A nuestras parejas hay que cuidarlas, porque las queremos y porque conocen nuestras debilidades. Si algún día somos objeto de su furia saben lo que más nos duele. Los celos son terribles, sobre todo si estos llevan a una pobre mujer a destrozar el Audi R8 de su antiguo novio a martillazos. Otro caso más en que el coche pagó la venganza.

Por eso si tienes un superdeportivo valorado en más de 100.000 euros y lo aprecias, piénsate mucho si merece la pena engañar a tu pareja. Muy enfadada tenía que estar para que el coche acabase como el atrezo de una película bélica.

 

La chica destrozó los cristales del Audi R8, rayó su pintura y hasta le dejó un satírico smiley a su novio en la carrocería (cómo nos acordamos de nuestra prueba del Audi R8 y de lo bien que lo tratamos, aunque la chica destrozó un Audi R8 2008). Este es el gráfico mensaje que le dedicó: “F@%# you!”. El interior del coche también acabó destrozado y la tapicería de cuero quedó hecha una completa ruina. Chic@s, hay que ser sinceros con la pareja y cuidar la relación, porque los pobres coches no tienen culpa de nada.

Los hechos ocurrieron hace ya un par de años, y ojalá el propietario tuviese una buena póliza de seguros, porque si no la factura en el taller debió ser de infarto.

Vía: Daylimail

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta