Infiniti sigue desarrollando su ofensiva en Europa con un nuevo e interesante modelo. El Infiniti Q60 se trata de un coupé de dos puertas que sigue la estela del Infiniti G37 Coupé. Este modelo estuvo en el mercado entre 2007 y 2015 y se fue sin que se hubiera presentado su sucesor. Pero la marca tenía un as guardado bajo la manga y dio a conocer al Q60 Concept, el prototipo que ha tomado como base el nuevo modelo y que ya recibe la nueva nomenclatura de la marca.

Y volviendo al nuevo Infiniti Q60, hizo su debut en el pasado Salón de Detroit y hemos tenido que esperar más de un año para que llegase a nuestro país y poder probarlo. Este modelo no tratará de ser un superventas, en la marca lo definen como un “coche icónico con previsión de crecimiento”. Aún así tratará de quitar algunas ventas en el segmento de los coupés grandes a algunos rivales premium de la talla de los Audi A5BMW Serie 4Mercedes Clase C CoupéLexus RC.

Lo cierto es que Infiniti creció un 149% en España durante el pasado año 2016. Las claves en este aumento en sus ventas ha sido sin duda el reciente lanzamiento de los Infiniti Q30 e Infiniti QX30. En 2017 tienen el reto de alcanzar las 1.750 unidades vendidas, lo que supondría un crecimiento del 42%, una cifra que no está nada mal. Con el Infiniti Q60 son realistas y pretenden hacerse con un 3,4% del mercado, que viene a ser unas 100 unidades al año.

Exterior

Prueba Infiniti Q60

El diseño exterior del Infiniti Q60 es prácticamente igual que el que tenía el prototipo que lo adelantaba. Es la máxima expresión de la “elegancia potente” de la que hace gala la marca japonesa. Destaca en general por tener unas líneas muy marcadas que le dan un carácter agresivo. Alfonso Albaisa ha sido el diseñador que ha realizado este coupé que tiene como elemento principal la parrilla de doble arco que ha tenido presencia en la marca desde el Q50.

Tampoco se pueden dejar pasar detalles como los faros delanteros LED con un diseño afilado que se inspira en el ojo humano. En el lateral habrá detalles deportivos como las llantas de 19 pulgadas o las prominentes taloneras. La carrocería esculpida tiene muchos ángulos y la caída del techo con una luneta bastante inclinada. La línea lateral desemboca en un pilar C con una característica forma de media luna que llama bastante la atención.

Prueba Infiniti Q60

La zaga es algo más discreta pero tiene cierto encanto gracias al spoiler trasero o el difusor en color negro que integra las dos salidas del escape. Aunque en las fotos pueda parecer pequeño, el Infiniti Q60 se trata de coupé de dimensiones importantes con 4,69 metros de largo, 1,85 metros de ancho (sin retrovisores) y 1,39 metros de alto. Estará en la media del segmento en cuanto habitabilidad, como veremos más adelante.

Interior

Prueba Infiniti Q60

Nada más entrar al interior del Infiniti Q60 tenemos la sensación de que la tecnología y la calidad están a la altura. Es prácticamente idéntico al del Infiniti Q50 que ya probamos y destaca principalmente por el sistema de doble pantalla que ocupa la parte superior de la consola central. En la superior veremos la información relacionada con la navegación, mientras que en la inferior tendremos el resto del infoentretenimiento y la climatización.

Ambas son táctiles, aunque también tendremos una ruleta por detrás de la palanca de cambios para facilitar su uso. Lo cierto es que cuesta un rato familiarizarse con este sistema si no lo hemos usado antes. Es recomendable hacerlo en parado, ya que en marcha desviará demasiado nuestra atención. El volante tiene unas medidas y grosor óptimos, mientras que por detrás suyo vemos una instrumentación atractiva y con una pantalla a color entre las esferas de la velocidad y las revoluciones.

Prueba Infiniti Q60

La calidad ha sido otro de los puntos que nos ha gustado del Q60. Prácticamente todos los materiales de su interior son agradables al tacto y dan buenas sensaciones. Destacan sobre todo el cuero que recubre los asientos y el interior de las puertas, además de los guarnecidos del salpicadero. Si tenemos que poner un ‘pero’ probablemente serían los plásticos duros que rodean las dos pantallas en la consola central.

Está claro que un coupé con configuración 2+2 no tendrá una habitabilidad demasiado lograda. En las plazas delanteras no hay ningún problema, son amplias en todas las cotas y los ajustes eléctricos de asientos y volante nos ayudarán a encontrar la posición de conducción ideal. Las dos plazas traseras están divididas y su acceso será algo incómodo. Una vez dentro hay bastante espacio para las piernas, pero no tanto para la cabeza. A partir de 1,75 metros de estatura los pasajeros tendrán que ir algo recostados para no darse con la luneta.

Maletero

Prueba Infiniti Q60

El maletero del Infiniti Q60 tampoco será uno de sus puntos fuertes pues tiene 342 litros de capacidad. Esta cifra lo sitúa algo por debajo de la media de la competencia, hay que tener en cuenta que el Audi A5 tiene 465 litros y el BMW Serie 4 tiene 445 litros. La parte positiva es que tiene una boca de carga bastante ancha y que no habrá problema para meter el equipaje de dos personas.

La parte negativa son las formas irregulares del maletero. Según se va avanzando hacia el fondo se va estrechando y perdiendo practicidad. Esto se ha hecho para amoldarse a los asientos traseros y no quitarles espacio a estas plazas.

Equipamiento

Prueba Infiniti Q60

La gama del Infiniti Q60 está compuesta por solamente dos acabados. Quien opte por el motor 2.0t podrá escoger entre Premium y Sport, mientras que el motor 3.0 solo estará en con el acabado Sport. Hay muy pocas diferencias entre ambos en el exterior, sin embargo los cambios vendrán por dentro. El Premium incluye llantas de 19 pulgadas bitono, espejos retrovisores calefados de ajuste eléctrico, columna de dirección con ajuste manual de altura y profundidad, acabados interiores de aluminio y dirección asistida variable en función de la velocidad.

El Sport añadirá cosas interesantes como las llantas de 19 pulgadas en negro, levas en el volante, pedales y reposapiés de aluminio, acabados interiores de fibra de carbono, Steering Pack (dirección con sistema adaptativo y control de carril activo) o Ambient Pack (columna de la dirección con ajuste eléctrico, luz ambiental o memoria para el asiento del conductor). Su comportamiento vendrá mejorado en el motor 3.0 V6 gracias a la suspensión dinámica digital, frenos deportivos con pinzas en rojo o doble tubo de escape con terminaciones cromadas.

Motor

Prueba Infiniti Q60

El Infiniti Q60 solamente llegará a nuestro país con dos mecánicas de gasolina. Durante la presentación solamente tuvimos la oportunidad de probar una de ellas: el 2.0t de 211 CV. Este bloque de cuatro cilindros turboalimentado será el acceso a la gama con una potencia de 211 CV y 350 Nm de par entre las 1.250 y 3.500 revoluciones. Envía toda la potencia al eje trasero y está ligado a una caja de cambios automática de siete velocidades.

Con esta mecánica nos vamos a encontrar unas prestaciones bastante buenas con una aceleración de 0 a 100 km/h en 7,3 segundos y una velocidad máxima de 235 km/h. En consumos no será demasiado tragón y homologa 6,8 l/100km y unas emisiones de CO2 de 156 g/km. Para los que quieran más ‘chicha’ estará el motor V6 biturbo de 3.0 litros que hemos nombrado antes. Tiene una potencia de 405 CV y 475 Nm de par entre las 1.600 y 5.200 rpm.

El V6 también va ligado obligatoriamente a la transmisión automática de siete velocidades, aunque en este caso la tracción es integral. Con esta mecánica el Infiniti Q60 es capaz de pasar de 0 a 100 km/h en 5,0 segundos y tiene una velocidad punta de 250 km/h. Los consumos se elevan a 9,4 l/100km y las emisiones de CO2 a 210 g/km. Las expectativas de ventas de la marca dicen que las dos mecánicas se venderán a partes iguales.

Comportamiento

Prueba Infiniti Q60

Pero como os decíamos, nosotros solamente hemos podido ponernos al volante del 2.0t de 211 CV con cambio automático y tracción total. Lo primero que hacemos antes de salir es buscar el freno de mano, pero no hay palanca ni tampoco un botón a la vista. Esto se debe a que tendremos un freno de estacionamiento ‘de pie’ a la izquierda de los pedales, un detalle mejorable. Cuando arrancamos el motor notamos un buen refinamiento sin que nos lleguen apenas vibraciones.

La entrega de potencia del bloque 2.0 turbo es bastante lineal y comienza desde abajo, no hay que olvidar que sus 350 Nm de par están disponibles entre las 1.250 y 3.500 revoluciones. Durante la ruta tuvimos tramos en ciudad, en autovía y en carreteras de curvas; por lo que pudimos ver el comportamiento del Q60 en prácticamente todas las situaciones. A pesar de su condición de deportivo, en ciudad nos pareció cómodo y en autovía presenta una buena insonorización.

Prueba Infiniti Q60

En el tramo de curvas es donde buscamos las cosquillas al Infiniti Q60. El cambio automático del coupé tiene algunos defectos y a veces es algo lento. Puede que esta percepción venga acentuada porque en el acabado Premium no tenemos levas en el volante. Para que el cambio gane algo de precisión tendremos que jugar con los modos de conducción. En nuestra unidad podremos elegir entre Snow, Auto, Sport y Personal; mientras que con el motor 3.0 V6 se añaden los modos Eco, Dynamic y Sport+.

Creemos que el más recomendable en la mayoría de situaciones va a ser el Sport, pues tiene unos parámetros más deportivos sin llegar a ser extremos. La suspensión será otro de los elementos que cambie con los modos de manera notable. Nos ha parecido que en general tiene un tarado bastante bueno, siendo capaz de pasar resaltos y badenes sin problema, y a la vez ofreciendo un aplomo considerable en curvas. Aún así con el paso de los kilómetros nos vamos dando cuenta de que no es un deportivo puro, sus 1.722 kg de peso y la potencia limitada lo convierten más en un gran turismo.

La dirección electrónica del Infiniti Q60 (Direct Adaptive Steering) será una de sus señas de identidad a la que nos tendremos que acostumbrar porque no tiene conexión mecánica con las ruedas. El tacto es bastante bueno y se adapta en función a la velocidad a la que vayamos. Nos termina gustando por manejabilidad y por precisión, sobre todo en modo Sport. De consumos todavía es pronto para hablar con una ruta tan escueta, así que esperamos probar el coche a fondo para comprobar este aspecto.

Veredicto coches.com

Prueba Infiniti Q60

A modo de resumen tenemos que decir que el Infiniti Q60 es un nuevo coupé que dará que hablar en el segmento. Frente a los rivales alemanes como el Audi A5, BMW Serie 4 o Mercedes Clase C Coupé ofrece una nueva visión con un diseño muy atractivo y diferenciado. Tanto es así que durante la toma de contacto se giraron unos cuantos cuellos a nuestro paso e incluso recibimos alguna foto. Y la cosa no se queda ahí.

También destacará en cuanto a calidad de su interior y lo completo que es su equipamiento. Solo estarán disponibles los acabados Premium y Sport, y ya en el básico echamos pocas cosas en falta. En el apartado dinámico con el motor menos potente de la gama, el Q60 está a la altura y lo encontramos muy aprovechable. Será cómodo para el día a día y a la vez nos dará ciertas dosis de deportividad cuando se lo pidamos.

Nos quedamos con las ganas de probar el 3.0 V6 de 405 CV, que seguramente sea más estimulante debido a su equipamiento extra. La suspensión dinámica digital y los frenos deportivos seguro que benefician al conjuntos considerablemente. Todo ello con unos precios que no son descabellados frente a los de la competencia y con una campaña de lanzamiento que puede dejar a la versión básica en 43.990 euros.

Prueba Infiniti Q60

Motor Acabado Precio
2.0t 211 CV Premium 48.400 euros
2.0t 211 CV Sport 50.800 euros
3.0 V6 405 CV AWD Sport 66.700 euros

Lo mejor

  • Diseño exterior
  • Comportamiento dinámico
  • Equipamiento base completo

Lo peor

  • Freno de estacionamiento ‘de pie’
  • Ausencia de levas en acabado Premium
  • Espacio para la cabeza en plazas traseras

Galería de fotos:

Ver galeria (31 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta