Volvo Car Group ha comprado el fabricante sueco de coches deportivos y de competición Polestar, que a partir de ahora para se encargará de diseñar y producir los modelos de Volvo más radicales. El objetivo está muy claro: desafiar el liderazgo en este segmento de Mercedes-AMG, BMW M y los Audi RS.

Era algo de esperar, puesto que Volvo ya comercializa algunos modelos con la firma de del prepardor, como los S60 y V60 Polestar, gracias a un acuerdo de cooperación firmado en 2013… si bien antes ya colaboraban haciendo prototipos tan sobrecogedores como este.  Ahora la firma de origen sueco ha “decidido llevar esta experiencia a más conductores de Volvo, poniendo todos los recursos detrás del desarrollo de Polestar”, tal y como explica el presidente ejecutivo Hakan Samuelsson en un comunicado.

Volvo S60 y V60 5

Ver galeria (6 fotos)

Volvo sigue de esta forma a rivales como BMW y Mercedes-Benz en la oferta de versiones más deportivas de sus modelos de serie. Cinco años después de haber sido comprado por el grupo chino Zhejiang Geely Holding, el fabricante de automóviles sueco está revisando su línea de productos

El objetivo de impulsar sus ventas anuales globales desde los 500.000 coches que espera vender este año a 800.000 vehículos a finales de la década. El primer producto lanzado bajo el paraguas de Geely ha sido el Volvo XC90, un SUV premium que apuesta por la seguridad, y cuyos rasgos de diseño y tecnología irán llegando al resto de la gama.

Volvo no dio a conocer los detalles financieros del acuerdo, aunque sí conocemos que la compra no incluye la división de carreras de Polestar, que también colabora con Volvo pero quedará controlada por el propietario y CEO Christian Dahl.

Fuente: Volvo

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta