El Nissan Pulsar es el nuevo representante de la marca japonesa en la gran familia de los compactos, en la que no había estado presente desde que desapareciera de los concesionarios el Nissan Almera (salvo un breve periodo de comercialización del casi desconocido Nissan Tilda). Así que si querían volver por la puerta grande debían hacerlo con un producto que destacase desde el primer instante.

Nissan_Pulsar_NTEC_dCi_01

No obstante la batalla se presenta dura, pues no olvidemos que el de los compactos generalistas es uno de los segmentos más competidos del mercado (si no el que más…), el de mayor volumen de ventas en Europa y donde casi todas las marcas echan el resto para contar con un representante puntero. Por ejemplo este Nissan Pulsar se las tiene que ver con los SEAT León, Renault Mégane, Peugeot 308 (Coche del Año 2014), Opel Astra, Ford Focus, Citroën C4 o Toyota Auris… Alejándose su filosofía de la representada por los compactos Premium como los Volkswagen Golf, Audi A3 o Mercedes-Benz Clase A. De todas formas si queréis deteneros en un análisis más pormenorizado siempre podéis recurrir a nuestra Guía de Compra.

Al igual que ocurría con el Citroën C4 Cactus de nuestra anterior prueba semanal, el Nissan Pulsar es un vehículo que se fabrica en nuestro país, concretamente en la factoría que Nissan tiene en Barcelona, por lo que nos alegraremos doblemente si el éxito le acompaña… Por el momento, en el escaso tiempo de comercialización, se han vendido 1.912 unidades (1.499 en el año 2014 y otras 413 adicionales en enero de 2015). Si sigue esta tendencia se espera que en un futuro cercano sean muchas más…

Nissan_Pulsar_NTEC_dCi_07

Como veremos a lo largo de esta prueba a fondo las bazas de la firma nipona se resumen en ofrecer un diseño singular, sin menoscabo de la calidad, una avanzada tecnología y todo ello a un precio suficientemente atractivo… ¿Nos acompañáis en este recorrido donde os desvelaremos sus aspectos más destacados?:

Exterior

Como salta inmediatamente a la vista el nuevo Nissan Pulsar comparte muchos rasgos de diseño con el exitoso Nissan Qashqai, más allá de las diferencias obvias de pertenecer a segmentos diferentes… La calandra y los faros del frontal o los grupos ópticos posteriores no pueden ocultar su origen, amén de otros tantos elementos del exterior y del interior.

Nissan_Pulsar_NTEC_dCi_36

La longitud total es de 4,387 metros, la anchura máxima de 1,768 metros, mientras que la altura se va hasta los 1,520 metros. Pero la cota verdaderamente destacable es la de la distancia entre ejes, con 2,700 metros (la más amplia del segmento) que repercutirá tanto en su impecable estabilidad lineal como en la amplitud disponible para los pasajeros que ocupen las plazas traseras.

Para que tengáis una visión global de sus cotas más características frente a modelos de la competencia podéis echarle un vistazo a la siguiente tabla:

Comparativa_Segmento_C

El frontal destaca por su característica parrilla delantera cromada en forma de V, que tiene su prolongación en unas protuberancias longitudinales localizadas en el capot-motor. En el centro de la misma se localiza un gran logo de la marca nipona. La rejilla en plástico negro, formada por células en forma de panal de abeja, permite refrigerar los órganos mecánicos y garantizar aire fresco al propulsor.

Nissan_Pulsar_NTEC_dCi_03

Los faros, con ópticas dobles, contaban en el caso de la unidad de pruebas con las opcionales luces LED para las de cruce, conformándose con unas más comunes halógenas para las de carretera. La iluminación que proporcionan resulta excelente (al menos en cortas) siendo una verdadera lástima que no dispongan de la función de giro. Se integran en el mismo conjunto tanto los intermitentes como las luces de día, formadas por otros elementos, también LED, de simpáticos y reconocibles trazos, parecidos a un boomerang.

El paragolpes delantero muestra formas redondeadas, con un hueco específico para la placa de matrícula en su centro. Pero lo que más destaca es la zona inferior, con una apertura de refrigeración de grandes proporciones y unas laterales, cegadas, donde se encastran las luces antiniebla junto a un elemento decorativo cromado. La parte más baja culmina en una pequeña faldilla de innegables funciones aerodinámicas.

Nissan_Pulsar_NTEC_dCi_29

Si seguimos caminando alrededor de este Nissan Pulsar ahora podremos apreciar con más detalle su vista lateral, en la que destaca sobremanera la pronunciada inclinación de la parte delantera que continúa en un parabrisas bastante tendido. Todo ello para configurar una silueta en cuña, más próxima a la de un monovolumen que a la de un compacto al uso. Esta tendencia se pone de manifiesto al ofrecer la máxima cota en altura de la categoría con sus 1,520 metros.

Desde los faros delanteros unas marcadas formas de la aleta dan paso a una línea de cintura que se eleva de forma constante hasta alcanzar los grupos ópticos traseros. Mientras que las ventanillas laterales delanteras cuentan con un buen tamaño éste se ve apreciablemente reducido en las traseras y, evidentemente, más aún en el cristal situado en el pilar C.

Nissan_Pulsar_NTEC_dCi_05

También en esta vista es donde se apreciará la considerable distancia entre ejes (líder en la categoría, junto a la del Mazda3 y sólo 1 mm por encima de la del Mercedes-Benz clase A). Los redondeados pasos de rueda albergan en su interior unas bonitas llantas de aleación de 17 pulgadas de diámetro, sobre las que se montan neumáticos Continental ContiSportContact en medidas 205/50 R17 89V.

La parte trasera cuenta con un pequeño alerón en su zona superior, en el que se integra la tercera luz de freno, y que protege en parte el cristal trasero. Las dimensiones de este último no son muy amplias pero resultan suficientes para que la visibilidad posterior no se vea comprometida.

Nissan_Pulsar_NTEC_dCi_04

Pero si por algo destaca esta zona es por los grandes grupos ópticos de curiosas formas y que están divididos en dos partes, una solidaria a la carrocería y otra integrada en el portón trasero. Es aquí donde se coloca la placa de la matrícula además de los logotipos de la marca y modelo.

El paragolpes posterior presenta un diseño muy envolvente, aunque como suele resultar habitual en estos casos no cuenta con protección adicional alguna y resulta muy susceptible de recibir pequeños golpes y rozaduras en las maniobras de aparcamiento. La zona más baja, en esta versión, está acabada en plástico negro mate, y su diseño simula el de un pequeño deflector aerodinámico.

Interior

Fruto de la mayor distancia entre ejes de la categoría y de una altura total más allá del metro y medio, los ingenieros de Nissan han conseguido, seguramente, la mejor habitabilidad del segmento C, cosa que agradecerán los ocupantes de las plazas delanteras pero, sobre todo, los de las traseras. Tal es así que muchas veces dudamos si nos hemos sentado en un modelo compacto o en un monovolumen…

Nissan_Pulsar_NTEC_dCi_16

Pero si muy lograda está la amplitud interior, no nos ha parecido que lo fuera tanto su diseño. Si bien es cierto que sus formas son peculiares, la sobriedad de sus líneas y la combinación de los diferentes materiales elegidos nos ha defraudado un poco. En cambio lo que no podemos poner en duda es la calidad de los mismos y los ajustes entre ellos, que rayan a gran altura.

Hay ejemplos, como el que os trajimos aquí la semana pasada, que tratan de distinguirse por un diseño singular, sin parangón entre los de su categoría y no precisamente abusando de materiales nobles, con excelentes resultados. Creemos que este Nissan Pulsar se ha quedado un poco en “tierra de nadie”, sin ofrecer la calidad de los representantes Premium, pero al mismo tiempo con un resultado final demasiado anodino…

Nissan_Pulsar_NTEC_dCi_24

Esta sobriedad se pone de manifiesto en las formas curvas del salpicadero, que aunque cuenta con plásticos blandos en su zona superior, abunda de los duros en la inferior. Como único elemento destacable tenemos una consola central “emergente” (menos lograda que en el alabado Qashqai o en su hermano mayor el X-Trail) en la que se agrupan los aireadores centrales, la pantalla táctil de 5,8 pulgadas del sistema NissanConnect o los mandos del sistema de climatización. Además su terminación en Negro Piano no resulta sino ser un imán para las motas de polvo y las huellas de los dedos (siempre estará sucio por mucho que lo limpiéis…)

El sistema NissanConnect incluye una amplia gama de funcionalidades: desde las de audio, pasando por las de navegación o de conectividad, integrándose a la perfección con nuestro smartphone e incluyendo diversas apps para hacernos la vida más fácil. También es posible disfrutar de streaming de audio o de dispositivos Mp3 o iPod a través de las conexiones disponibles.

Nissan_Pulsar_NTEC_dCi_25

Ya en el túnel central encontraremos un hueco para dejar los pequeños objetos de uso más habitual, el pulsador de puesta en marcha y detención del propulsor y la palanca de la caja de cambios manual de 6 velocidades. Por último el freno de mano mecánico, un par de posavasos y el apoyabrazos, que cubre una pequeña guantera, completan esta zona.

El volante tampoco es de los más atractivos del mercado, pero presenta unas dimensiones correctas, tanto por diámetro del aro como por grosor del mismo, así como por estar forrado en cuero. Desde sus brazos horizontales podremos gobernar la mayor parte de las funciones del sistema multimedia, así como del regulador/limitador de velocidad o los parámetros a visualizar en la pantalla multifunción ubicada entre el velocímetro y el cuentarrevoluciones del cuadro de relojes.

Nissan_Pulsar_NTEC_dCi_19

Este último es exactamente igual al ya visto en el Qashqai, pero no por conocido hemos de dejar de destacar la excelente presentación, con las dos esferas principales de gran tamaño, que incluyen en su interior los relojes de nivel de combustible y temperatura del líquido refrigerante, además de múltiples testigos de alerta.

La pantalla central del Drive-Assist es del tipo TFT y tiene unas dimensiones de 5 pulgadas, mostrando a todo color la información más importante, como las indicaciones de navegación, del sistema de audio o de las ayudas a la conducción, aparte de los datos del ordenador de viaje.

Nissan_Pulsar_NTEC_dCi_26

Los asientos delanteros, a pesar de estar forrados en tejido técnico (el cuero está reservado para las versiones más equipadas) cuentan con formas bastante ergonómicas que recogen adecuadamente el cuerpo, facilitando una óptima posición de conducción, ajustable mediante reglajes mecánicos. Los viajes de varias horas no pasarán factura a nuestro cuerpo y pese a que la sujeción lateral no es de las mejores tampoco iremos desplazándonos de lado a lado en carreteras de curvas.

Nissan_Pulsar_NTEC_dCi_27

Los ocupantes de las plazas traseras, como ya hemos mencionado, disfrutarán de un amplio espacio para las piernas y también en altura, en cambio en anchura adolece de los mismos problemas que la gran mayoría de compactos, acogiendo cómodamente a los pasajeros de las plazas laterales, pero estando reservada la central para personas de menor envergadura o para desplazamientos ocasionales.

Maletero

Si hablamos de la capacidad de transportar equipaje de este Nissan Pulsar, lo primero que hemos de comentar es que el modelo nipón ha sido dotado de un amplio portón que, además, presenta un gran ángulo de apertura, dejándonos un hueco generoso y regular, muy adecuado para introducir todo tipo de objetos. Además el borde de carga no se sitúa a excesiva altura, con lo que tampoco deberemos realizar un esfuerzo adicional para introducir objetos en su interior.

Nissan_Pulsar_NTEC_dCi_09

El hueco disponible en la utilización más habitual (con todos sus ocupantes a bordo) es de 385 litros que, como habréis podido observar en la tabla que os hemos mostrado más arriba, se encuentra en la media del segmento. A pesar de que la parte interior de los pasos de rueda, con sus marcadas protuberancias, impiden que el volumen de carga sea mayor, se puede aprovechar al máximo y se muestra como suficiente para transportar el equipaje de una familia, incluso en desplazamientos vacacionales.

Nissan_Pulsar_NTEC_dCi_10

Gracias a que el respaldo del asiento posterior se puede abatir por partes (en una proporción 40/60) también será posible transportar bultos más grandes y, dado el caso, podremos hacer uso de toda su capacidad, plegando ambas partes, alcanzando los 1.385 litros. Lástima que la superficie resultante no sea plana, y que el considerable y molesto escalón que se forma dificulte la estiba de los bultos de mayores proporciones.

Nissan_Pulsar_NTEC_dCi_12

Debajo de la moqueta que recubre el fondo del maletero falta, una vez más, una rueda de repuesto aun contando con espacio suficiente para ella, y tendremos que conformarnos con la presencia del cada día más habitual kit reparapinchazos, compuesto por un compresor y el líquido de sellado que le acompaña, con el que efectuar la reparación, siempre que ésta no sea de importancia…

Nissan_Pulsar_NTEC_dCi_13

Equipamiento

El equipamiento disponible es, en líneas generales, bastante completo, estando disponibles 4 niveles diferentes, que se articulan de menor a mayor de la siguiente forma:

Nissan_Pulsar_NTEC_dCi_20Desde la versión más básica, denominada Visia, ya se incluye la siguiente dotación de serie:

  • 6 airbags (frontales, laterales y de cortina
  • ABS+EBD+ESP
  • Control de crucero y Limitador de velocidad
  • Fijaciones ISOFIX en plazas traseras
  • Indicador de presión de neumáticos
  • Inmovilizador
  • Aire acondicionado
  • Elevalunas eléctricos delanteros y traseros

Nissan_Pulsar_NTEC_dCi_22

  • Asiento conductor regulable en altura
  • Tapicería textil
  • Volante ajustable en altura
  • Volante multifuncional
  • Llantas aleación 16″
  • Luz de día
  • Retrovisores color carrocería y regulables eléctricamente
  • Manetas color carrocería
  • Molduras de los contornos de los cristales cromadas

Nissan_Pulsar_NTEC_dCi_40

  • Sistema Stop/Start
  • Chassis Control: Control activo de la trazada
  • Pantalla Nissan Drive Assist (Ordenador de viaje con pantalla TFT en color de 5″)
  • Radio CD
  • 4 Altavoces
  • Conectividad iPod y Bluetooth
  • Cierre centralizado con mando a distancia

Nissan_Pulsar_NTEC_dCi_43

El nivel de equipamiento Acenta añade sobre el anterior lo siguiente:

  • Faros de activación automática y Sensor de lluvia
  • Retrovisor interior con antideslumbramiento automático
  • Climatizador dual (conductor / acompañante)
  • Apoyabrazos central delantero y trasero
  • Volante y pomo del cambio en piel
  • Faros antiniebla delanteros
  • Retrovisores calefactados
  • Botón de arranque
  • 6 Altavoces
  • Llave inteligente

Nissan_Pulsar_NTEC_dCi_38

La línea N-Tec (correspondiente al modelo probado) suma a lo ya visto:

  • Escudo de Protección Inteligente 1: Sistema anti-colisión frontal
  • Control de crucero y Limitador de velocidad
  • Llantas aleación 17″
  • Faros LED exclusivos para conducción en carretera
  • Luz LED delantera con diseño Boomerang
  • Cristales traseros oscurecidos
  • Cámara de visión exterior trasera
  • Nuevo NissanConnect

Nissan_Pulsar_NTEC_dCi_30

Y, por último, el nivel de equipamiento Tekna se completa con:

  • Escudo de Protección Inteligente 2: Control de Ángulo Muerto, Alerta de cambio de carril involuntario y Detector de movimiento
  • Asientos delanteros calefactados
  • Tapicería en piel
  • Retrovisores calefactados y abatibles eléctricamente
  • Cámara de visión exterior de 360º

Nissan_Pulsar_NTEC_dCi_44

Los precios parten desde los 19.050 € (del Pulsar Visia DIG-T 115 CV), aunque en estos momentos hay vigente una oferta especial que rebaja esa cifra hasta los 13.900 €. El acabado Acenta está disponible desde los 20.000 €, mientras que el N-Tec se sitúa en los 21.700€. Por último para hacernos con el nivel de equipamiento Tekna tendremos que desembolsar al menos 23.400 €.

Si estáis interesados en adquirir un Nissan Pulsar os recomendamos, como siempre, que consultéis primero el buscador de Coches.com, donde encontrareis los mejores precios del mercado, así como el seguro más adecuado.

Motorización

A falta de la inminente comercialización de las versiones propulsadas por el motor 1.6 DIG-T de gasolina, con 190 CV de potencia, o del esperado Nissan Pulsar Nismo, de momento la gama de motores resulta algo limitada, con tan sólo dos opciones, una gasolina y otra diésel, contando ambas con inyección directa y sobrealimentación.

Nissan_Pulsar_NTEC_dCi_45

En el caso de la unidad probada optamos por la variante alimentada mediante gasóleo. Se trata del conocido bloque K9K de 4 cilindros y 1.461 centímetros cúbicos empleado en numerosos modelos de la Alianza Renault y fabricado en la factoría que la firma francesa posee en Valladolid.

Dispone de inyección directa tipo Common Rail que, ayudada por un turbocompresor de geometría variable, es capaz de generar 110 CV de potencia a 4.000 rpm y un par máximo de 260 Nm entre 1.750 y 2.500 rpm. Las emisiones de CO2 son de 94 gr/km.

Nissan_Pulsar_NTEC_dCi_46

Esta motorización sirve para que el Nissan Pulsar cuente con unas prestaciones simplemente correctas, como indican sus cifras de velocidad máxima, con 190 km/h o una aceleración de 0 a 100 km/h en 11,5 segundos.

Nissan_Pulsar_NTEC_dCi_47

Los consumos resultan bastante comedidos, con unas cifras oficiales que se sitúan en los 4,1 l/100 km en ciudad; 3,3 l/100 km en recorridos extra urbanos y finalmente 3,6 l/100 km en el ciclo combinado. Sobra decir que, como ocurre invariablemente en todas nuestras pruebas, estos datos son claramente optimistas, habiendo obtenido unos consumos que varían desde los 5,3 l/100 km en recorridos urbanos, pasando por los 4,2 l/100 km en carreteras y autovías, para obtener un consumo medio de 4,5 l/100 km.

Nissan_Pulsar_NTEC_dCi_48

Esto da como resultado una autonomía que supera ligeramente los 1.000 kilómetros, gracias a los 46 litros de capacidad de su depósito de combustible.

Comportamiento

Si por algo destaca este Nissan Pulsar es por su “carácter neutro” ¿Qué queremos decir con ello? Pues que ofrece un alto confort de marcha y, a la vez, se comporta muy aceptablemente en todo tipo de circunstancias.

Nissan_Pulsar_NTEC_dCi_56

El comportamiento no desmerece al de otros modelos de la competencia, aunque sus suspensiones sean menos elaboradas, contando en el eje delantero con un esquema independiente, tipo McPherson, pero en el trasero con un eje de torsión, con muelles como elemento elástico.

No obstante su tarado nos obsequia con un compromiso muy conseguido entre la suavidad necesaria a la hora de absorber baches y la contención del balanceo de la carrocería cuando avivamos el ritmo de marcha en una carretera de curvas. Claro que en ello también tiene mucho que ver la tan comentada distancia entre ejes de 2,70 metros que proporciona reacciones más progresivas, casi de berlina de segmento superior, resultando más sencillo de controlar una vez lo llevamos al límite.

Nissan_Pulsar_NTEC_dCi_52

La dirección también contribuye a esa sensación y, pese a ser eléctrica, y mostrarse muy suave en ciudad (cosa que es de agradecer) informa bastante bien de lo que sucede bajo las ruedas.

El propulsor nos ha gustado por sus contenidos consumos tanto en ciudad, por la eficiente actuación del sistema Stop&Start, como una vez decidimos salir de la urbe. Lástima que su sonoridad al ralentí y en frio resulte tan incómoda como impropia en un vehículo de este nivel.

Nissan_Pulsar_NTEC_dCi_70

Cuando emprendemos la marcha es capaz de mover con solvencia al Nissan Pulsar, aunque a bajas vueltas se muestre algo remolón, por los desarrollos del cambio excesivamente largos, y tengamos que tirar de la caja de cambios para que responda con firmeza, una vez pasado el umbral de las 1.500 rpm parece cambiar de personalidad, estirando hasta más allá de las 4.000 rpm.

Nissan_Pulsar_NTEC_dCi_53

El cambio de marchas manual de 6 relaciones no puede ocultar tampoco, al igual que su motor, la herencia Renault, con un tacto correcto e inserciones suaves, aunque cuando le exigimos en carreteras de curvas nos gustaría que fuese un poco más preciso.

Los frenos, por su parte, también nos han gustado con un buen tacto tanto en frenadas desde alta velocidad como en una utilización intensiva en puertos de montaña, mostrando una más que aceptable resistencia a la fatiga.

Nissan_Pulsar_NTEC_dCi_63

¿Y todo esto en que se traduce?

Pues, en ciudad, resulta muy fácil y cómodo de llevar, sus dimensiones aun siendo de las mayores del segmento no impiden callejear con agrado y sólo un motor con pocos bajos nos hará revolucionar el motor más de lo deseable a la salida de los semáforos. Las maniobras de aparcamiento tampoco resultan engorrosas, aunque la reducida visibilidad hacia el ¾ trasero se compensa con la existencia de una cámara de visión trasera, disponible en el equipamiento probado.

Nissan_Pulsar_NTEC_dCi_55

En vías de varios carriles tiene una estabilidad direccional encomiable y un rodar fácil y preciso. Pese a la justa potencia de su propulsor es capaz de mantener cruceros al límite de la legalidad sin aparentes problemas o realizar adelantamientos rápidos y seguros y, además, no se filtran hacia los ocupantes ni excesivos ruidos aerodinámicos ni de rodadura, por lo que cualquier familia disfrutará a gusto de sus largos desplazamientos vacacionales.

Nissan_Pulsar_NTEC_dCi_71

Por último en carreteras de curvas no vamos a decir que tenga un comportamiento sobresaliente, pero sí al menos sigue con su tónica general de “hacerlo todo bien”: se sujeta sin excesivos balanceos de la carrocería, frena correctamente y su propulsor, si hacemos uso del cambio, nos deleitará con la potencia suficiente para no sufrir en estas circunstancias.

Veredicto de Coches.com

En cuanto recorremos los primeros metros a los mandos de este Nissan Pulsar nos daremos cuenta de que estamos ante la personificación del compacto generalista por antonomasia (que nadie se tome esto como un calificativo despectivo, antes al contrario).

Nissan_Pulsar_NTEC_dCi_34

Ofrece espacio de sobra para todos sus ocupantes, además de capacidad de almacenamiento. Sus motores, tanto diésel como gasolina, son frugales e impulsan a este modelo con suficiente vivacidad. Las suspensiones son cómodas pero permiten un uso más intenso del vehículo sin flaquear. Y, por si esto fuera poco, la buena aerodinámica y el aislamiento del vehículo proporcionan viajes cómodos sin molestos ruidos o vibraciones.

Nissan_Pulsar_NTEC_dCi_65

El Nissan Pulsar se establece como una excelente opción para las familias que necesiten un vehículo compacto donde llevar a los niños al colegio (con mucho sitio en las plazas posteriores para colocar las voluminosas sillas infantiles, gracias a los anclajes Isofix) o que incluso las personas más altas viajen con sobrada amplitud y no tengan que hacerlo con la cabeza encogida o adoptando posiciones inverosímiles al volante y un maletero consecuente para el uso que se le va a dar…

Nissan_Pulsar_NTEC_dCi_74

Por lo que respecta a los propulsores disponibles (aquí es cara o cruz, de momento) optaríamos por la versión diésel si se van a realizar muchos kilómetros al año, si no la variante de gasolina colmará igualmente nuestras expectativas, con un desembolso menor, pudiendo invertir la diferencia en adquirir una de las versiones más equipadas.

Valoración_Nissan_Pulsar_NTEC_dCi

Galería de imágenes:

Ver galeria (76 fotos)

4 COMENTARIOS

Deja una respuesta