Los cambios automáticos son una solución que cada vez se está haciendo más popular en algunos mercados como el europeo. Muchas marcas se encuentran en un punto de inflexión en el que deber decidir el camino que deben seguir. En los últimos tiempos parecía que la opción de Volkswagen era desarrollar un cambio automático DSG de 10 velocidades, aunque ahora parece que este proyecto se ha terminado incluso antes de empezar.

Friedrich Eichler, responsable de los propulsores de la marca alemana, lo confirmó en el pasado International Vienna Motor Symposium. El proyecto ha sido cancelado hace dos meses y, aunque no ha dado explicaciones, es posible que se deba a los elevados costes de producción y su complejidad. Esta caja de cambios automática de doble embrague se iba a desarrollar sobre la base del actual DSG de siete marchas.

Volkswagen empezó a tantear este proyecto allá por el año 2013. La finalidad era obtener una transmisión automática que ofreciera muy buenos niveles de consumos y emisiones, al poder trabar en un régimen de revoluciones menor. Su diseño era adecuado para modelos que entregasen hasta 550 Nm de par. Sin embargo, no se trata de un adiós definitivo, ya que Eichler dijo haber “guardado todos los datos”, por si en algún momento se pudiera retomar el proyecto.

Lo cierto es que ya hay marcas que cuentan con cambios automáticos de más de siete velocidades. Mercedes o FCA ya trabajan con transmisiones de nueve relaciones, mientras que Ford y GM hacen lo suyo con cambios de 10 velocidades. Uno de los ejemplos más claros y recientes está en el deportivo Chevrolet Camaro ZL1 y en la pick-up Ford F-150 Raptor, que llevan esta transmisión de desarrollo conjunto entre ambas marcas americanas.

Fuente – Automotive News

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta