Por fin. Alfa Romeo vuelve a la carga. La marca de Milán tiene detrás una historia tan longeva y llena de éxitos que pocos (menos aún los alfistas de siempre) entendían el ostracismo en la que estaba sumida en la última época. Era uno de los pilares del Plan de producto de Grupo Fiat 2014-2018 y por fin (con algo de retraso), llega a nuestro mercado el primero (Alfa Romeo 4C aparte) de esos productos, el Alfa Romeo Giulia. Una berlina media que significa no sólo el presente de la firma italiana, sino también el futuro, ya que es el primero de ocho productos que están por llegar en los próximos cuatro años.

Acudimos raudos al Palacete de los Duques de Pastrana, donde la firma italiana montó un museo donde relucían algunos de los modelos más emblemáticos que la marca ha creado a lo largo de sus 106 años de historia. Entre ellos, el Alfa Romeo Targa Florio de 1924, el Alfa Romeo 6C 1750 GT, el Giulia TZ de 1963 o el Alfa Romeo Montreal de 1971. Unos modelos que se identifican a la perfección con el ADN de Alfa Romeo que quiere ahora repetir el Giulia.

Alfa Romeo Giulia 2.2 180 CV 2016 prueba 34

Una vez terminado el recorrido al museo, era el momento de probar el Alfa Romeo Giulia, una berlina que enamora a primera vista por su diseño elegante a la vez que deportivo, en el que ha participado Lorenzo Ramaciotti, el mismo que diseñó el Maserati Gran Turismo. ¿Pero será capaz de hacer frente a modelos tan consolidados en el mercado como las berlinas medias alemanas? Tuvimos un pequeño contacto para descubrirlo

Exterior

Desde que conocimos las primeras imágenes estábamos ansiosos de poder estar junto a esa carrocería de 4.643 mm de largo, 1.860 mm de ancho, 1.436 mm de alto, de forma atlética, un techo descendente, el corte vertical del capó y sus cortos voladizos. Consigue un gran coeficiente aerodinámico de 0,25 Cx y puede elegirse en tres colores pastel, blanco, negro y rojo Alfa y ocho colores metalizados.

Alfa Romeo Giulia 2.2 180 CV 2016 prueba 01

En el frontal se incorpora la calandra triangular invertida, seña de identidad de la firma italiana desde los tiempos del Alfa 1900, así como un paragolpes que incorpora dos tomas de aire horizontales. Los faros de mirada cabreada incorporan luz diurna tipo LED en forma de ceja. Para las ópticas principales se cuenta, en las versiones básicas, con faros convencionales halógenos y xenon como alteranativa dentro del equipamiento opcional. Por ahora, nada de faros full LED.

Alfa Romeo Giulia 2.2 180 CV 2016 prueba 18

En la vista lateral, clasica de las berlinas de tres volúmenes, se aprecia como la línea de diseño acaba en la puerta trasera, dando lugar a un paso de rueda posterior muy musculoso, como buen tracción trasera que es. El corte de las ventanas está inspirado en antiguos modelos de la marca, con un pilar A muy fino, un techo curvo y un pilar C con ADN Alfa. El corte de la puerta trasera nos sonaba de algo, y es que guarda cierto parecido al modelo Alfetta de 1972.

Alfa Romeo Giulia 2.2 180 CV 2016 prueba 02

La zaga incorpora unas ópticas en forma de triángulo invertido al más puro estilo Maserati (ahí se nota la mano de Lorenzo Ramaciotti) que cuentan con tecnología LED parcial. Sobre el portón del maletero hay una ligera prominencia para aumentar la carga aerodinámica, en la parte alta hay una antena con forma de aleta de tiburón… pero sin duda el gran protagonista en la zaga es el prominente paragolpes, con la zona más baja en plástico negro, donde se ubica la doble salida de escape.

Interior

Alfa Romeo Giulia 2.2 180 CV 2016 prueba 13

Una vez accedes al interior te das cuenta que la marca ha desarrollado el producto pensando en el conductor, con una posición de conducción muy cómoda y con una consola central ligeramente orientada hacia el puesto del piloto, para facilitar el manejo de los mandos y dar como resultado un habitáculo muy acogedor.

Soberbio el diseño del volante, deportivo de tres radios rematado en cuero de gran tacto. Integra botones para controlar difrerentes apartados del coche sin soltar las manos y entre ellos destaca la presencia del botón de encendido, un detalle reservado a coches deportivos.

Alfa Romeo Giulia 2.2 180 CV 2016 prueba 06

Tras el volante hay un cuadro de instrumentos de dos relojes que flanquean una pantalla en color (en función del acabado, de 3,5 o 7 pulgadas) que ofrece un completo ordenador de viaje con diferentes informaciones.

En general diseño del interior es algo sobrio, se prescinde de botones y superficies de control para dar paso a una pantalla de infoentretenimiento de 8,8 pulgadas integrada en el salpicadero con navegador 3D (los acabados más sencillos cuentan con una de 6,5 pulgadas), la cual se maneja a través de una ruleta con sistema de reconocimiento táctil, al más puro estilo BMW. Los menús son muy intuitivos y los gráficos de la pantalla más alta de gama, a la altura.

Alfa Romeo Giulia 2.2 180 CV 2016 prueba 16

A su lado está el Alfa DNA, el selector de modos de conducción de la firma que cambia el comportamiento dinámico del vehículo en función  del conductor: dinámico, natural, eficiencia avanzada (este último nuevo). Actúa sobre los parámetros del motor y adapta las respuestas de acelerador, freno, volante, motor…

Los materiales empleados son buenos, pero se quedan por debajo de los que emplean las marcas alemanas premium. También percibimos que algunas piezas podrían encajar mejor entre ellas. Esperamos que se trate de problemas de las primeras unidades fabricadas y a medida que vayan aumentando la producción mejoren.

Alfa Romeo Giulia 2.2 180 CV 2016 prueba 11

Si hablamos de habitabilidad, el nuevo Giulia no destaca por ser un coche excesivamente amplio, a pesar de su gran distancia entre ejes de 2.850 mm. Si bien los asientos delanteros son muy amplios y cómodos, al tiempo que sujetan extraordinariamente bien el cuerpo, las plazas traseras son algo justas.

Alfa Romeo Giulia 2.2 180 CV 2016 prueba 03

Para personas como yo (1,85 metros) se pueden llegar a hacer algo incómodas en trayectos largos. Sobre todo la plaza central trasera (recordemos que es un modelo de propulsión) que resta espacio para los pies a quien la ocupe. Para gente de menor estatura son suficientemente

Maletero

Alfa Romeo Giulia 2.2 180 CV 2016 prueba 07

La capacidad del maletero se ve afectada por el estrechamiento en la parte más próxima a los respaldos de los asientos traseros, que impide aprovechar al cien por cien el espacio. Con 480 litros de capacidad se queda lejos de los puestos de cabeza del segmento D. Además, la boca de carga queda un poco alta.

Equipamiento

Ya habíamos hablado de los tres niveles de equipamiento del Alfa Romeo Giulia. Desde el más básico (Giulia), cuenta con sistema aviso de colisión frontal (FCW) con freno autónomo de emergencia (AEB) y reconocimiento de peatones, el sistema de frenos integrado (IBS), aviso de abandono del carril (LDW) y control de velocidad de crucero. Redondeando el nivel de acabado se encuentran las características de estilo y funcionales, tales como llantas de aleación de 16”, control de climatizador de doble zona, Alfa™ DNA y sistema de infoentretenimiento con pantalla Connect 6.5″.

Alfa Romeo Giulia 2.2 180 CV 2016 prueba 19

Nuestra unidad, con acabado Super, cuenta con la tapicería de tela y de cuero en tres colores, acabado interior específico, llantas de aleación de 17 pulgadas y doble salida de escape. Contaba con mejoras como el Pack Sport (que le da un aire deportivo) o el Pack Driver Assistance, con más sistemas de ayuda a la conducción.

Por encima se sitúa el Giulia Quadrifoglio Verde, exclusivo con el motor de gasolina de 510 CV y 2,9 litros V6 BiTurbo combinado con caja de cambios manual de 6 velocidades, el culmen de la deportividad. s capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 307 km/h. Además, y a pesar de ser un coche muy potente, cuenta con un consumo “ajustado” de 8,5 l/100 km gracias al sistema de desactivación de cilindros, que desconecta tres de los seis cilindros para reducir gasto y emisiones.

Alfa Romeo Giulia 2.2 180 CV 2016 prueba 20

De todos modos, puedes ya encontrar el mejor precio del Alfa Romeo Giulia en concesionarios oficiales de la marca de toda España, así como configurar todos sus opcionales y extras, en nuestra sección de coches nuevos.

Motor

La unidad que probamos montaba el motor diésel 2.2 JTDM con 180 CV (uno de los tres motores diésel disponibles), el primero que la firma construye totalmente en aluminio. Tiene cuatro cilindros en línea, cuenta con un sistema de inyección de última generación con tecnología MultiJet II e inyección repetitiva selectiva (IRS) y un turbocompresor de geometría variable de accionamiento eléctrico.

Alfa Romeo Giulia 2.2 180 CV 2016 prueba 17

Este nuevo motor diésel cuenta con dos versiones, este con 180 CV a 3.750 rpm (y 450 Nm de par máximo a 1.750 rpm) y 150 CV a 4.000 rpm (Nm a 1.500 rpm). Se asocian con una caja de cambios manual de 6 velocidades o con la nueva transmisión automática de 8 velocidades. Más adelante llegará la versión de acceso con una potencia de 136 CV.

Con un peso en vacío de 1.374 kg para la versión diésel de 2.2 litros y 180 CV, el Alfa Romeo Giulia asociado a esta mecánica cubre el 0 a 100 km/h en 7.2 segundos y alcance una velocidad máxima de 230 km/h. No hubo tiempo suficiente para medir consumos, pero anuncia unconsumo urbano de 5.3 l/100 km, un consumo extra urbano de 3.5 l/100 km y un consumo mixto de 4.2 l/100 km.

Comportamiento

A pesar de que la prueba no fue demasiado larga, fue tiempo suficiente para enamorarnos más si cabe de esta increíble berlina. Una vez arrancamos el coche por botón nos dimos cuenta de la buena insonorización del interior, gracias al uso de la técnica Sandwich que alterna una capa de goma entre el acero para filtrar las vibraciones y que también mejora la resistencia estructural.

Hablando de estructura, cabe decir que la plataforma del nuevo Alfa Romeo Giulia, compuesta por acero de alta resistencia y aluminio, es completamente nueva. Por ahora no la comparte con ningún otro modelo del grupo FCA.

Alfa Romeo Giulia 2.2 180 CV 2016 prueba 24

La mecánica empuja desde muy abajo y recupera de una forma excelente de modo muy lineal y suave. Pero es cuando le exigimos un poco cuando salen a relucir sus cualidades. Quizá la diferencia entre los distintos modos no es muy notable, pero el CDC, un sistema que actúa de cerebro y que define en todo momento cómo se tiene que comportar el vehículo en función del modo de conducción seleccionado, actúa a la perfección, actuando de forma más “explosiva” al alterar los parámetros. El cambio manual de seis velocidades es muy suave, con recorridos cortos, nos pareció extraordinario.

Nos llamó la atención lo rápida y directa que era la dirección, ya apenas hay que girar el volante para adentrarse en una curva (tiene la relación de dirección más directa del segmento, 11.8). Unido a su suspensión de tarado deportivo, pero que filtra muy bien las irregularidades del firma hacen que el Giulia circule sin compromisos de forma estable aunque vayas rápido.

Alfa Romeo Giulia 2.2 180 CV 2016 prueba 25

Cuenta con el nuevo esquema de suspensión patentado AlfaLink. Los brazos dobles delanteros con eje de dirección semivirtual mantienen las ruedas delanteras en una posición perfectamente perpendicular con respecto al suelo, incluso en situaciones de conducción rápida en curvas, reduciendo el subviraje. En la zaga, los 4 brazos y medio proporcionan un excelente agarre lateral máximo.

Veredicto coches.com

Desde luego, el Alfa Romeo Giulia cumple con creces para quien busque un coche dinámico a rabiar. Haber regresado a la tracción trasera  ya suponía una declaración de intenciones, pero su distribución de pesos, el esquema de suspensiones y dirección son de lo mejor del segmento.

Alfa Romeo Giulia 2.2 180 CV 2016 prueba 26

Le falta quizá unos acabados algo mejores y esperamos que los fallos en los ajustes entre piezas sean tan sólo un defecto de juventud. El precio base es también algo elevado, quizá pensando en posicionar a la marca donde su historia le demanda: en lo más alto de las premium, a la altura de los Mercedes, Audi y BMW que dominan el segmento… y seguro que los concesionarios apostarán por descuentos en el arranque de la comercialización.

Cuenta con algunas lagunas de equipamiento (ahí algunas de las berlinas generalistas que han pasado por nuestra sección de pruebas, como el Ford Mondeo, Peugeot 508 o el Volkswagen Passat puede robarle ventas), pero podrán ir subsanándose también con el paso del tiempo.

 

Lo mejor

  • Dinámica de conducción, con suspensiones y dirección sobresalientes.
  • Diseño exterior muy conseguido
  • Motor muy capaz y de baja sonoridad.

Lo peor

  • Habitabilidad en plazas traseras y equipamiento.
  • Lagunas de equiamiento en comparación con rivales.
  • Ajustes entre piezas no a la altura de su precio.

Galería de fotos:

Ver galeria (35 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta