Continúan las malas noticias para la firma alemana en cuanto a la modificación de los motores diésel en Estados Unidos. Hace tan sólo unos días el encargado de la oficina de cumplimiento de las regulaciones de VW entre 2014 y marzo de 2015, Oliver Schmidt, fue arrestado por el FBI. Ha sido acusado formalmente de fraude y de conspiración en el marco del Dieselgate. Y hay más. Bloomerg afirma que la suma a la que tendrá que hacer frente la compañía para afrontar los litigios asciende a 4.300 millones de dólares.

La cantidad se suma a los 16.600 millones que le constará compensar a los enfadados dueños de los coches trucados, que empezaron a devolver los coches para la recompra de esta manera. Aprovecharon un vacío en las especificaciones que al poco tiempo se aclaró para que los afectados no se molestaran en devolver los coches desguazados, pero “funcionales”, tal y como exigía la firma (el dueño del coche que veis abajo afirma que se puede circular perfectamente con él). Eso sí, parece que no a todo el mundo le está saliendo bien la jugada, según leemos en Motor1.

vw-golf-dslgate-1

El carpetazo al caso Dieselgate les va a costar caro: es la multa más alta jamás impuesta a un fabricante de coches. Tal y como informa El País, quintuplica los 900 millones que el Departamento de Justicia de los Estados Unidos impuso a General Motors por la muerte de un centenar de personas a causa de un fallo técnico en el sistema de encendido, problema que también ocultó a los propietarios.

Volkswagen asegura que ningún miembro de su consejo de administración estaba la corriente del engaño masivo, sin embargo, los ingenieros desarrollaron un sistema electrónico que permitía al coche indentificar cuándo estaba siendo sometido a las pruebas de control de emisiones. Este dispositivo se instaló en casi medio millón de coches con motores de dos litros y 80.000 de mayor cilindrada en las marcas Volkswagen, Audi, Seat y Skoda.

Victoria de VW en España

En España se compraron un total de 700.000 vehículos “trucados”. Sin embargo, VW está ganando por goleada en los tribunales de la Península; ha ganado 9 de las 10 demandas que se han visto en los juzgados de primera instancia. Tal y como informa El País, los jueces consideran que los coches afectados en el escándalo no son más contaminantes que otros y son aptos para la circulación. Asimismo creen que la solución ofrecida por la firma “es la adecuada y no existe causa alguna que justifique su rechazo”.

sentencias-espana

Un castigo solo económico

A pesar de admitir que manipuló cerca de 11 millones de coches diésel en todo el mundo para pasar pruebas de emisiones, se posiciona fuertemente en China, país que sufre más que ninguno las consecuencias de la contaminación. Pero nada de esto ha frenado al grupo automovilístico alemán; las consecuencias que ha enfrentado han sido solo económicas, ya que su reputación parece no haberse resentido.

Volkswagen batió su récord de ventas en 2016 con un incremento del 3,8% respecto a 2015. Comercializó un total de 10,3 millones de vehículos en todo el mundo. Ahora apuesta por el coche eléctrico, ya que lleva sin vender diésel desde 2015. Durante el Detroit Auto Show 2017, se ha presentado el Volkswagen I.D. Buzz Concept, un prototipo de cómo imagina el fabricante sus furgonetas eléctricas y autónomas del futuro.

Fuentes: Bloomerg, Ecomotor, El País, Jalopnik

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta