Puede que el auge de los SUV pillase a Volkswagen con el pie cambiado. Su política de producto, planificada a muy largo plazo, no previó esos cambios del mercado y le ha costado un poco cambiar el rumbo. Pero se aporximan un aluvión de novedades.

Si en 2014 presentaba el T-Roc Concept, que adelantaba a un SUV compacto por debajo del Tiguan (que ha crecido), en el pasado mes de marzo conocíamos el T-Cross Breeze Concept, que adelantaba las líneas maestras de un SUV del segmento B. Ahora toca completar el círculo por la parte superior con este Volkswagen T-Prime Concept GTE, que imagina cómo será un futuro Touareg… y también adelanta los próximos puestos de conducción de los productos de la marca.

 

Volkswagen T-Prime Concept GTE

Si toma como refencia este prototipo, el futuro Touareg será grande. Mucho. Y es que el Volkswagen T-Prime Concept GTE alcanza los 5,07 metros de longitud, por 2,00 metros de ancho y 1,71 de alto. Es de este modo 2 cm lás largo que el Audi Q7 2015 (ver prueba), con el que comparte plataforma modular MLB. Es también más ancho y 3 cm más bajo. Si lo comparamos con el actual Touareg 2014, es 27 cm más largo.

Se trata, pues, de un SUV de aspecto muy robusto, con una generosa parrilla que sigue la pauta de los últimos lanzamientos de la marca, como el Passat 2015 (ver prueba), con faros LED y luces en el paragolpes delantero que identifican su mecánica híbrida. Pintado en un color azul exclusivo denominado Beihai Blue, luce unas llantas de 22 pulgadas equipadas con neumáticos 285/40. En su zaga destacan los pilotos con tecnología OLED, capaces de variar la potencia de iluminación y el dibujo.

Volkswagen T-Prime Concept GTE

Pero si a algo hay que prestar atención especial en el Volkswagen T-Prime Concept GTE es al interior. El prototipo se ha configurado con cuatro plazas individuales, pero sin duda la versión que llegue finalmente a producción contará con 5 o 7 plazas, al igual que el Q7. No falta un techo panorámico y materiales muy cuidados, con elementos rematados en metal o madera.

Para propulsarlo se ha elegido un sistema híbrido, que combina un motor de 4 cilindros gasolina con 2.0 litros de cilindradas, sobrealimentado por turbo de 248 CV y 370 Nm con un motor eléctrico de 134 CV integrado en la caja de cambios automática de 8 relaciones. La transmisión se completa con una tracción integral 4Motion. La potencia total máxima del Volkswagen T-Prime Concept GTE es de 381 CV, con un par motor de 699 Nm.

 

Volkswagen T-Prime Concept GTE

Volkswagen anuncia un 0 a 100 km/h en 6 segundos y una velocidad máxima de 224 km/h. Y todo ello con un consumo medio inferior a los 3 l/100 km (según el ciclo europeo NEDC, muy ventajoso para los híbridos enchufables) y unas emisiones de CO2 de 63 g /km. Cuando no cuenta con carga el consumo asciende a  8,0 l/100 km con unas emisiones de 187 g/km de CO2.

La autonomía en modo eléctrico es de hasta 50 km, gracias a sus baterías de ión-litio con 14,1 kWh de capacidad. y se recargan por completo en una conexión de 7,2 kW en dos horas y media (ocho horas en un enchufe convencional).

Fuente: Volkswagen
Galería de fotos:

Ver galeria (16 fotos)

 

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta