BMW con el Serie 4 Gran Coupé sigue adelante con su completo plan de reestructuración de modelos y denominaciones con esta tercera entrega (tras las variantes Coupé y el Cabrio). Se une de esta forma a la creciente moda de los coupés de 4 puertas añadiendo, además, un gran portón trasero perfectamente integrado en su bella silueta.

Nuestro compañero Luis Ramos ya os contó hace algunas semanas sus primeras impresiones en la presentación estática que organizó en Madrid la marca germana, donde también estaba presente el BMW X4. Pero en esta ocasión nos habían citado en su sede central para que pudiésemos catar durante un buen puñado de kilómetros este nuevo BMW Serie 4 Gran Coupé, a lo que habría que sumar alguna sorpresita adicional…

BMW_Serie_4_Gran_Coupe_06Es posible que tantas variantes creen una cierta confusión entre los clientes finales, pero de lo que la firma alemana trata es diversificar al máximo su oferta para que éstos puedan elegir la que mejor se adapte a sus necesidades.

La Serie 4 vio la luz a finales del año pasado, dentro de esa nueva política de la marca de denominar con series pares a las carrocerías de tipo coupé. Siendo el primero en aparecer el Serie 4 Coupé, que hereda todo el dinamismo de la anterior generación del Serie 3 Coupé, pero llevándolo a cotas más altas, si cabe, siendo su máxima expresión el espectacular BMW M4 Coupé.

BMW_Serie_4_Gran_Coupe_10Poco tiempo después, a principios de este 2014, llegaría el BMW Serie 4 Cabrio, también sucesor del Serie 3 Cabrio, que ya tuvimos ocasión de probar para vosotros el año pasado. Un precioso convertible con techo duro metálico y de accionamiento eléctrico, cuyo nivel más alto de deportividad se alcanza también con la correspondiente versión BMW M4 Cabrio.

Y parece que ha llegado el momento de presentar una tercera variante, el BMW Serie 4 Gran Coupé, que sigue la tendencia marcada en su momento por su hermano mayor el Serie 6 Gran Coupé, precursor de este tipo de carrocería. Se trata de un modelo que pretende reunir en un mismo vehículo la practicidad y elegancia de una berlina del segmento D Premium con la deportividad de un coupé, mezclándose, para lograrlo, las mejores características del Serie 3 al se le añaden los rasgos más representativos del nuevo Serie 4.

BMW_Serie_4_Gran_Coupe_02Aunque pudiera parecer lo contrario el BMW Serie 4 Gran Coupé mide lo mismo que la versión Coupé, tanto en longitud (4,638 metros) como en anchura (1,825 metros), resultando idéntica también la batalla (2,810 metros). Donde sí hay una ligera diferencia es en la cota de altura, que aumenta en la versión que hoy probamos en poco más de 12 milímetros (1,389 metros), además de un techo que se prolonga hacia atrás 112 milímetros adicionales.

A pesar de encontrarse estacionadas costado con costado varias unidades de ambas variantes en el parking exterior de la firma alemana, listas para nuestra prueba, era imposible apreciar esas mínimas diferencias a no ser que contáramos con la ayuda de un metro.

BMW_Serie_4_Gran_Coupe_03El frontal resulta calcado al de la variante de dos puertas y del Cabrio, destacando en él sus faros alargados, sus típicos riñones ensanchados y un prominente capot. Lo que sí resulta más evidente a simple vista es la menor inclinación de la parte posterior, que desciende suavemente hasta la zaga, disimulando de forma magistral su gran portón.

BMW_Serie_4_Gran_Coupe_05En la vista lateral nos ha llamado poderosamente la atención cómo, gracias a un estudiado diseño, y sin modificar las cotas generales (como ya hemos comentado) se han integrado las puertas adicionales sin perder la fuerza y el carácter del coupé, pero ganando muchos enteros en lo que a practicidad se refiere.

BMW_Serie_4_Gran_Coupe_04En la parte posterior nada nos haría indicar que no nos encontramos ante la versión Coupé, y sólo si nos fijamos mucho caeremos en la cuenta de la presencia de un portón trasero de grandes dimensiones, perfectamente integrado y disimulado, que no disminuye un ápice la deportividad del conjunto pero que, una vez abierto, facilita un mejor acceso al maletero.

Y ya que mencionamos el maletero, cabe destacar que su capacidad es de 480 litros, es decir, exactamente la misma cifra que ofrece el BMW Serie 3 berlina, lo que a su vez implica 35 litros más que la versión Coupé y 110 litros más que el Cabrio. Si aun así no fueran suficientes, siempre se pueden abatir los respaldos de los asientos posteriores en una proporción 60/40 (de serie) o bien 40/20/40 (opcionalmente), hasta alcanzar un volumen total de 1.300 litros.

BMW_Serie_4_Gran_Coupe_21Por lo que a las motorizaciones respecta, os mostramos los principales datos de los modelos movidos por gasolina, en la siguiente tabla:

  420i 428i 435i
Arquitectura 4 cilindros en línea 4 cilindros en línea 6 cilindros en línea
Disposición longitudinal longitudinal longitudinal
Cilindrada 1.997 cm3 1.997 cm3 2.979 cm3
Potencia 184 CV (5.000 – 6.250 rpm) 245 CV (5.000 – 6.500 rpm) 306 CV (5.800 – 6.400rpm)
Par 270 Nm (1.250 – 4.500 rpm) 350 Nm (1.250 – 4.800 rpm) 400 Nm (1.200 – 5.000 rpm)
Velocidad máxima 236 km/h 250 km/h 250 km/h
Aceleración 0-100 km/h 7,5 segundos (7,6)* 6,1 segundos (6,0)* 5,5 segundos (5,2)*
Consumo medio 6,4 l/100km (6,1)* 6,6 l/100km (6,3)* 8,1 l/100km (7,6)*
Emisiones CO2 149 g/km (142)* 156 g/km (149)* 189 g/km (178)*

* Entre paréntesis los datos correspondientes a las versiones equipadas con cambio automático secuencial.

Todas estas variantes tienen la opción de incorporar la tracción total X-drive y, además, están disponibles tanto con la caja manual de 6 velocidades como con la magnífica caja automática secuencial Steptronic de 8 relaciones.

BMW_Serie_4_Gran_Coupe_16En cuanto a los propulsores diésel, éstas son las 4 opciones:

  418d 420d 430d 435d
Arquitectura 4 cilindros en línea 4 cilindros en línea 6 cilindros en línea 6 cilindros en línea
Disposición longitudinal longitudinal longitudinal longitudinal
Cilindrada 1.995 cm3 1.995 cm3 2.993 cm3 2.993 cm3
Potencia 143 CV(4.000 rpm) 184 CV(4.000 rpm) 258 CV(4.000 rpm) 313 CV(4.400 rpm)
Par 320 Nm(1.750 – 2.500 rpm) 380 Nm(1.750 – 2.750 rpm) 560 Nm(1.500 – 3.000 rpm) 630 Nm(1.500 – 2.500 rpm)
Velocidad máxima 213 km/h 236 km/h (231 km/h)* 250 km/h 250 km/h
Aceleración 0-100 km/h 9,2 segundos (9,1)* 7,7 segundos (7,5)* 5,6 segundos 4,8 segundos
Consumo medio 4,5 l/100km (4,5)* 4,7 l/100km (4,6)* 5,1 l/100km 5,6 l/100km
Emisiones CO2 121 g/km (121)* 124 g/km (121)* 134 g/km 146 g/km

* Entre paréntesis los datos correspondientes a las versiones equipadas con cambio automático secuencial.

BMW_Serie_4_Gran_Coupe_14También pueden equiparse todas estas variantes con la tracción total X-drive (a excepción de la de acceso a la gama, el 418d), montándose de serie en los 430d y 435d. Por lo que a las transmisiones respecta es posible disfrutar tanto de la caja de cambios manual de 6 relaciones como de la automática secuencial Steptronic de 8 marchas (aunque las dos versiones más potentes ya la incorporan de serie).

Para complementar la atractiva oferta de este nuevo Gran Coupé, BMW ha dispuesto varias líneas de equipamiento con las que el usuario puede personalizar el vehículo y hacerlo más suyo:

BMW_Serie_4_Gran_Coupe_12

–    Línea Sport: aporta un toque de deportividad, que se suma a la elegancia propia de este modelo, con diversos elementos en color negro brillante, llantas específicas, detalles en la carrocería, o guarnecidos interiores.

–    Línea Luxury: contribuye a dotarle de una elegancia aún más acusada, con exclusivos detalles cromados, llantas de diseño o tapicerías de alta calidad.

–    Línea Modern: con atractivos elementos en acabado aluminio satinado e interiores claros que contribuyen a realzar la modernidad y luminosidad del conjunto.

–    Paquete deportivo M: para conseguir alcanzar las máximas dosis de deportividad.

BMW_Serie_4_Gran_Coupe_08Pero si aún no es suficiente para ti y quieres lograr un modelo verdaderamente único, que se ajuste totalmente a tus gustos personales, no tienes más que recurrir a BMW Individual, donde podrás acceder a los mejores materiales, acabados y detalles de diseño, además de un completo catálogo de accesorios originales BMW.

Estos son los precios recomendados de venta al público:

Gasolina
420i 39.350 €
420i xDrive 41.950 €
428i 44.350 €
428i xDrive 46.950 €
435i 55.650 €
435i xDrive 58.250 €
Diésel
418d 39.950 €
420d 42.350 €
420d xDrive 44.950 €
430dA 51.450 €
430dA xDrive 54.050 €
435dA xDrive 60.650 €

BMW_Serie_4_Gran_Coupe_11Pero vamos a lo que estábamos esperando, y es que había llegado el momento de ponernos a los mandos de este nuevo hibrido entre coupé y berlina. Nos decantamos por el Gran Coupé 420d (con toda seguridad la motorización más vendida), aunque en esta ocasión la unidad elegida montaba la tracción total xDrive, y contaba con línea de equipamiento Sport, estando pintado en una bonita tonalidad Midnight Blue.

BMW_Serie_4_Gran_Coupe_18En cuanto ocupamos el puesto de conducción todos sus elementos principales nos resultan conocidos. Las plazas delanteras son exactamente iguales al resto de los modelos de la gama, con todos los mandos y elementos de control agrupados en torno al conductor para facilitarle al máximo su labor. El interior ha perdido en gran parte la sobriedad que caracterizaba a las generaciones anteriores y presenta un diseño mucho más alegre y dinámico, pero no por ello carente de los más altos estándares de calidad y ajustes milimétricos.

BMW_Serie_4_Gran_Coupe_19Las principales diferencias con lo hasta ahora conocido atañen a las plazas traseras donde, aparte de la facilidad de acceso que suponen las puertas laterales, encontramos tres asientos, en lugar de los dos ofrecidos por sus hermanos, si bien esa plaza central se debería usar sólo para trayectos cortos y ocasionales o bien por personas de complexión menuda.

Tras iniciar la marcha los primeros instantes transcurrirán por las vías de circunvalación de la capital de España, camino de la A3, siguiendo las indicaciones del completo navegador, mostradas en la gran pantalla que preside la consola central. En estas condiciones resulta sumamente sencillo y fácil de conducir y nos sentimos tan a gusto a sus mandos que, apenas transcurridos pocos kilómetros, parece que fuera nuestro coche de todos los días.

BMW_Serie_4_Gran_Coupe_30Una vez salimos a autovía, y logramos zafarnos del tráfico, es capaz de mantener con perfecta solvencia cruceros altos o de recuperar desde baja velocidad, cuando nos quedamos detrás de un camión en una larga subida y necesitamos ganar velocidad rápidamente. En ello tiene mucho que ver la entrega de potencia del propulsor diésel de 184 CV y 380 Nm de par máximo, junto a la rápida actuación del cambio automático Steptronic de 8 velocidades.

También nos sorprende la baja rumorosidad del motor, así como la casi total ausencia de ruidos aerodinámicos, a pesar de que las puertas no cuentan con marco (como ya ocurriera en el BMW Serie 3 GT), lo que permite disfrutar de un amena conversación con nuestro acompañante o escuchar música en el equipo de audio.

BMW_Serie_4_Gran_Coupe_32Tampoco podemos pasar por alto su frugalidad, con unos consumos de combustible que para sí quisieran muchos modelos compactos, gracias a la gestión realizada por la tecnología BMW EfficientDynamics, que incluso cuenta con un modo de navegación a vela (en el modo ECO PRO), que desconecta el motor de la transmisión en terreno llano o con ligera bajada para poder mantener la velocidad el máximo tiempo posible sin consumir apenas. Evidentemente en una prueba tan corta no pudimos obtener consumos reales que se aproximaran a las cifras homologadas, pero a pesar del alto ritmo impuesto no era raro ver consumos muy poco por encima de los 5 l/100 km.

La verdad sea dicha que el tiempo se nos pasa volando y ya casi hemos alcanzado nuestro destino intermedio de la jornada, en la ciudad de Cuenca. Aunque hubiésemos podido seguir muchos kilómetros más sin apreciar síntomas de cansancio por la perfecta postura de conducción, el mullido de los asientos o la confortable suspensión.

BMW_Serie_4_Gran_Coupe_22Como regalo de bienvenida, en La Ciudad Encantada, nos recibía uno de los modelos que los seguidores más racing de la firma bávara están esperando con anhelo: una preciosa unidad de BMW M4 Coupé (de la que os adjuntamos algunas fotografías) hacía que se nos pusieran los dientes largos (y no sólo por el hambre que traíamos, ya que se aproximaba la hora de comer…).

BMW_Serie_4_Gran_Coupe_23Su silueta baja y musculada, acompañada de enormes ruedas con imponentes frenos en su interior, las 4 salidas de escape, o el abultado morro, necesitado de aire (a tenor de las enormes aberturas de refrigeración) no hacían sino presagiar su inmenso poderío, procedente del motor de 6 cilindros en línea y 3 litros de cilindrada que, gracias a la tecnología BMW M TwinPower Turbo, es capaz de ofrecer nada menos que 431 CV y unas prestaciones de infarto.

BMW_Serie_4_Gran_Coupe_28El interior tampoco desmerece en absoluto, con unos asientos semi-bacquet en un llamativo color rojo, un volante deportivo M con pespuntes específicos, y grandes levas tras él, con la fibra de carbono de verdad proliferando por todo el habitáculo. Las sensaciones de estar subidos en un aparato muy gordo no hicieron sino aumentar exponencialmente cuando pudimos arrancarlo, su sonido bronco envolvió todo el recinto y un hormigueo recorrió nuestra espina dorsal a cada golpe de gas

BMW_Serie_4_Gran_Coupe_26Desafortunadamente el viaje de regreso no sería a sus mandos (¡otra vez será!), así que después de reponer fuerzas, optamos por otra unidad de BMW Serie 4, pero, en esta ocasión, en su variante Coupé y equipada con el mismo motor (el 420d), aunque con tracción trasera y línea de equipamiento Modern.

Para probarlo a conciencia decidimos alargar el recorrido de vuelta, perdiéndonos por las reviradas y solitarias carreteras de la serranía conquense, con todo tipo de asfaltos y curvas, bordeando los pantanos de Entrepeñas y Buendía.

BMW_Serie_4_Gran_Coupe_35A pesar de tratarse de una berlina de más de 4,5 metros de longitud se inscribe bien en las curvas, respondiendo rápidamente a nuestras indicaciones con el volante, a través de la dirección deportiva variable Servotronic.

El tarado de chasis y suspensiones que tanto alabamos en el recorrido por autovía (a falta de probar las versiones dotadas de suspensión M adaptativa), juega en su contra en este tipo de trazados. El ligero aburguesamiento hace que pierda ese tacto más inmediato que caracterizaba históricamente a los modelos de BMW. También es justo decir que nadie en su sano juicio va a dedicarse a hacer Rallies con un vehículo como el Serie 4 Coupé por este tipo de carreteras y que, precisamente, gracias a esa configuración llegamos totalmente descansados a la sede de BMW a pesar de los numerosos baches e irregularidades de los que disfrutamos.

BMW_Serie_4_Gran_Coupe_36A falta de poder realizar una de nuestras habituales pruebas a fondo a este BMW Serie 4 Gran Coupé, nos ha parecido una de las más bellas y atractivas formas de conjugar la deportividad con la distinción y la elegancia, todo ello entendido bajo el particular prisma de la firma germana, presentándose como la solución ideal para todos aquellos que no quieran renunciar a poseer una carrocería coupé pero que, al mismo tiempo, deseen contar con la practicidad de una berlina con portón trasero, sin por ello tener que recurrir a las variantes familiares.

Galería de imágenes:

Ver galeria (40 fotos)

 

2 COMENTARIOS

Deja una respuesta