Aunque a muchos nos ha enamorado el diseño del Volvo Concept Estate, la marca sueca llevará al Salón de Ginebra novedades mucho más interesantes que veremos en la calle mucho antes. Entre ellas, la nueva generación de motores Drive-E que se caracterizan por una elevada potencia un consumo muy bajo.

El encargado de estrenar las nuevas mecánicas es el Volvo V40 D4 Drive-E, que se convertirá en uno de los compactos diésel más atractivos del merado. Este propulsor diésel ofrece 190 CV y 400 Nm de par… y combinado con una caja de cambios manual de 6 relaciones, homologar un consumo medio de tan sólo 3,3 litros/100 km y unas emisiones de apenas 85 g/km de CO2.

Volvo V40 D4 drive-e 2014 07

Las cifras son espectaculares. Tal como comenta el comunicado de la firma sueca, el V40 ofrece alrededor de 80 CV más con el mismo nivel de emisiones de un motor de 110 CV (apuntan al Volkswagen Golf Bluemotion sin citarlo). Resultará un coche perfecto para alguien que realice muchos kilómetros sin familia y sin mucho equipaje (el gran hándicap de este coche es su limitado maletero, como vimos en la prueba del Volvo V40).

La familia de motores Drive-E contará con varios integrantes. De momento, el V40, el primer modelo en incorporarlos ofrecerá dos variantes: el T5 de gasolina con 245 CV y el D4 turbodiésel con 190 caballos de potencia, ambos combinados con el cambio manual de seis velocidades (mejorado en busca del máximo ahorro de combustible) o con una caja de cambios automática de ocho velocidades con levas en el volante para poder cambiar manualmente.

Volvo V40 D4 drive-e 2014 05

El motor turbodiésel D4 de 190 caballos ofrece una cifra de par de 400 Nm. Este motor goza de la última tecnología, como demuestran sistemas como el i-ART, capaz de monitorizar individualmente la presión en cada inyector, lo que  asegura de que se inyecta la cantidad ideal de combustible durante cada ciclo de combustión. La presión del sistema common-rail llega a alcanzar las 2.500 bares, lo que da buena cuenta del nivel de este motor, el primero de una nueva familia de propulsores ultra-eficientes.

Con esta tecnología, el D4 V40 logra un consumo de combustible de 3,3 l/100 km, lo que corresponde a unas emisiones de CO2 de 85 g/km. El V40 Cross Country, por su parte, sólo gasta 4,0 l/100 km (104 g/km) con la caja de cambios manual. En cuanto al motor de cuatro cilindros de gasolina y 245 caballos, ofrece un par de 350 Nm y un consumo de combustible, con la caja automática de 8 velocidades de 5,8 l/100 km (136 g / km).

Y esto es solamante el principio, porque tras las dos carrocerías del Volvo V40, a partir de mayo, esta gama de motores Drive-E llegará al resto de modelos salvo el XC90.

Fuente: Volvo
Galería de fotos:

Ver galeria (10 fotos)

3 COMENTARIOS

Deja una respuesta