El Grupo VAG contará con la colaboración de sus fabricantes Porsche, Bentley y la marca de coches de lujo y competición Bugatti, para compartir costes y reducir así los gastos en la compañía tras el escándalo dieselgate. Con esta medida, la empresa quiere conseguir unos ahorros anuales de hasta 100 millones de euros.

Con el lanzamiento el próximo año del Bentley Continental GT podremos ver la primera muestra de esta colaboración. El superdeportivo del fabricante británico utilizará la misma plataforma MSB (una estructura modular de aluminio) que el Porsche Panamera de segunda generación.

En la conferencia de prensa anual del fabricante de automóviles deportivos, el CEO de Porsche, Oliver Blume, dejó claro que esta cooperación se desarrollará en ámbitos como la fabricación de componentes, servicios financieros, estrategias de ventas conjuntas y garantía de calidad. “Es un plan muy meditado y detallado, comenzará el próximo año” aseguró el gerente general de la compañía.

Según las declaraciones del CEO de Bentley, Wolfgang Duerheimer, la marca pretende introducir una versión híbrida de cada modelo en los próximos años. El fabricante británico tiene la intención de evolucionar en el sector de los vehículos eléctricos de lujo con la presentación del prototipo EXP 12 Speed 6e en el Salón del Automóvil de Ginebra. Estos modelos híbridos y eléctricos también podrían usar la tecnología que Porsche está desarrollando para su primer coche de cero emisiones: el Mission E.

El año pasado, la rentabilidad de Bentley bajó hasta un 5,5 %, a diferencia del margen de operación de Porsche que fue de un 17,4 %. Con esta asociación entre las marcas del grupo alemán pretende reducir los costes de fabricación y lograr un impulso para costear las denuncias a las que todavía se enfrenta por el caso dieselgate en EEUU, Alemania y otras partes de Europa.

Fuente: Newspress

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta