El mundo clama por los precios del petróleo y en coches.com van y prueban un deportivo. Bueno, un deportivo que consume poco para ser un coche de sus prestaciones: En carretera 7,8 litros a los 100 según indica la ficha técnica del 370 Z. Veamos si es cierto y cómo se porta este coche que, todo sea dicho, promete.

La unidad que probamos es la más equipada, una versión llamada Pack. Se distingue de la normal porque incluye todo esto a un ya de por sí muy completo equipamiento de serie:

Nissan 370Z

• Sincronizador de revoluciones.

• Control de crucero con limitador de velocidad.

• Sistema de audio Premium BOSE con 8 altavoces (6 altavoces + 2 woofers).

• Cargador de 6 Cds.

• Asientos tapizados en piel y ante (los tapizados interiores de las puertas también son de ante).

• Bolsillos portaobjetos en el respaldo de los asientos.

• Asientos calefactados con regulación eléctrica.

• Asiento del conductor con soporte lumbar.

• Display indicador de velocidad seleccionada.

No faltan (ya que los lleva su versión más básica), los faros de xenón con lavafaros, retrovisores calefactados y plegables, arranque por botón y llave inteligente, navegador 3D con pantalla táctil (navegación, audio, teléfono, ajustes Bluetooth, volumen y sonido, reloj, etc), puerto USB, Bluetooth, disco duro interno, reproductor de DVD, entrada auxiliar, reconocimiento de voz…

Las llantas de serie son de 18 pulgadas, aunque la unidad de pruebas llevaba las llantas opcionales de 19 pulgadas.

Exterior

Desde que el Nissan 370Z sustituyó al Nissan 350Z en 2009, el deportivo de Nissan se parece mucho más al Nissan GT-R. El Nissan 370 es el encargado de continuar la saga de los Z, iniciada con el Nissan 240Z hace más de 40 años, y no está mal fijarse en el superdeportivo de la marca.

Frontal del Nissan 370Z

Las similitudes las encontramos sobre todo delante, en la zona donde se unen el parabrisas y el techo. Y es que el frontal es muy agresivo, con un capó delantero larguísimo que destaca allá donde vayas. Por cierto, lo han diseñado para proteger a los peatones en caso de atropello. Incluye un sistema que lo levanta automáticamente y amortigua los impactos en la medida de lo posible.

Delante también llaman la atención una entrada de aire enorme y los faros afilados. En las aletas laterales, los logotipos Z integran a los intermitentes laterales, una solución de diseño muy acertada.

Si nos fijamos en la parte trasera, vemos como la línea de la carrocería se curva al llegar a la parte final. Baja hasta la doble salida de los escapes y parece que los bajos fuesen un difusor. Un gran toque de deportividad, como la luz de niebla, que va en el medio y muy abajo, como la luz de lluvia de los F-1. Las ópticas traseras recuerdan a un boomerang y llevan tecnología LED. También hay un alerón que remata el disseño y le da al coche mayor apoyo en la parte trasera cuando ruedas a alta velocidad. Únelo a la doble salida de escape asimétrica con tubos anchos a cada lado de la luz, completan un conjunto muy atractivo.

Interior

Como la mayoría de los cupés, hay que reverenciarse cuando uno entra en él. Es decir, los asientos están muy bajos y puede que a más de uno le cueste subirse o bajarse del coche. Es un esfuerzo extra que no tardará en ser recompensado. Nada más sentarte.

Interior del Nissan 370Z

Los asientos son cómodos, pero he de decir que la tapicería de ante puede resultar un poco sucia y que puede necesitar alguna limpieza a fondo a menudo. Centrémonos ahora en el puesto de conducción: Sentado en ese “butacón”, veo que el volante es regulable en altura, pero no en profundidad. A mi me venía bien, pero puede que algún conductor lo eche de menos.

No es que sea un pívot de baloncesto, ni mucho menos, pero bajo no soy y no tenía problemas con la altura del coche, algo típico en este tipo de vehículos. La posición de conducción es típica de un deportivo: Sentado muy cerca del suelo, hay que llevar las piernas muy estiradas para llevar el coche. Así, las sensaciones que se transmiten son mucho mayores… Pero de eso hablaremos más tarde.

¿Visibilidad? Hacia delante perfecta. Hacia detrás, algo peor (si alguna vez has subido a un Megane Coupé o a un Audi TT sabrás de lo que hablo). Así que hay que usar los retrovisores para controlar la zona posterior del coche. Y con cuidado, porque es un coche ancho donde los haya.

Mi copiloto me advirtió de un detalle que para mi habría pasado desapercibido. El airbag del acompañante no se puede desconectar. ¿Inconvenientes. Olvídate de colocar una de esas sillas para niños de esas que van colocadas en sentido contrario a la marchas. El Nissan 370Z no es ni mucho menos un coche familiar, pero es un detalle que hay que destacar.

El motor se arranca con el mando en el bolsillo. Sólo hay que pulsar el botón de arranque que está en la consola, cerca del volante. La consola central divide ambos asientos y la palanca de marchas queda muy a mano, como los mandos de climatización y del navegador.

¿Cosas mal resueltas? El botón que controla el ordenador de abordo (hay que soltar las mano del volante)

Motor

Nissan 370Z

El capó delantero oculta un motor V6 de 3.7 litros capaza de rendir nada menos que 331 CV… que se transmiten a las ruedas traseras, como buen deportivo que se precie. No hay cupés a la venta con esa potencia en España más baratos. Lo puedes encontrar por 43.200 € (la versión Base).

Comportamiento

Pulsas el botón y el sonido de su motor V6 ya cautiva. Ese rugido te indica que estás en un coche hecho para disfrutar conduciendo. Entremos ahora en detalles:

Punto primera: Pide saber conducir. No me creo un piloto de carreras (soy un conductor bastante moderado) y no suelo hacer “burradas” con los coches que pruebo. Y el Nissan 370Z es de esos coches que te exige, no continuamnete, pero bastante. Esto, para la gente que nos gusta conducir coches con tracción trasera, es fantástico y ahí radica el encanto de este coche. Para llevarlo rápido hay que saber algo más que dónde está el acelerador y el freno.

No es que el coche tenga reacciones bruscas, pero en ocasiones se notan los 331 CV. No en los cambios de marcha. La caja manual tiene un sistema para que durante las reducciones el coche no dé tirones aunque sueltes el embrague con gran rapidez. Pero no es para confiarse. Durante la prueba (después de hacer las fotos, por suerte), se puso a llover y eso acabó con mi idea de quitar el control de estabilidad durante un rato para ver cómo se comportaba. Pero bueno, si está ahí, por algo será. De todos modos, no me parece un coche como para desactivarlo a la ligera.

Nissan 370Z

Dice la gente acostumbrada a conducir deportivos que el Nissan 370Z no tiene una aceleración que se corresponda con su potencia. A mi me pareció buena. Quizás no excelente, pero a todas luces más que suficiente para un uso dinámico. Porque eso sí, dinámico es un rato: Sus reacciones en curva son sencillamente apabullantes y los frenos responden a la primera. Y repito: No lo llevé al de sus capacidades: No estaba en un circuito.

Lo que también se nota al llevar el coche animado por zona de curvas es la dureza de la suspensión. Es algo fantástico para el conductor deportivo, porque aporta seguridad y estabilidad a altas velocidades. Pero quien quiera un coche para destacar y pasear tranquilo… Hay alternativas mejores. Este es un coche preparado para correr, lo cual tiene sus pros… y sus contras. Su V6 entrega todo el par de forma progresiva, desde las bajas revoluciones, pero en todo el proceso de “llegar a la zona roja” se nota que el coche está dispuesto a entregarte más. Y eso lo notas cada vez que vas a pisar el acelerador. El coche siempre responde, nunca se queda achicado. Le pides… Y te da. No llega a niveles del Nissan GT-R, el superdeportivo del pueblo, pero para bolsillos más modestos con ansias de deportivo, el 370Z es una buena opción.

Hablando de bolsillos… Habíamos hablado de un consumo en carretera de 7,8 litros a los 100. En nuestra prueba el ordenador de abordo superaba los 10 litros. Y eso que reinicié la cuenta después de tramos de montaña con el coche más revolucionado y apurado. Lo que aún es peor (y no me extiendo más en esto, que el consumo en este coche no es lo importante)… me parece bastante difícil bajar la cifra de gasto de combustible.

Maletero del Nissan 370Z

Maletero

¿Alguien mira el maletero en un coche así? A nosotros nos tocó. Eso sí, también puedes llevar equipaje detrás de los asientos, donde hay dos cajones con tapa y una bandeja donde dejar objetos  (tamaño maletín), aunque antes tendrás que abatir los asientos hacia delante.

El maletero tiene 235 litros de capacidad. Es incluso menos que un utilitario (Un Ibiza tiene 292 litros, para hacerte una idea). Pero además no tiene formas regulares, así que olvídate de meter bultos grandes no deformables. A los lados resaltan unas protuberancias de los elementos de la suspensión que restan si cabe más espacio.  Además, la boca de carga está bastante alta, así que para meter el equipaje es necesario elevarlo mucho. Unido a lo que hay que agacharse para entrar… No es un coche apto para reumáticos.

Rivales

El Nissan 370Z es más rápido, con mejor aceleración y con más potencia que un Audi TTS, un BMW Z4 sDrive30i o un Porsche Cayman. Y claro, hablamos de las coches bastante más caros que el Nissan.

Lo mejor:

– Precio.

– Prestaciones.

– Línea exterior y comodidad.

Lo peor:

– Visibilidad trasera.

– Consumo real.

– Maletero.

Fotos:

Ver galeria (34 fotos)

4 COMENTARIOS

  1. Es la mejor opcion para un deportivo actualmente, yo he tenido el mismo pero automatico y realmente, tiene todo lo que se necesita para disfrutar de un automovil, calidad y precios son sus mejores bazas, busque, compare y si encuentra algo mejor comprelo, saludos.

    • Hola Jesús.

      Es una buena opción (la mejor que supera los 300 CV) para quien adore conducir y sepa de qué va llevar un coche rápido. Para alguine que sólo busque lucir coche, hay otras opciones mucho más sencillas de conducir y que no exigen tanto. A la cabeza se me viene, lógicamente el Audi TT. Eso sí, no se disfrutará tanto sin tracción trasera y no empujará tanto, claro. 😉

Deja una respuesta