Durante esta pasada semana os hemos desmenuzado hasta en sus más íntimos detalles, en una de nuestras habituales pruebas a fondo, el Mercedes-Benz GLA 200 CDI, una de las versiones más vendidas del todocamino germano, con el propulsor diésel de 136 CV y únicamente con tracción delantera, aunque eso sí acompañado del excelente cambio automático de doble embrague 7G-DCT.

Mercedes_Benz_GLA_45_AMG_4Matic_003

Pero ¿hasta dónde puede llegar este modelo? Para saberlo a ciencia cierta, y como complemento a dicha prueba, nada mejor que ponernos a los mandos de su versión más extrema: el espectacular Mercedes-Benz GLA 45 AMG 4Matic.

Como ya os hemos mencionado en más de una ocasión el GLA utiliza la misma plataforma del modelo compacto de la firma de la estrella, su hermano el Mercedes-Benz Clase A (del que en su momento os ofrecimos una exhaustiva prueba a fondo), y que asimismo cuenta con una versión hiperdeportiva, denominada Mercedes-Benz Clase A 45 AMG (que igualmente pasó por nuestras manos en una completa toma de contacto).

Mercedes_Benz_GLA_45_AMG_4Matic_008

Hemos de alabar que, una vez aparecida la variante todocamino, la marca alemana se decidiese a aprovechar todo este bagaje creando la que a buen seguro es la versión más extrema y prestacional del segmento (por encima incluso del fantástico nuevo Audi RS Q3, con sus 340 CV de potencia, caja de cambios de doble embrague S tronic de 7 velocidades y tracción integral quattro).

Aunque también hemos de reconocer que puede llegar a ser tremendamente complicado decidirse a elegir una de las dos variantes firmadas por el preparador oficial de la firma de la estrella…

Exterior

El aspecto exterior de este Mercedes-Benz GLA 45 AMG 4Matic es como si hubiésemos cogido la versión más potente del todocamino alemán y le hubiésemos sometido a un intenso entrenamiento en el gimnasio y que, en su afán por adquirir músculo, se hubiese pasado con los anabolizantes…

Mercedes_Benz_GLA_45_AMG_4Matic_011

Es cierto que gran parte de la carrocería recuerda a las versiones básicas de la gama, pero numerosos detalles han sido modificados por los especialistas de AMG para otorgarle un aspecto mucho más radical, y a fe que lo han conseguido.

Los principales cambios estéticos se centran en la presencia de:

  • Kit estético AMG. Formado por el faldón delantero con un splitter frontal de color gris titanio mate, flics de color negro sobre las tomas de aire laterales y un faldón trasero con difusor en gris titanio mate.
  • Parrilla del radiador con lama doble en gris titanio mate y distintivo “AMG”, así como embellecedores laterales con insertos en gris titanio mate.
  • Faros bi-xenón con regulación dinámica del alcance de las luces y equipo lavafaros.
  • Escape deportivo AMG doble, con los embellecedores de salida cromados.

Mercedes_Benz_GLA_45_AMG_4Matic_012

  • Llantas de aleación AMG con un diseño de 5 radios dobles, en color gris titanio, sobre las que se montan neumáticos Continental ContiSportContact en medidas 235/45 R 19Y.
  • Embellecedores laterales AMG en los bajos con inserciones en gris titanio mate.
  • Barras longitudinales de aluminio pulido en el techo.
  • Distintivo “AMG” sobre el portón trasero.
  • Distintivo “TURBO AMG” sobre los guardabarros delanteros.

Con todo ello se consigue una apariencia mucho más deportiva, que no deja dudas respecto al potencial del vehículo, conjugando perfectamente sus voluptuosas formas y aditamentos aerodinámicos con el color elegido para la versión probada: un discreto Plata Polar metalizado.

Mercedes_Benz_GLA_45_AMG_4Matic_013

De todas formas si sois de aquellos que preferís una terminación más radical todavía, siempre podéis recurrir a la variante Edition 1 AMG, con el que obtendréis un vehículo con un aspecto final digno de un concurso de tuning, aunque puede no ser del gusto de todo el mundo.

Interior

Otro tanto ocurre en el interior, basándose en el ya novedoso y deportivo diseño de las versiones estándar, se va un paso más allá en cuanto a la calidad de los materiales empleados y de los ajustes entre las diferentes partes. Esta exclusiva versión incorpora:

Mercedes_Benz_GLA_45_AMG_4Matic_015

  • Cuadro de instrumentos AMG de dos esferas con un display en color de 11,4 centímetros con menú y funciones específicas en las que se incluye, por ejemplo, un cronómetro para cuando acudamos a un circuito.
  • Volante deportivo multifunción de 3 radios, ligeramente achatado en su zona superior e inferior, forrado en cuero y con con Alcantara en la zona de agarre, además de costuras rojas en contraste.
  • Difusores de ventilación con la ruleta en cromo plateado.
  • AMG Drive Unit (afortunadamente se abandona el antediluviano selector del cambio junto al volante y se traslada a la consola central)
  • Tapizado de los asientos en microfibra y cuero, también con pespuntes en rojo.

Mercedes_Benz_GLA_45_AMG_4Matic_016

  • Paquete de asientos confort, que incluye ajuste en altura del asiento del acompañante y ajuste de la inclinación de la banqueta para ambos.
  • Pedales deportivos y reposapiés de acero inoxidable cepillado con tacos de goma
  • Cinturones de seguridad en color rojo para conductor, acompañante y asientos laterales traseros.
  • Moldura frontal en aluminio claro con rectificado longitudinal.
  • Listones AMG en el umbral de las puertas delanteras, realizados en acero inoxidable cepillado.
  • Alfombrillas específicas AMG

Mercedes_Benz_GLA_45_AMG_4Matic_014

En esta ocasión disfrutamos de los máximos avances de la marca en materia multimedia (sistema Comand Online), centralizados en la pantalla opcional de alta definición de 17,8 cm, de manejo sencillo e intuitivo. No obstante seguimos pensando que su ubicación, sobre la zona central del salpicadero, podría haberse resuelto mucho mejor…

Los asientos deportivos, con todo tipo de regulaciones, y forrados en materiales de excelente tacto y agarre, resultan cómodos y sujetan aceptablemente bien el cuerpo cuando damos rienda suelta al potencial del vehículo aunque, claro está, nada comparable a los opcionales AMG Performance (2.612,39 €) casi idénticos a un bacquet de competición.

Mercedes_Benz_GLA_45_AMG_4Matic_024

En la parte de atrás sólo irán realmente bien dos adultos. La plaza central puede utilizarse, pero dado el alto ritmo de marcha que es capaz de ofrecer este deportivo no es el lugar más adecuado para sufrir en una carretera de curvas…

Maletero

Mercedes_Benz_GLA_45_AMG_4Matic_017

El maletero no presenta diferencias sobre el resto de versiones. Destaca por sus formas cúbicas, donde resulta extremadamente fácil ubicar ordenadamente el equipaje y cuenta, además, con un par de huecos con red a ambos lados, una trampilla en el lado izquierdo para el botiquín o un impermeable y, por supuesto, argollas para sujetar la carga, aparte de una toma de corriente de 12 voltios.

Mercedes_Benz_GLA_45_AMG_4Matic_018

Sigue contando con una capacidad de 421 litros (80 litros más que un Clase A), que puede ampliarse hasta 481 litros con la opción de erguir 15 grados los respaldos de los asientos traseros. Estos últimos también pueden abatirse parcial o totalmente (en una proporción 60/40) alcanzando un volumen máximo de 1.235 litros.

Mercedes_Benz_GLA_45_AMG_4Matic_019

Como en el resto de variantes, si levantamos la cubierta del fondo, tampoco encontramos una rueda de repuesto, teniendo que conformarnos con el habitual kit reparapinchazos (líquido sellante y compresor), aparte de una dotación de herramientas básica. Mejor llamar a la asistencia en viaje.

Equipamiento

El Mercedes-Benz GLA 45 AMG, aparte de toda la extensa gama de equipamiento de la que ya gozan el resto de versiones, bien sea de serie u opcionalmente, puede lograr un nivel verdaderamente alto, fuera del alcance del resto de compactos Premium, a poco que nos lo propongamos y siempre que estemos dispuestos a pagarlo, claro está…

Mercedes_Benz_GLA_45_AMG_4Matic_058

Como buen Mercedes-Benz de última hornada cuenta con las más avanzadas tecnologías del momento en materia de seguridad, tanto activa como pasiva, aglutinadas bajo la denominación Mercedes-Benz Intelligent Drive:

Comprende desde el Collision Prevention Assist Plus, pasando por el sistema de alerta por cansancio Attention Assist, el sistema de regulación Adaptive Brake, el Tempomat con regulación de distancia Distronic Plus, el control de ángulo muerto, el detector de cambio de carril, el sistema de protección de los ocupantes Pre Safe, el capó activo para protección de peatones, la presencia de hasta nueve airbags o el sistema de llamada de emergencia Mercedes-Benz. ¿Alguien da más?

Mercedes_Benz_GLA_45_AMG_4Matic_064

Como es fácil deducir nos encontramos ante un vehículo de capricho, y como tal resulta caro, pues parte desde una tarifa de 65.750 € a lo que hay que sumar un listado de opciones y extras muy extenso que hará subir exponencialmente la factura final…

Por ejemplo, nuestra unidad de pruebas contaba con el siguiente equipamiento opcional:

  • Paquete de protección antirrobo —– 580,53 €
  • Paquete de control de carril —– 1.087,84 €
  • Pintura Plata Polar metalizada —– 856,41 €
  • Asiento del conductor con ajuste eléctrico y función de memoria —– 453,70 €
  • Apoyo lumbar con 4 vías de ajuste —– 226,20 €
  • Asiento del acompañante con ajuste eléctrico y función de memoria —– 373,95 €
  • Asientos calefactados para conductor y acompañante —– 421,02 €
  • COMAND Online —– 3.864,97 €

Mercedes_Benz_GLA_45_AMG_4Matic_062

  • Telefonía de confort en apoyabrazos —– 461,55 €
  • Módulo de teléfono con Bluetooth (perfil SAP) —– 580,53 €
  • Radio digital (DAB) —– 560,92 €
  • Interfaz universal en apoyabrazos para distintos equipos de audio —– 342,57 €
  • Sistema PRE-SAFE —– 478,55 €
  • Cámara de marcha atrás con líneas de guía en pantalla —– 449,78 €
  • DISTRONIC PLUS —– 1.248,66 €
  • Volante AMG Performance —– 797,58 €

Mercedes_Benz_GLA_45_AMG_4Matic_056

Esto supone más de 12.000 € en equipamiento extra, con lo que la factura final ascendía hasta los 78.534,76 €. Una cifra verdaderamente importante y no apta para la inmensa mayoría de las economías.

Aunque el súmmum en cuanto a paquetes de equipamiento se alcanza con el Edition 1 AMG (con un sobrecoste de 8.518,36 €) con el que se convierte en la variante más exclusiva de este modelo, e incluye lo siguiente:

  • Paquete aerodinámico AMG
  • Llantas de aleación AMG de 10 radios, en color negro mate y pestaña de llanta pintada de color rojo, con neumáticos 235/40 R 20
  • Paquete AMG Night con embellecedores cromados en la salida de escape
  • Embellecedor de rueda AMG de cierre central en color rojo/negro y con estrella cromada
  • Pintura de la carrocería blanco cirro (opcional en plata polar metalizado, gris montaña metalizado, negro cosmos metalizado)
  • Pinzas de freno en color rojo
  • Detalles rojos (láminas) en la parrilla AMG del radiador y en los retrovisores exteriores, así como en la moldura del faldón trasero
  • Láminas en los laterales

Mercedes_Benz_GLA_45_AMG_4Matic_060

  • Volante AMG Performance, palanca selectora AMG E-SELECT y llave principal con escudo AMG
  • Asientos AMG Performance
  • Molduras AMG con diseño Edition 1
  • Placa Edition 1 sobre la AMG DRIVE UNIT
  • Tablero de instrumentos en símil de cuero ARTICO con costuras de contraste rojas
  • Difusores de aire con aro de adorno en rojo y ruleta en cromo plateado
  • Tapizado en símil de cuero ARTICO/microfibra DINAMICA en color negro con costuras rojas en contraste

Por último no puede faltar una amplia lista de accesorios originales, diseñados exprofeso para este modelo.

Mercedes_Benz_GLA_45_AMG_4Matic_066

Si estás pensando en la posibilidad de adquirir un superdeportivo compacto como este Mercedes-Benz GLA 45 AMG te recomendamos que no dejes de consultar el buscador de Coches.com, así como nuestro comparador de seguros para encontrar el que mejor se adapte a tus necesidades.

Motorización

Llega ahora el momento de hablar de una de las joyas con las que ha sido dotado este Mercedes-Benz GLA 45 AMG. Nos referimos, evidentemente, a su poderoso propulsor. Esta planta motriz se monta a mano por un único mecánico, como atestigua la placa situada en la parte superior, de acuerdo con la tradicional filosofía de AMG.

Mercedes_Benz_GLA_45_AMG_4Matic_031

Se trata del motor de 2 litros más potente producido en serie en el mundo, del que con sus apenas 1.991 centímetros cúbicos de cilindrada se consigue extraer una potencia máxima de nada menos que 360 CV a un régimen de 6.000 rpm (lo que significa una potencia específica de 181 CV/litro) y un par máximo de 450 Nm entre 2.250 y 5.000 rpm, siendo éstos valores que hasta no hace mucho estaban reservados únicamente para vehículos de competición.

Mercedes_Benz_GLA_45_AMG_4Matic_026

Asimismo hemos de destacar las prestaciones que es capaz de ofrecernos, logrando acelerar de 0 a 100 km/h en tan sólo 4,8 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h (limitada electrónicamente).

Estos guarismos se logran gracias a la aportación de la más avanzada tecnología de la marca germana en materia de inyección directa, con cuatro inyectores piezoeléctricos que pulverizan la gasolina en las cámaras de combustión a una presión de 200 bares. También se utiliza un sistema de encendido por chispas múltiples que aprovecha mejor el combustible e incrementa el rendimiento termodinámico.

Mercedes_Benz_GLA_45_AMG_4Matic_030

El bloque motor está realizado íntegramente en fundición de aluminio, el cigüeñal se ha construido en acero forjado, mientras que los pistones cuentan con segmentos optimizados para reducir la fricción. Con el mismo fin en las camisas de los cilindros se emplea la tecnología Nanoslide.

Pero nada de esto sería suficiente si no se contara con la sobrealimentación mediante un turbocompresor tipo twin-scroll (que es capaz de soplar con una presión de sobrealimentación máxima de 1,8 bares). Con esta tecnología se logra minimizar el retraso en la respuesta al acelerador, que la potencia fluya desde bajas revoluciones y, a la vez, el empuje se mantenga constante hasta más allá de las 6.250 rpm, donde se sitúa la zona roja. El aire de admisión baja su temperatura gracias a la incorporación de un intercooler agua/aire.

Mercedes_Benz_GLA_45_AMG_4Matic_029

El consumo es alto, para que nos vamos a engañar (mucho mayor del homologado a nada que nos deleitemos hundiendo el pie derecho en el acelerador…), pero para quien se compra un vehículo de estas características no creemos que se convierta en un hándicap importante. No obstante no nos parece desmesurado para lo que es capaz de ofrecernos a cambio… (y eso que hemos visto cifras próximas a la veintena de litros cada cien kilómetros).

Según las cifras oficiales el gasto de combustible en el entorno urbano se sitúa en los 9,9 l/100 km, que se rebajan hasta los 6,1 l/100 km en carretera, con un consumo en ciclo mixto de 7,5 l/100 km. Las emisiones de CO2, por su parte, se conforman con 175 g/km, cumpliendo la normativa de gases de escape Euro 6 que entrará en vigor en el año 2017.

Mercedes_Benz_GLA_45_AMG_4Matic_032El escape deportivo firmado también por AMG cuenta con dos salidas dobles, en forma rectangular, que nos deleitan con un grave y rotundo sonido cada vez que hundimos el pie en el acelerador, pero gracias a una mariposa de accionamiento neumático, nos permite al mismo tiempo realizar largos viajes sin quedarnos sordos, cuando se circula a cargas parciales. No obstante para aquellos más entusiastas de la conducción deportiva está disponible un sistema de escape AMG Performance, con una sonoridad aún más radical.

Comportamiento

Pero este Mercedes-Benz GLA 45 AMG 4Matic es mucho más que un motor desbordante, puesto que viene acompañado de todo el despliegue tecnológico que es capaz de ofrecer la división deportiva de la firma germana,  con la finalidad de ayudar a transmitir toda esa potencia al suelo de la forma eficaz.

Mercedes_Benz_GLA_45_AMG_4Matic_033

Cuenta con una variante específica de la tracción integral empleada en el resto de la gama, denominada AMG Performance 4Matic. Con ella es capaz de mejorar las prestaciones y su comportamiento deportivo.

En circunstancias normales el GLA 45 AMG 4Matic se comporta como un tracción delantera pero, en cuanto las condiciones de la calzada no son las idóneas (como durante el día de esta prueba) la unidad de control del embrague multidisco detecta el resbalamiento en el eje delantero y activa de inmediato una bomba hidráulica que lo bloquea, de forma variable en función de la información recibida. Esta distribución del par motor entre el eje delantero y el eje trasero puede llegar a ser de hasta una relación de 50:50.

Mercedes_Benz_GLA_45_AMG_4Matic_034

Al mismo tiempo dispone de un programa electrónico de estabilidad (ESP) con tres modos de conducción: “ESP ON”, “SPORT Handling Mode” y “ESP OFF” que permite, pulsando un botón, variar el comportamiento de este hiperdeportivo todocamino desde un uso civilizado hasta una configuración adaptada para circuito.

Tampoco podemos pasar por alto el cambio deportivo de 7 velocidades SPEEDSHIFT DCT AMG, de optimizado funcionamiento frente al estándar del resto de la gama. Esta caja de cambios de doble embrague ha mejorado la rapidez de respuesta y la inmediatez con las que se producen las transiciones entre marchas.

Mercedes_Benz_GLA_45_AMG_4Matic_037

Cuenta con tres programas de conducción: El modo “C” (Controlled Efficiency) que, como su propio nombre indica favorece una conducción confortable y con menor consumo de combustible, siendo el único modo en el que se activa la función de parada y arranque ECO. En los modos “S” y “M” permite una conducción más deportiva (bien de forma automática o manual a través de las levas del volante), apurando las marchas y con inserciones instantáneas, gracias al corte de encendido y de la inyección en el momento del cambio de relación.

Mercedes_Benz_GLA_45_AMG_4Matic_047

Además de todo lo anterior también se ha adoptado un tren de rodaje deportivo AMG, con muelles, amortiguadores y estabilizadoras de nuevo tarado; manguetas más rígidas en el eje delantero McPherson y un nuevo eje trasero de cuatro brazos; radiador adicional para mejorar la refrigeración; equipo de frenos AMG con discos autoventilados y perforados, de 350 milímetros de diámetro delante y 330 milímetros detrás; dirección deportiva con servoasistencia variable en función de la velocidad y, por último, el sistema de escape deportivo AMG, de inconfundible sonoridad.

Y ¿en qué se traduce todo esto? Pues hemos de decir que el comportamiento de esta pequeña bestia resulta absolutamente cautivador…

Mercedes_Benz_GLA_45_AMG_4Matic_054

A ritmos normales por autovías, o carreteras de amplio trazado, se comporta casi como una de las prestigiosas berlinas de la marca de la estrella, fruto de su amplia distancia entre ejes. La comodidad no se resiente en exceso, siempre que el asfalto no esté en pésimas condiciones y la sonoridad tampoco es excesiva a velocidades legales, gracias a la mariposa neumática del sistema de escape que contiene el ruido emitido a esos regímenes.

Mercedes_Benz_GLA_45_AMG_4Matic_040

En los pocos kilómetros que realizamos en trayectos urbanos, su facilidad de uso resulta sorprendente, gracias al poderío del motor desde bajas vueltas y al impecable funcionamiento del cambio de doble embrague. Sólo a la hora de abordar los molestos guardias tumbados hay que ser más cuidadosos, aunque su mayor altura al suelo respecto al radical Mercedes-Benz Clase A 45 AMG tampoco lo complica en exceso. Aunque, claro está, las cabezas de los transeúntes se girarán de inmediato en cuanto seamos un poco más generosos en el uso del acelerador.

Pero seamos serios: ¿quién compra un coche así pensando en circular por autovías o ciudad?

Mercedes_Benz_GLA_45_AMG_4Matic_038

Las carreteras de curvas son su área de caza y si nos lo proponemos podemos ir sentados a bordo de un auténtico misil tierra-tierra, aunque más vale ser prudentes y si realmente queremos exprimirlo al máximo deberemos apuntarnos a unas tandas en un circuito…

Como veis, por las imágenes que acompañan a esta toma de contacto, las condiciones climatológicas no eran las más idóneas para probar un deportivo… ¡salvo para este Mercedes-Benz GLA 45 AMG!

Mercedes_Benz_GLA_45_AMG_4Matic_036

La lluvia constante mantenía permanentemente empapada la calzada y con cualquier otro compacto deportivo hubiésemos tenido problemas para transmitir al asfalto poco más de 200 CV, entonces ¿qué sucedería con los 360 CV que entrega el propulsor del modelo alemán?….

Si pisamos el acelerador a fondo en una recta, se comporta casi como un tracción delantera, si bien es cierto que para obtener tanta potencia de un bloque de apenas 2 litros de cilindrada, ha de contar con un turbo de grandes proporciones y se produce un retraso mínimo en la entrega de potencia, pero una vez lo hace nos veremos catapultados hacia el hiperespacio…

Mercedes_Benz_GLA_45_AMG_4Matic_046

Cuando se produce una pérdida de tracción, el sistema inteligente de tracción total pasará parte de la fuerza, de manera inmediata, al tren trasero manteniendo la capacidad de tracción y ganando metros con celeridad y seguridad.

Hay mucho agarre disponible en el tren delantero, cosa que apreciaremos en cuanto abordemos las primeras curvas, permitiendo apurar a tope las frenadas. En el inicio del giro se comporta de forma algo más reticente que el compacto pero si continuamos acelerando veremos como la trasera ayuda a redondear el giro y sin solución de continuidad seremos lanzados hacia la siguiente curva, que llegará a nosotros mucho antes de lo pensado.

Mercedes_Benz_GLA_45_AMG_4Matic_039

En el modo Sport de la caja de cambios resulta una autentica gozada subir y bajar de marchas, acompañados de un sonido espectacular, retumbando entre las laderas de las montañas, y resultando audible a varios kilómetros a la redonda.

Los frenos firmados por AMG cumplen sobradamente su función, y como el peso tampoco es excesivo (1.585 kilogramos en vacío) nos permiten conseguir unas excelentes distancias de frenado, aguantando muy bien el uso intensivo sin apreciables síntomas de fatiga.

Veredicto de Coches.com

Si ya el Mercedes-Benz GLA es un SUV atípico, ¿qué podemos decir de esta variante AMG?

En un principio pudiera parecer que un modelo como éste pudiera tener muy poco sentido pero, bajo nuestro punto de vista, hay que tratarlo más como un compacto hiperdeportivo dentro de la gama del fabricante alemán que como un todocamino, pues de éste sólo tiene el nombre…

Viéndolo así entonces nuestra percepción cambia y su valoración sube como la espuma, convirtiéndose en una auténtica maquina de diversión y disfrute al volante, cosa que se certifica al ver cómo se nos ilumina el rostro cuando aceleramos a fondo en nuestro tramo favorito…

Mercedes_Benz_GLA_45_AMG_4Matic_005

Puestos a pedir (si es que se le puede recriminar algo…) en una conducción absolutamente radical nos gustaría que la tracción total fuese permanente y que el reparto de potencia entre ambos trenes otorgase una mayor preponderancia al posterior, para convertirlo en una auténtica delicia (que ya lo es…)

Pero ni se os ocurra meterlo en un camino de tierra. ¿Podríamos hacerlo? Sí. Y, además, estamos seguros que podría desenvolverse a un ritmo altísimo también… Eso sí, a costa de arriesgarnos a sufrir un reventón en sus ultradeportivos neumáticos o a dejarnos por el camino uno de los preciosos paragolpes AMG que le otorgan una apariencia tan radical. Si esa es nuestra intención mejor decantarnos por otras opciones…

Mercedes_Benz_GLA_45_AMG_4Matic_010

Pese a su radical apariencia externa nos ha sorprendido por la facilidad que tiene para rodar a ritmo sosegado (siempre que seamos cuidadosos con el pedal del acelerador…) y al mismo tiempo lograr que nos sintamos como un auténtico piloto sin necesidad de que la conducción se vuelva estresante en cada curva, gracias al buen funcionamiento conjunto de la tracción total, cambio, chasis, suspensiones y frenos, pero sobre todo de un motor fantástico…

Por lo tanto estamos ante una excelente opción para divertirse en carreteras de curvas, y si las condiciones climatológicas no acompañan pues… ¡mucho mejor!

Valoración_Mercedes_Benz_GLA_45_AMG_4MaticGalería de imágenes:

Ver galeria (67 fotos)

2 COMENTARIOS

Deja una respuesta