Hay trabajos poco agradables, pero imprescindibles para la sociedad. Uno de ellos, el de basurero, podría tener los días contados en cuanto este proyecto de Volvo vea la luz. Se trata de ROAR (Manejo de basuras autónomo por robots, que significan sus siglas en inglés), una idea del fabricante escandinavo junto a empresas y universidades de Suecia y los EE.UU.

El objetivo del proyecto es construir robots que ayuden a los operadores de camiones de basura, haciendo todo el trabajo pesado, recogiendo y vaciando cubos de basura. Volvo nos cuenta que la Universidad de Penn desarrollará los gráficos, sistemas de comunicación y panel de control para el conductor del camión, estudiantes de la Universidad Chalmers crearán en el sistema operativo, la Universidad Mälardalens diseñará el robot y la empresa de eliminación de residuos Renova se hará cargo del propio vehículo.

recogida basura
Basurero, profesión sin futuro

Los robots autónomos, que en la ilustración que facilita la marca nos recuerdan a humanoides en segway, seguirán las instrucciones que dicta el sistema operativo del camión, supervisados por el conductor del mismo. Recogerán los cubos de basura en la acera, los llevarán al camión y los vaciarán, siempre procurando mantener los niveles de ruido al mínimo.

Volvo asegura que esta tecnología autónoma podría aplicarse en muchas más áreas y que la recogida de basuras es sólo el comienzo. “Dentro de Volvo prevemos un futuro con más automatización”, dice el líder del proyecto Per-Lage Götvall. “Este proyecto es una forma de estirar la imaginación y probar nuevos conceptos para dar forma a las soluciones de transporte futuras”.

Está previsto que la tecnología se pruebe por primera vez en junio de 2016. No se ha anunciado los planes que vendrán después, pero el siguiente paso en la automatización podría ser quizás deshacerse de la intervención humana utilizando un camión autónomo. Ya hemos conocido prototipos de camiones autónomos y Volvo prueba también vehículos autónomos en Suecia, por lo que no es descabellado.

Fuente: Volvo

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta