Un año más, gracias a la invitación cursada por Mercedes-Benz, hemos podido acudir a una de las etapas de los Test Day que organiza la marca germana por diversos puntos de la geografía española, y más concretamente a la llevada a cabo en la localidad cántabra de Suances.

Mercedes_Benz_Clase_S_500_4MATIC_Coupe_03

Entre la oferta disponible podíamos encontrar algunos modelos que han pasado recientemente por estas páginas como la nueva generación de los simpáticos smart fortwo y smart forfour (con los que tuvimos una profunda toma de contacto durante su presentación mundial en Barcelona), los Mercedes-Benz Clase C, o los Mercedes-Benz GLA (que pronto analizaremos en Coches.com).

Así que había llegado el momento de centrarnos en aquellos vehículos que aún figuraban en el epígrafe de pendientes en nuestra lista de pruebas. Y por eso elegimos en primer lugar, y sin dudarlo, el espectacular y exclusivo Mercedes-Benz S 500 4M Coupé.

Mercedes_Benz_Clase_S_500_4MATIC_Coupe_04

No podemos negar que somos afortunados al haber podido conducir en varias ocasiones el considerado como “el mejor automóvil del mundo”, la berlina de la Clase S, tanto en la edición del año pasado de estos Test-Day como en su presentación nacional en el maravilloso entorno del Castillo de Peralada, pero este nuevo Mercedes-Benz Clase S Coupé, aunque parte de una plataforma diferente, combina a la perfección el estilo clásico de un coupé de gran tamaño con la tecnología y el lujo heredados del Clase S, además de rezumar un marcado carácter deportivo por todos sus poros. ¿Nos encontraremos ante el mejor coupé del mundo?

Exterior

Puede que pequemos de excesivamente aduladores pero difícilmente podremos encontrar en el mercado actual unas líneas tan sugerentemente bellas en un coupé de altas prestaciones. No sólo mantiene las proporciones tan admiradas en este tipo de vehículos, sino que las mezcla en una perfecta simbiosis con las últimas tendencias salidas de los estudios de diseño de la marca de la estrella para obtener un vehículo único y que hace girar las cabezas allá por donde pasa.

Mercedes_Benz_Clase_S_500_4MATIC_Coupe_02

El aspecto exterior de la nueva Clase S Coupé, más cercano al de un prototipo presentado en los más importantes salones del automóvil que al de un vehículo real, marca nuevos hitos en lo que a eficiencia aerodinámica se refiere, encumbrándose como el automóvil de serie con el menor nivel de ruido aerodinámico del mundo gracias, en parte, a su excelente coeficiente de resistencia de 0,27 y a un sinfín de medidas implementadas al respecto (carenado de bajos, faros con bordes herméticos, etc.)

Mercedes_Benz_Clase_S_500_4MATIC_Coupe_10

En nuestro caso, la versión que la filial española de la firma de la estrella trajo hasta Suances contaba con el paquete de equipamiento AMG Line acompañado por un bonito color de la carrocería en Plata Paladio Metalizado que no hacía sino resaltar sus bellas y sugerentes líneas.

Su longitud se sitúa en los 5,027 metros, con una anchura de 1,899 metros con los espejos laterales plegados (2,108 metros con ellos extendidos) y una altura de 1,411 metros. Por su parte la distancia entre ejes es de casi 3 metros (2,945 metros concretamente), mientras que los voladizos se van hasta los 0,954 metros el delantero y los 1,128 metros el trasero.

Mercedes_Benz_Clase_S_500_4MATIC_Coupe_11

El frontal llama la atención por las formas esculpidas de su gran parrilla central de efecto diamante con pasadores cromados del acabado AMG Line, presidida por la estrella de Mercedes-Benz en el centro, de la que parte una única lama cromada. A ambos lados encontramos los fantásticos faros LED dotados del sistema Intelligent Light System que garantizan una óptima visibilidad en todo tipo de circunstancias y que, opcionalmente, pueden equiparse con cristales de la prestigiosa firma Swarovski, en un toque de exclusividad único en su clase.

El paragolpes de esta versión, perteneciente también al kit AMG Line, destaca por sus agresivas formas con grandes tomas de aireación que proporcionan aire fresco al propulsor y a los frenos del tren delantero. Un pequeño splitter, con reborde cromado, termina de definir esta zona.

Mercedes_Benz_Clase_S_500_4MATIC_Coupe_09

No podemos pasar por alto en la vista lateral su silueta alargada y baja, con la presencia de un gran capó que cuenta con unas marcadas protuberancias longitudinales anunciando el poderío del propulsor que se esconde bajo él. La línea del techo dibuja una suave curva que da paso a una zona trasera perfectamente integrada en el conjunto y que culmina en un pequeño resalte en la tapa del maletero, a modo de alerón, con evidentes virtudes aerodinámicas.

Mercedes_Benz_Clase_S_500_4MATIC_Coupe_13

En los laterales unas prominentes abultamientos que van desde las aletas delanteras hasta las traseras ayudan a definir esta zona y a dotarle de una figura aún más estilizada. La superficie acristalada se reduce casi al mínimo, con la presencia de unas grandes puertas sin marco (de 1,4 metros de longitud) y unas ventanillas traseras, sin pilar central que las separe, que también pueden escamotearse en el interior de la carrocería, otorgándole un aspecto singular cuando se circula con ellas bajadas (aunque el día no se prestaba a ello…).

Las bonitas llantas de aleación de 20 pulgadas de diámetro y pertenecientes a la línea AMG, montan neumáticos Pirelli PZero en medidas 245/40 R 20 en el eje delantero y 275/35 R 20 en el trasero. Dichas llantas albergan unos contundentes frenos de disco, autoventilados y perforados, en ambos trenes rodantes.

Mercedes_Benz_Clase_S_500_4MATIC_Coupe_15La zona trasera nos pone de manifiesto un diseño hasta ahora inédito en la firma de la estrella y que, según sus responsables, marca la tendencia a seguir en sus próximos lanzamientos. Se muestra ancha y poderosa, contando con la presencia de un resalte integrado en la tapa del maletero y grupos ópticos traseros tipo LED (como no podía ser de otra manera) con formas muy alargadas y divididos en dos partes, estando ambos unidos por una estrecha lama cromada en su parte superior.

Mercedes_Benz_Clase_S_500_4MATIC_Coupe_17

El paragolpes trasero, al igual que el delantero perteneciente al kit AMG Line, cuenta con unas salidas de aireación verticales en los laterales y una zona central rebajada donde se ubica la placa de la matrícula. En la zona inferior, de color más oscuro, se colocan dos grandes salidas de escape a ambos lados, responsables del embriagador sonido que emite al acelerar este Mercedes-Benz S 500 4MATIC Coupé.

Interior

El interior está pensado únicamente para el disfrute de sus afortunados ocupantes y, en este caso, como ha ocurrido históricamente en los grandes coupés de la firma germana, su habitáculo está concebido para dar acomodo a cuatro personas, dispensándoles el mejor trato posible.

Mercedes_Benz_Clase_S_500_4MATIC_Coupe_18

Está plagado de detalles de buen gusto, materiales de la más alta calidad y acabados casi imposibles de conseguir por las marcas de la competencia, fruto de un cuidadoso trabajo artesanal. La gama de colores casa a la perfección con el resto de elementos, siendo posible un nivel de personalización casi sin límites. La sofisticación llega hasta la iluminación ambiente que puede configurarse en siete tonalidades diferentes y en cinco niveles de atenuación. En suma, un auténtico placer para los sentidos.

En el caso de la unidad de pruebas contaba adicionalmente con molduras de madera de álamo negro brillante, pedales deportivos AMG de acero inoxidable cepillado con tacos de goma y alfombrillas de velours todo ello gracias, una vez más, al kit AMG Line.

Mercedes_Benz_Clase_S_500_4MATIC_Coupe_30

El puesto de conducción aun siendo muy similar al de la berlina, denota perfectamente su carácter más deportivo, por ejemplo simplemente mirando su volante, habiéndose sustituido por uno de tres radios y achatado en su parte inferior, frente al singular de dos brazos con el que cuenta aquella.

Lo que sigue siendo igual es el espectacular tablero de instrumentos ligeramente curvado presidido por las dos enormes pantallas TFT de alta resolución, una que sustituye al tradicional cuadro de relojes y otra destinada al sistema de navegación, además de gestionar el avanzado conjunto multimedia y de telefonía.

Mercedes_Benz_Clase_S_500_4MATIC_Coupe_20

De debajo del salpicadero, que parece estar suspendido en el aire, surge la consola central que se prolonga hasta la parte trasera del habitáculo. En ella podremos encontrar desde una guantera en su parte delantera hasta un conjunto de botones y un panel táctil con los que manejar, de forma intuitiva, todas las funciones del sistema COMAND Online, finalizando en una gran guantera central, basculante hacia ambos lados, y que ejerce a la vez la función de apoyabrazos.

Mercedes_Benz_Clase_S_500_4MATIC_Coupe_21

Los asientos delanteros procuran una comodidad sin igual en largos viajes gracias a su diseño ergonómico y a la multitud de reglajes disponibles, así como por la función ENERGIZING (con 14 cámaras de aire, seis programas y dos niveles de intensidad) basada en el principio del masaje con piedras calientes. Lo cual no está reñido con una lograda sujeción del cuerpo tanto para el conductor como el acompañante gracias a que los apoyos laterales se adaptan automáticamente durante la marcha, especialmente en zonas de curvas o al realizar una conducción deportiva.

Mercedes_Benz_Clase_S_500_4MATIC_Coupe_25

En cambio el acceso a las plazas traseras resulta algo más dificultoso, a pesar del considerable tamaño de las puertas o de que los asientos anteriores se deslizan hacia adelante y basculan su respaldo. Esta operación al realizarse de forma eléctrica resulta excesivamente lenta, y en un día lluvioso como el de la prueba acabamos con la ropa mojada antes de conseguir introducirnos en su interior…

Mercedes_Benz_Clase_S_500_4MATIC_Coupe_26

Pero una vez dentro el trato dispensado a sus ocupantes es magnífico. No alcanza el nivel excelso visto en la berlina, pero ya lo quisieran para sí los modelos de la competencia. Sólo un techo descendente (debido al diseño exterior) impide la máxima comodidad a los pasajeros que superen los 1,80 metros de altura.

Maletero

Una vez accionamos la tapa del maletero, mediante el sistema de apertura eléctrica, nos encontraremos con una boca de proporciones y formas bastante regulares, a través de la cual tendremos acceso a un hueco de 400 litros (bastante inferior en capacidad a la berlina de la Clase S, que contaba con 510 litros), a pesar de lo cual es suficiente para transportar el equipaje de sus cuatro ocupantes en un viaje de fin de semana sin excesivos problemas (de todas formas, si no fuera así, no creemos que los pasajeros tuviesen demasiados problemas en hacer uso de sus tarjetas de crédito platino para salir de cualquier eventualidad…)

Mercedes_Benz_Clase_S_500_4MATIC_Coupe_32

Los asientos traseros no son abatibles para aumentar la capacidad de almacenaje y, por lo menos en la versión probada, tampoco contaban con una trampilla central que facilitase el poder transportar bultos de una longitud mayor de lo habitual.

Mercedes_Benz_Clase_S_500_4MATIC_Coupe_33

En las paredes laterales hay dos huecos, protegidos mediante una red elástica, en los que colocar pequeños objetos como el botiquín o los chalecos reflectantes, que no queremos que estén dando tumbos mientras conducimos. También se encuentra allí una toma de alimentación de 12 voltios, tipo mechero.

Mercedes_Benz_Clase_S_500_4MATIC_Coupe_34

Por último si levantamos el suelo del maletero localizaremos, además de una diminuta zona de almacenaje, el siempre recurrente kit reparapinchazos, compuesto por un líquido sellador y el compresor para hinchar las ruedas hasta la presión adecuada y así poder llegar al taller de reparación más cercano.

 

Equipamiento

El nivel de equipamiento, como no podía ser menos, es superlativo y va un paso más allá del que ya nos sorprendió hace unos meses en el Mercedes-Benz Clase S berlina, pues cuenta ya de serie, con elementos que modelos de otras marcas no pueden ni siquiera soñar. Entre los más destacados podemos mencionar:

Mercedes_Benz_Clase_S_500_4MATIC_Coupe_24

  • LED Intelligent Light System
  • Paquete de protección antirrobo
  • Escape cromado con doble salida
  • Pilotos traseros de diodos luminosos
  • Retrovisor interior y exterior izquierdo con antideslumbramiento automático
  • Retrovisores exteriores abatibles eléctricamente y con iluminación del entorno
  • Limpiaparabrisas con sensor de lluvia
  • Cierre a distancia de la tapa del maletero
  • Cristal laminado, calorífugo, insonorizante y reflector de rayos infrarrojos en todas las ventanillas

Mercedes_Benz_Clase_S_500_4MATIC_Coupe_23

  • kit de memorias para conductor y acompañante
  • Asientos delanteros con ajuste eléctrico
  • Aproximadores de cinturón automáticos para conductor y acompañante
  • Acceso de manos libres
  • Apoyabrazos abatibles para conductor y acompañante
  • Iluminación de ambiente
  • Asientos climatizados para conductor y acompañante
  • Climatizador automático THERMOTRONIC
  • Sistema de llamada de emergencia E-Call Europa
  • Panel táctil
  • Sistema advertencia y protección de colisión trasera

Mercedes_Benz_Clase_S_500_4MATIC_Coupe_27

  • COMAND Online
  • ADAPTIVE BRAKE con función HOLD
  • Windowbags
  • Airbag para conductor y acompañante
  • Airbags laterales para conductor y acompañante
  • Airbags laterales detrás izquierda y derecha
  • DISTRONIC PLUS con servodirección inteligente
  • Freno PRE-SAFE
  • BAS PLUS con asistente para cruces
  • PRE-SAFE PLUS
  • Luz de freno adaptativa intermitente
  • Programa electrónico de estabilidad (ESP)

Mercedes_Benz_Clase_S_500_4MATIC_Coupe_28

  • Protección para peatones
  • Servofreno de emergencia (BAS)
  • Cámara de 360°
  • ATTENTION ASSIST
  • Asistente para señales de tráfico
  • Faros LED dinámicos
  • Sistema antibloqueo de frenos (ABS)
  • Adaptive Highbeam Assist Plus
  • Tempomat con limitador variable SPEEDTRONIC
  • Función de parada y arranque ECO
  • KEYLESS-GO
  • AIRMATIC con regulación progresiva de la amortiguación
  • Ayuda activa para aparcar
  • Cambio automático 7G-TRONIC PLUS
  • Dirección directa

Mercedes_Benz_Clase_S_500_4MATIC_Coupe_31

Merecen especial atención los elementos de seguridad activa agrupados bajo la denominación Mercedes-Benz Intelligent Drive, entre los que se encuentran el ATTENTION ASSIST, el control activo de ángulo muerto, el COLLISION PREVENTION ASSIST PLUS, el asistente para visión nocturna Plus, el sistema PRE-SAFE y PRE-SAFE PLUS o el capó activo para protección de peatones.

El precio de salida de este Mercedes-Benz S 500 4MATIC Coupé asciende a los 151.500 euros, pero puede considerarse hasta barato (con todas las comillas que queráis…) si lo comparamos con los 203.300 euros desde los que parte el Clase S 63 AMG 4MATIC o los 287.075 euros del Clase S 65 AMG…

Mercedes_Benz_Clase_S_500_4MATIC_Coupe_59

Evidentemente a todo ello hay que sumar la inacabable lista de opciones y líneas de equipamiento con las que es posible dotar a este coupé deportivo de auténtico lujo. Por ejemplo la unidad que pudimos conducir contaba (en una rápida apreciación) con:

  • SPLITVIEW —– 1.194,60 €
  • Paquete KEYLESS-GO —– 1.576,06 €
  • AMG Line —– 2.180,15 €
  • Paquete de asistencia a la conducción Plus —– 2.538,53 €
  • Paquete Exclusivo —– 8.466,73 €
  • Paquete de asientos de confort para conductor y acompañante —– 2.538,53 €

Mercedes_Benz_Clase_S_500_4MATIC_Coupe_06

  • Techo interior en DINAMICA designo negro —– 2.463,86 €
  • Persiana eléctrica parasol para la luneta trasera —– 657,03 €
  • Telefonía de confort en apoyabrazos —– 597,30 €
  • Módulo de teléfono con Bluetooth (perfil SAP) —– 657,03 €
  • Radio digital (DAB) —– 671,96 €
  • Sistema de sonido surround Burmester —– 1.642,58 €
  • Cargador de 6 DVDs —– 373,31 €

Esto supone casi 11.000 euros en paquetes y más de 9.000 euros en equipamiento opcional, por lo que la cifra final, si nos quisiéramos hacer con él, ascendería hasta los 171.129,45 euros.

Mercedes_Benz_Clase_S_500_4MATIC_Coupe_16

De todas formas, por si todo lo aquí comentado no fuese suficiente, siempre se puede recurrir a la línea designo (el programa de personalización de Mercedes-Benz para sus clientes más sibaritas) con las mejores pinturas, tapizados, molduras, etc. para configurar un automóvil absolutamente único. También están disponibles una gran variedad de accesorios originales con los que hacer frente a todo tipo de necesidades.

Motorización

Dado el alto nivel prestacional que se espera de un modelo de estas características, los propulsores empleados han de estar a la altura de las circunstancias, por lo tanto tan sólo se utilizan bloques V8 y V12 (ni hablar de un 6 cilindros y mucho menos de mecánicas de gasóleo…) con lo cual la potencia también va en consonancia empezando en los 455 CV del Clase S 500 4MATIC, pasando por los 585 CV del Clase S 63 AMG 4MATIC y llegando, por último, a los increíbles 630 CV del modelo más potente, el Clase S 65 AMG.

Mercedes_Benz_Clase_S_500_4MATIC_Coupe_35

En el caso de la unidad probada por nosotros en esta intensa jornada, el Clase S 500 4MATIC, cuenta con un V8, en posición longitudinal, de 4.663 centímetros cúbicos dotado de inyección directa de gasolina de tercera generación BlueDIRECT, inyectores piezoeléctricos y encendido multichispa, además de dos turbocompresores, con su correspondiente intercooler para enfriar el aire de admisión. Gracias a ello ofrece una potencia de 455 CV entre 5.250 y 5.500 rpm y un par máximo de nada menos que 700 Nm entre 1.800 y 3.500 rpm.

Mercedes_Benz_Clase_S_500_4MATIC_Coupe_36

Ayudado por la tracción integral permanente y el cambio 7G-TRONIC PLUS este modelo, a pesar de ser el más pequeño de la familia, consigue una aceleración de 0 a 100 km/h en tan sólo 4,6 segundos y una velocidad máxima (limitada electrónicamente) de 250 km/h. Pero sobre todo resulta sorprendente por la facilidad que alcanza dichas cifras y el cúmulo de sensaciones que se vive a sus mandos, con un sonido espectacular y totalmente adictivo proveniente de sus escapes, que nos hace salir pisando a fondo el acelerador en cada curva.

Mercedes_Benz_Clase_S_500_4MATIC_Coupe_37

El consumo homologado se mueve en cifras que varían desde los 13,1 l/100 km en ciudad, hasta los 7,5 l/100 km en carretera, con 9,9 l/100 km como consumo en ciclo mixto. A pesar de lo comedido de estas cifras, sinceramente, pensamos que tampoco le importarán en demasía a alguien que se permite invertir semejante dineral en este modelo…

Mercedes_Benz_Clase_S_500_4MATIC_Coupe_39

Nosotros tampoco nos entretuvimos en mirar constantemente la pantalla para analizar el gasto de combustible, dado que el tipo de conducción practicado tampoco servía para hacernos una idea de si las cifras oficiales se aproximaban o no a la realidad (cosa que casi nunca sucede…), aunque lo que sí os podemos asegurar es que los valores de consumos instantáneos muchas veces superaron la veintena de litros en plena fase de aceleración o enlazando curvas en alguna carretera de montaña por donde transcurría la prueba. Las emisiones de CO2 se sitúan en 232 g/km.

Comportamiento

Como podréis apreciar en las fotos que acompañan a este artículo, el tiempo no acompañaba en exceso, con chubascos intermitentes y un firme peligrosamente deslizante. Afortunadamente el Clase S 500 4MATIC contaba con la eficaz tracción integral de la firma que ayudaba a transmitir de la forma más eficaz la potencia al suelo.

Mercedes_Benz_Clase_S_500_4MATIC_Coupe_07

Por una decisión comercial y para simplificar la gama, en nuestro país, los motores V8 sólo se ofrecen con esta tracción integral, dejando la propulsión trasera exclusivamente para el potente V12 del Clase S 65 AMG, aunque en otros mercados si es posible adquirir las motorizaciones menos potentes con tracción trasera.

A pesar de su considerable tamaño y notable peso, por encima de las dos toneladas (2.090 kilogramos en vacío, que aumenta unos cuantos más en orden de marcha) se inscribe muy bien en las curvas y lo que en un principio podía ser una tendencia subviradora se transforma casi de inmediato en un impulso indómito de las 4 ruedas hacia adelante lanzándonos sin compasión a recorrer los pocos centenares de metros que nos separan de la siguiente curva. Y así una tras otra sin cansarnos nunca de percibir esa agradable sensación en nuestras carnes.

Mercedes_Benz_Clase_S_500_4MATIC_Coupe_43

Hay que practicar una conducción absolutamente inadecuada en una vía pública para tan siquiera comenzar a explorar los límites de este deportivo modelo y, de todas formas, las ayudas electrónicas siempre se encuentran ahí, velando por nuestra seguridad, sin mostrarse excesivamente intrusivas.

En las pocas rectas por las que pudimos conducirlo, bastaba con insinuar una ligera presión sobre el acelerador para encontrarnos rodando casi de inmediato a velocidades muy por encima de las aconsejadas para este tipo de vías, así que más vale ser cuidadoso en este sentido y hacer uso del limitador de velocidad si no queremos tener un serio disgusto con los agentes de la autoridad.

Mercedes_Benz_Clase_S_500_4MATIC_Coupe_54

El propulsor se mostraba siempre lleno y con una potencia desbordante que, a nuestro entender, era más que suficientes para mover con soltura este atractivo coupé. Si esta motorización V8 se comportaba así no somos capaces de imaginar lo que se sentirá a los mandos de las versiones más potentes con sus 585 y 630 CV…

La sonoridad de los escapes varía en función del modo de conducción elegido (aunque siempre se muestra contundente), pero es en el modo S cuando las dos mariposas del sistema, accionadas neumáticamente, se abren con mayor inmediatez, dibujando una amplia sonrisa en nuestro rostro.

Mercedes_Benz_Clase_S_500_4MATIC_Coupe_49

De todas formas con la misma facilidad con la que alcanza velocidades elevadas seremos capaces de detenerlo gracias a los excelentes frenos sobredimensionados (370 milímetros delante y 360 milímetros detrás) montados en esta versión y que cuentan con un magnífico tacto, tanto por dureza como por progresividad. Tampoco observamos síntomas de desfallecimiento.

A pesar de que sus límites son altísimos y sólo se podrían explorar en un circuito, la sensación de seguridad que transmite por la excelente puesta a punto del chasis, el tarado variable de sus suspensiones neumáticas, el poder de detención de los frenos o el poderoso motor, le convierte en un vehículo con pocos rivales en el panorama actual de coupés deportivos de lujo.

Mercedes_Benz_Clase_S_500_4MATIC_Coupe_45

El funcionamiento del cambio automático 7G-TRONIC PLUS nos parece que ha mejorado sensiblemente respecto a anteriores entregas, con menos resbalamiento, y una correspondencia más directa entre el momento de accionar las levas y la respuesta de la caja.

Suponemos que el cambio de 7 velocidades SPEEDSHIFT MCT de las versiones AMG mejorará aún más en una utilización deportiva. Que, en futuras evoluciones del modelo, será sustituido por el recientemente anunciado primer cambio automático de 9 velocidades con convertidor de par hidrodinámico para el segmento de lujo en todo el mundo.

Mercedes_Benz_Clase_S_500_4MATIC_Coupe_52

La carrocería apenas balancea gracias a la inmediata acción de la suspensión neumática integral AIRMATIC con regulación progresiva, equipada con MAGIC BODY CONTROL, que emplea una cámara estereoscópica situada tras el parabrisas que escanea el terreno y adapta la amortiguación en cada rueda en función de la situación del firme o el tipo de conducción practicado.

De todas formas en su posición inicial la suspensión está tarada 10 mm más baja que la de la berlina, dado su carácter más deportivo. Adicionalmente el conductor puede variar sus parámetros desde un mando situado en la consola central.

Mercedes_Benz_Clase_S_500_4MATIC_Coupe_46

Según nos explicaron los responsables de prensa minutos después este modelo cuenta ya de serie con la función de inclinación activa en curvas, aunque en el recorrido realizado no resultó muy evidente su funcionamiento, entre otras cosas por falta de tiempo, pues habría sido interesante realizar diversas pasadas por la misma curva y a idéntica velocidad, unas veces con el sistema activado y otras con él desconectado. En la práctica el vehículo puede inclinarse hasta 2,65° hacia el interior de la curva y con ello disminuir las fuerzas transversales percibidas por los ocupantes.

Veredicto de Coches.com

¿Coupé de lujo o automóvil deportivo? ¿y por qué no ambas? Sin lugar a dudas estamos ante el coupé deportivo de lujo que se erige, por méritos propios, en el referente actual de la categoría. No hay otro igual que él, aunando por una parte la deportividad que se espera de un modelo de estas características y la ostentación que hereda de la berlina con la que comparte nombre.

Mercedes_Benz_Clase_S_500_4MATIC_Coupe_47

Además su capacidad prestacional resulta absolutamente prodigiosa, y eso que por tiempo y condiciones climatológicas no pudimos exprimirlo como nos hubiese gustado. De todas formas si aún se te queda corto siempre puedes recurrir a las versiones firmadas por AMG, con sus Mercedes-Benz S63 AMG 4MATIC de 585 CV o el todopoderoso Mercedes-Benz S65 AMG de 630 CV.

Mercedes_Benz_Clase_S_500_4MATIC_Coupe_41

También resulta extraordinaria la tecnología embarcada que equipa esta obra maestra de la firma de la estrella, con una cantidad y variedad de sistemas inteligentes de seguridad y de ayuda a la conducción con los que nos hace plantearnos seriamente el hecho de que la conducción autónoma se encuentra cada día más cerca.

Aunque, como resulta evidente, sólo los más afortunados (en el sentido literal de la palabra…) podrán hacerse con alguna unidad de este modelo que, hemos de reconocer, nos ha robado el sentido…

Valoracion_Mercedes_Benz_S_500_4MATIC_Coupé

Galería de imágenes:

Ver galeria (60 fotos)

3 COMENTARIOS

Deja una respuesta