Smart es la marca dedicada al segmento de los microurbanos por excelencia. Esta subsidiaria de Daimler fue fundada en 1994 con el objetivo de hacer vehículos de pequeñas dimensiones. En 1997 llegaba el primer modelo de la marca, el smart city-coupé, el que hoy conocemos como fortwo y que ha sido su modelo más exitoso en estas dos décadas. El smart fortwo es un pequeño biplaza de menos de 3 metros, mientras que la gama se completa con el smart forfour con capacidad para cuatro pasajeros.

La movilidad siempre ha sido una de las principales preocupaciones de la marca y más en los tiempos que corren. La contaminación en las grandes ciudades y la incipiente preocupación por el medio ambiente han dado lugar a una serie de restricciones que están teniendo como principal afectado al coche. Madrid, Barcelona o París ya han tomado algunas medidas y en los próximos años se irán agravando. Por eso smart ha decidido electrificar toda su gama.

Los electric drive (ED) son la nueva generación de eléctricos que llegará a nuestros concesionarios en el mes de junio y que ya se pueden reservar. Si la semana pasada toma de contacto del smart forfour electric drive, ahora le toca el turno al hermano pequeño, el modelo con el que empezó todo: el smart fortwo electric drive. No es la primera vez que lleva un motor eléctrico, ya que la anterior generación es muy popular gracias al Car2Go, el servicio de car sharing que ya lleva recorridos más de 35 millones de kilómetros (más de 8 millones en Madrid).

Exterior

El fortwo es el estandarte de la marca, el modelo con el que quiere ser reconocida a nivel mundial. Es por ello que presenta un aspecto inconfundible, con un lenguaje de diseño original que consigue girar unas cuantas cabezas por la calle. El nuevo frontal ha sido comparado por muchos con una cara sonriente. Cuenta con un morro más elevado, flanqueado por unos faros estilizados y con luces diurnas LED en forma de ‘U’. La parrilla tiene un entramado de panal de abeja y acoge el logotipo de la marca.

Desde su perfil se ve claramente que la carrocería va pintada en dos colores. Dependiendo de la versión escogida, la célula de seguridad (de la que luego hablaremos) irá pintada en un color u otro. Las llantas rediseñadas son de 15 o 16 pulgadas según el acabad y las dos únicas puertas destacan por su gran tamaño. En este electric drive encontramos los distintivos en algunas zonas y la toma de carga en el mismo lugar que ocupaba la tapa del depósito.

La zaga, al igual que el frontal, es casi igual que en el forfour. El pilar C tiene una posición más vertical y en el techo hay un pequeñísimo alerón con la tercera luz de freno. Por debajo queda una luneta también bastante pequeña y en la célula de seguridad, a ambos laterales, están los pilotos traseros LED. El paragolpes tiene una forma voluptuosa y redondeada, mientras que en la parte inferior va un difusor de plástico negro.

Pero probablemente lo que más llama la atención en el smart fortwo son sus reducidas dimensiones. Tiene una longitud de 2,69 metros (frente a los 3,49 del forfour), una anchura de 1,66 metros y una altura de 1,55 metros (ambos idénticos al de cuatro plazas). La distancia entre ejes es igual de reducida, solamente 1,87 metros. Estas cifras le permiten tener un diámetro de giro de 6,95 metros, récord absoluto que lo convierte en el rey de las maniobras.

Interior

El interior del pequeño smart fortwo electrive drive es exactamente igual que el del forfour, aunque lógicamente con dos plazas menos. Destaca por un diseño moderno y desenfadado que busca principalmente la atención del público juvenil. Para conseguirlo se utilizan varias combinaciones de colores muy llamativas como la de esta unidad en negro/naranja. En el salpicadero con acabado de tela se integran unas originales salidas del aire acondicionado con forma esférica y el nombre de la marca inscrito.

Todos los elementos que encontramos tienen una función concreta, por ello podemos decir que se trata de un habitáculo funcional y algo minimalista. La instrumentación solamente cuenta con una gran media luna que marca la velocidad y con una pantalla TFT a color que nos da el resto de datos del ordenador de a bordo. También encontramos otro indicador circular en el lado izquierdo que nos indica la carga de la batería y el flujo de energía instantáneo.

El volante multifunción incluye los botones que controlan el ordenador de a bordo y el control de crucero, pero el resto lo tendremos en el sistema multimedia. Éste se controla mediante la pantalla táctil de 7 pulgadas que está en la consola central y tiene un funcionamiento rápido pero algo errático en la navegación. Por debajo están los controles de la navegación que tienen una lupa móvil para seleccionar la temperatura, otro de los detalles diferenciales del modelo.

Una de las principales diferencias que encontramos respecto al forfour, es que en este ejemplar nos encontramos con una guantera abierta que es poco útil. Por suerte también hay un hueco que sale de debajo de la consola central que mejora su utilidad. La calidad no es uno de los puntos fuertes del fortwo debido a algunos plásticos duros que no nos convencen, sin embargo, la tela que recubre el salpicadero pone un toque singular y algunos elementos como el volante tienen un tacto agradable.

Detalle del original hueco portaobjetos

En algunos de los detalles anteriores se dejaba entrever que comparte plataforma y algunos elementos con el Renault Twingo, pero no se notará en el espacio. El fortwo es un biplaza puro, solamente cuenta con los asientos del conductor y copiloto, que por suerte cuentan con gran comodidad gracias a unas cotas de altura y anchura notables. El acceso también es bueno gracias a las enormes puertas y la amplitud con la que se abren.

Maletero

A pesar de ser el pequeño de la casa, el smart two electric drive tiene un maletero más grande que el de cuatro plazas. Cuenta con 230 litros de capacidad y tiene unas formas cuadradas que permiten aprovechar bien el espacio. En vez del tradicional portón que utilizan otros modelos, el fortwo tiene una compuerta de doble hoja, que por un lado permite levantar la luneta y por el otro abatir la parte inferior.

Es una maniobra más compleja pero cuenta con la ventaja de poder introducir y sacar objetos solamente con abrir el cristal. Cuando abrimos la hoja inferior se queda en posición horizontal y permite que podamos apoyar objetos. La desventaja vuelve a ser que del espacio total del maletero tenemos que restar lo que ocupa el cable de carga. La configuración de este modelo hace que tenga el motor bajo el piso del maletero y que tenga la limitación de no poder montar rueda de repuesto.

Equipamiento

El smart fortwo electric drive comparte equipamiento con el resto de modelos de la gama. De esta forma encontramos con que de serie tiene llantas de 15 pulgadas, faros halógenos con luces diurnas LED, elevalunas eléctricos, climatizador automático, cuadro de instrumentos con pantalla LCD monocroma o Tempomat con control de velocidad. Este eléctrico además añade un elemento de seguridad muy útil en ciudad, el asistente de frenado activo con radar.

Su sistema de propulsión hace que de serie también incluya el cargador, con un cable para toma normal y otro para Wallbox. El próximo mes de septiembre llegará la aplicación smart control. En el momento en que esté disponible, será gratis durante los tres primeros años y servirá para algunas utilidades como conocer parámetros como su autonomía o el nivel de carga de la batería, además de poder calentar o enfriar el coche a distancia.

A lo anteriormente citado se pueden sumar tres líneas de equipamiento adicionales. Arranca con passion, que tiene la célula de seguridad tridion en color negro y que acepta tres combinaciones para el tablero de instrumentos, revestimiento de puertas y asientos (negro/naranja, negro/blanco, negro/negro). Le sigue prime, que suma elementos como los asientos tapizados en cuero y calefactables o el detector de cambio de carril con testigo óptico y acústico.

El último es el acabado proxy, que gana presencia con las llantas de 16 pulgadas en negro, interior tapizado en blanco/azul, techo panorámico con pantalla parasol o pedales deportivos de acero inoxidable. Si queremos una mayor distinción se puede elegir el paquete opcional electric drive design, que tiene la célula de seguridad y los retrovisores en color verde, además de unas llantas específicas. La lista de equipamiento opcional cuenta con otras opciones interesantes.

Motor

El fortwo electric drive, al igual que el resto de la gama eléctrica estrena mecánica. Se trata de un nuevo motor eléctrico síncrono de corriente continua de excitación independiente con una potencia de 60 kW (81 CV) y 160 Nm de par, que está ligado a una caja automática monomarcha. La batería de iones de litio de 96 celdas tiene 17,6 kWh y ha sido desarrollada por Accumotive, una filial de Daimler. Por ello no se da en alquiler, sino que viene con el coche y tiene una garantía de ocho años o 100.000 kilómetros.

Este elemento es el responsable de que este fortwo tenga una autonomía eléctrica de 160 kilómetros (ciclo NEDC). Como podéis comprobar es algo superior a la del forfour por ser un modelo más ligero, aunque todavía está algo por detrás de otros modelos de la competencia. Es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 11,5 segundos y su velocidad máxima está limitada a 130 km/h, siendo algo más rápido que el de cuatro plazas.

Para cargar la batería se necesita un tiempo de unas 6 horas en una toma de corriente convencional, aunque se reduce hasta 3,5 horas si se cuenta con el Wallbox. De momento no tiene disponible un sistema de recarga rápida, según la marca éste estará disponible a principios del próximo año 2018 y con él se conseguirá tener la batería al 80 % de su capacidad en solamente 45 minutos.

Comportamiento

La ruta que se nos propuso con el smart fortwo electric drive era muy urbana y con pocos tramos de autopista, justamente el uso que la mayoría de clientes le van a dar a este modelo. Nos acomodamos dentro del pequeño pero confortable biplaza y comenzamos nuestra marcha que nos llevaría hasta la madrileña Estación de Atocha. La insonorización y calidad de rodadura del modelo son un punto a favor, apenas se filtran ruidos ni vibraciones al habitáculo.

Nos enfrentamos a callejones, atascos, cruces, glorietas, etc. Tras ello es fácil darse cuenta de que el fortwo ha nacido para esto. Una de las mejores sensaciones que experimentamos es la de salir los primeros en los semáforos con un sigilo extremo y ante la incrédula mirada del resto. Aunque acelere de 0 a 100 km/h en 11,5 segundos, nos habíamos guardado un dato: hace el 0-60 km/h en 4,9 segundos. Con ello conseguirá ‘pegarnos al asiento’ en algunas salidas y adelantamientos.

Lógicamente a mayores velocidades este modelo pierde un poco de fuelle, pero nada preocupante para rodar a velocidades legales. Como decía, está hecho para la ciudad y se nos presenta con un diámetro de giro récord de 6,95 metros que lo convierten en el rey de la maniobrabilidad. Sus dimensiones hacen que consigamos pasar por sitios que ni nos plantearíamos con otro coche y también que podamos aparcar en huecos minúsculos.

La otra ventaja que tenemos en ciudad es que la carga de la batería apenas se resiente. Las constantes frenadas a las que sometemos al coche hace que se regenere una energía muy preciada. También contaremos con la retención que se ejerce sobre las ruedas, que tiene cinco niveles no seleccionables, que son elegidos por el coche. Tendrá en cuenta el radar delantero (para ver si nos precede un coche) o también si hemos seleccionado el modo ECO.

La retención no es tan notable como en el BMW i3, pero aún así es suficiente para que volvamos de nuestra ruta habiendo gastado apenas un 25 % de la capacidad de la batería. Desde mi punto de vista unos valores más que aceptables para haber recorrido unos 50 kilómetros. Y la forma de hacerlo ha sido cómoda y eficaz, con unas suspensiones que no buscan nada la deportividad (y que en algún momento se nos antojan algo secas) y con una dirección muy asistida, útil en ciudad, pero poco comunicativa.

Otro de los puntos que tenemos que comentar del smart fortwo es su mejora en términos de seguridad. Aunque sea un modelo que pesa apenas una tonelada y que no tiene casi ni frontal ni culo, eso no significa que vaya a salir peor parado en caso de accidente. La célula de seguridad tridion es capaz de que el interior y sus ocupantes se mantengan a salvo en casi cualquier tipo de coche, como se puede apreciar en el anterior vídeo de un crash test a un Mercedes Clase S.

Veredicto coches.com

El smart fortwo electric drive es el rey de la ciudad en formato eléctrico. Se mantiene la filosofía del mítico modelo biplaza, con una estética original y llamativa que ha sido modernizada. El ser biplaza y tener solamente dos puertas limita su uso en exceso, pero su cliente objetivo suele viajar solo la mayoría del tiempo y por lo tanto no lo notará. La habitabilidad es buena y su maletero de mayor tamaño que en el forfour y con una apertura diferente.

Los colores y la personalización es otra de las señas de identidad de este modelo, que busca llamar la atención del público juvenil. El electric drive estrena motor eléctrico de 81 CV y que gracias a sus 160 kilómetros de autonomía será perfecto para hacer recorridos no muy largos en ciudad, incluso en episodios de contaminación. Salir de ahí será más complicado teniendo en cuenta que en nuestro país la infraestructura no está nada desarrollada.

Para finalizar hay que decir que la marca ha llegado a un acuerdo con Endesa. La empresa del sector eléctrico se encargará de la instalación de puntos de carga a particulares, además de darles la tarifa Tempo Zero Smart, que aporta 1.200 kWh gratis al año (suficientes para recorrer unos 10.000 km) si se recarga entre la 1 y las 7 de la madrugada. El smart fortwo electric drive parte de los 23.302 euros, un precio elevado, pero que se puede reducir con algunas ayudas y con el próximo Plan MOVEA cuando salga.

Lo mejor

  • Estética original y llamativa
  • Maniobrabilidad sobresaliente en ciudad
  • Al ser eléctrico no le afectan las restricciones

Lo peor

  • Capacidad del maletero
  • Precio sin ayudas muy elevado
  • Autonomía bastante limitada para algunos trayectos

Galería de fotos:

Ver galeria (35 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta