El presidente ejecutivo de Volvo, Hakan Samuelsson, ha manifestado que la actual generación de motores diésel podría ser la última del fabricante de automóviles, y que en su lugar, la compañía se centrará en la producción de vehículos eléctricos e híbridos. Además, Samuelsson ha querido dar crédito a Tesla por el crecimiento de demanda que han experimentado los vehículos eléctricos en los últimos años.

“En las circunstancias actuales, no desarrollaremos una nueva generación de motores diésel” declaró Samuelsson al diario regional alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung. Sin embargo, el presidente también dejó claro que los motores diésel seguirán desempeñando un papel importante en los próximos años. Este tipo de combustible ayudará a la compañía a cumplir con los objetivos de reducir las emisiones de sus vehículos, puesto que todavía son más eficientes que los motores de gasolina tradicionales.

El director de Volvo señaló que la normativa de emisiones en Europa les está empujando a ser más agresivos en el desarrollo de motores eficientes, y que los coches de propulsión eléctrica serán necesarios después de 2020. El director ya había declarado anteriormente que la estricta regulación de contaminación elevará el precio de los automóviles diésel hasta el punto en el que los híbridos y los híbridos enchufables se convertirán en la alternativa más atractiva. Samuelsson insinuó que podrían detener la producción de motores diésel para el año 2023.

Además, la compañía sueca agradeció a Tesla el haber aumentado el interés de los conductores en vehículos eléctricos. “Tenemos que reconocer que Tesla ha logrado ofrecer un coche por el que la gente está haciendo cola, y en esta categoría también debe haber espacio para nosotros” declaró Samuelsson.

El fabricante de automóviles sueco lanzará su primer coche eléctrico en 2019 con un precio de entre 30.000 y 35.000 euros, y ya han confirmado que planean fabricarlo en China y exportarlo globalmente. Este vehículo se construirá sobre la nueva plataforma modular de coches eléctricos de Volvo (MEP), que aparentemente se convertirá en el foco de desarrollo de la compañía.

Fuente – Frankfurter Allgemeine Zeitung

1 COMENTARIO

Deja una respuesta