunta Dwight Seferos a New Atlas, profesor asociado al departamento de química de la Universidad de Toronto y añade, “cuando coges algo de la naturaleza que ya es complejo, gastas menos tiempo en crear un nuevo material”.

Y lo han conseguido con resultados comparables a las baterías de litio con una potencia de 2,5 voltios, y 125 mAh (miliamperio-hora). Las que son de metales resultan más caros, díficiles de producir y son más perjudiciales al medio ambiente por lo que la invención podría tomar una fácil ventaja en el momento que consigan superar el principal inconveniente, el tamaño y la capacidad.

Debido a que aún no se ha desarrollado lo suficiente, la vitamina está dando energía a través de una pequeña pila pero esperan avanzar pronto en el desarrollo de baterías mayores ideales para dotar de electricidad a vehículos. Por el momento, pueden sentirse orgullosos de haber encontrado un tipo de batería más eficiente, pequeño y con mayor flexibilidad que las actuales.

El litio se mantiene a la cabeza

Mientras las vitaminas se van abriendo paso en el desarrollo del almacenamiento energético, el litio le lleva ventaja como elemento fundamental en las baterías fundamentales. En este caso, las baterías de aire de litio son un candidato muy prometedor para las pilas de los automóviles del mañana. De esta forma, se quieren apoderar del creciente mercado de vehículos eléctricos e híbridos.

El principal cambio en este nuevo tipo de baterías de litio es la apertura de las células que permite el paso del oxígeno el cual actúa como elemento de transporte de energía de una célula a otra. En este proceso, el oxígeno cambia de estado gaseoso a sólido y viceversa, lo cual provoca un inconveniente debido a la humedad que se genera y la necesidad de dióxido de carbono para evitar dañar las células de litio. Un problema que deberán solucionar más pronto que tarde ya que la riblofavina tardará poco en pisarles los talones.

Vía: New Atlas

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta