Si había una empresa innovadora dentro de los coches del bloque comunista, esa era Tatra. La empresa checa obsesionada por la aerodinámica a niveles nunca antes vistos, creó auténticas maravillas como el Tatra T87 o el Tatra T603, una berlina muy lujosa, reservada para las élites del Partido Comunista y que se fabricó hasta 1975.

Hubo algunos intentos para crear un sustituto, pero finalmente no cuajaron y desde 1999 no fabricaron un solo coche más (se limitaron a producir camiones y maquinaria). Pero ojo, que ahora nos llegan noticias desde la República Checa que nos cuentan que los dueños de Tatra están barajando la idea de lanzar el primer coche de la marca en el siglo XXI.

Según el periódico económico checo Ekonom, si el proyecto recibe la luz verde, el primer modelo de la marca revivida probablemente sea una réplica de un modelo clásico. Una de las posibilidades es que el nuevo vehículo se base en el T600 de 1948, ya que otros modelos más recientes todavía tienen una imagen negativa por su papel pasado como vehículos oficiales del régimen comunista.

Tatra T87 02

Al pesar de que la carrocería se inspire en un diseño retro el nuevo modelo utilizará tecnologías modernas bajo ella. Los detalles son escasos por ahora, pero se cuenta que Tatra podría contar con un chasis y un motor existentes de un fabricante de automóviles importante. Era de esperar, ya que los antiguos V8 de los Tatra clásicos eran refrigerados por aire, montados tras los pasajeros traseros (como el Volkswagen Beetle clásico, de hecho hubo denuncias por plagio en su día).

Lo que parece que no cambiará será su exclusividad, pues de aprobarse el Tatra del siglo XXI tendrá un precio en torno a los 100.000 €, colocándose entre lo más granado de las berlinas del segmento E. No hay información todavía de cuándo podría estar a la venta ese coche, pero algunas fuentes señalan que el vehículo podría ser exportado a los Estados Unidos gracias a la Ley de Vehículos de Bajo Volumen de 2015. Esperamos que se haga realidad y sigan apostando por sus diseños aerodinámicos.

Fuente: Ekonom
Vía Digital Trends

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta