Este nuevo sedán se presenta en sus diferentes versiones, Kinetic, Momentum y Summum, con cuatro tipos de motor. Para el S60 2.0T de gasolina, viene con un 2.0L de 203 CV, turboalimentado, 4 cilindros y transmisión manual de 6 velocidades o Automática Powershift, también de 6 velocidades. El S60 T6 AWD (gasolina) hace su aparición derrochando energía, con un motor deportivo de 3.0L, 304 CV, 6 cilindros en línea, turbo de doble desplazamiento y transmisión Geartronic de 6 velocidades.

Para las versiones diésel, el S60 D3 posee un motor turbo avanzado de 5 cilindros, 163 CV, common rail y dos tipos de transmisión: manual de 6 velocidades y automática Geartronic de 6. Los modelos S60 D5 y S60 D5 AWD son la versión diésel más deportiva, con motores de 2,4L, doble turbodiésel, 5 cilindros, common rail y ,también, disponibles con dos tipos de transmisión: manual de 6 velocidades para el D5 o automática Geartronic de 6 velocidades para D5 y D5 AWD. Hay que destacar, sin embargo, que las versiones diésel del S60 ofrecen un ahorro superior en cuanto a consumo y menos emisiones de CO2.

Su refinada estética está complementada por unos accesorios exteriores que incluyen moldura paragolpes delantera y trasera con tubos de escape visibles (uno o dos, según el tipo de motor), listones laterales y parrilla frontal decorativa en acabados de aluminio mate. El toque deportivo corresponde al discreto spoiler trasero que, además, contribuye en un mejor rendimiento del automóvil.

Al igual que muchos de los modelos que están saliendo actualmente al mercado, el S60 dispone de cámara de control de distancia de aparcamiento y visión de zona ciega frontal. Situada en la rejilla, esta cámara permite obtener un campo de visión de 180º de la zona frontal. Para maniobras en espacios limitados o aparcamientos, la imagen que aparece en la pantalla del conductor resulta muy eficiente y de gran ayuda.

Galería de fotos del Volvo S60:

Ver galeria (3 fotos)

3 COMENTARIOS

Deja una respuesta