Un sistema creado por una empresa estadounidense puede parar un coche a distancia a través de un GPS instalado, para que éste no circule más hasta que vuelva a ser habilitado. Tan fácil como apretar un botón en el móvil o en el ordenador. Y ya son dos millones de coches los que llevan instalados dispositivos para que dejen de andar en el momento que la empresa lo decide.

Una gran mayoría de la gente que compra un coche, lo hace con algún tipo de crédito y tarda un tiempo en acabar de pagarlo. Y por circunstancias de la vida o problemas diversos, hay casos en los que los compradores son incapaces de seguir pagando un coche y por tanto estén dando uso al vehículo sin tener los pagos al día. Puede que haya incluso algún caso en el que no lo paguen a propósito, como Corea del Norte y su deuda millonaria con Volvo.

ahorro dinero¿Y cómo funciona? Ellos venden sus servicios a entidades financieras que prestan dinero para la compra de coches, por lo que si alguien no paga el dinero que debe sólo tienen que comunicarlo para que, en un abrir y cerrar de ojos, el coche no vuelva a arrancar, hasta que esté con todos los pagos al día. Ya se han parado coches mientras se estaba de compras en el centro comercial, estando aparcado en casa o en el trabajo. Alguno incluso parado en un semáforo y otro mientras circulaba por la autopista.

Las aplicaciones de este sistema son aplicables tanto para financieras como para muchas de las compañías de alquiler de coches. Aunque de la controversia no se libra nadie, porque ¿y si te paran el coche mientras ibas a devolverlo o a pagar lo que debías, y sin él no puedes hacerlo? Existirán mil casos diferentes, cláusulas abusivas…y un largo etcétera de discusiones que pueden crear estos sistemas. O incluso que pueda causar un accidente a la hora de parar un coche… También es cierto que podría bajar el coste de los préstamos a quienes optasen por un servicio así. De momento ahí está y en Estados Unidos ya funciona.

Vía: Techspot

1 COMENTARIO

  1. He pensado muchas veces en esto con aplicaciones de seguridad vial. Si un coche que no es de carreras no debe circular bajo ninguna circunstancia más rápido que a 120, 130, o 140 por dar margen, por qué no se limita por ley para que cese la inyección cuando se llega a esas velocidades? Con las centralitas es mero trámite… O bien, por qué no manda aviso el propio coche, y nos ahorramos radares? Eso evitaría que fuesemos así de cretinos de levantar el pie cuando sabemos que se acerca un radar. Los radares no sirven, si de lo que se trata es de que vayamos a cierta velocidad en todo momento. Los camiones o buses llevan tacómetro que la guardia civil puede exigir. Con lo fácil que es en los coches con centralita, leerlo vía bluetooth…

Deja una respuesta