A veces intentas hacer algo y no sale ni a propósito. Hemos visto accidentes muy surrealistas y peripecias innombrables en la red. También acudimos al lavado de coche más escalofriante de la historia, en el que el agua corría por lugares que jamás debería sentir un coche.

En este caso, podemos denominar esta situación sin miedo a equivocarnos como la forma más espectacular de lavar el coche. ¿Era demasiado alto el coche para ver que iba por el camino equivocado? ¿Quería tomar un atajo? ¿La culpa es de la empresa del túnel de lavado por no señalizar que pueden ocurrir desastres a la salida del mismo? Nos gustaría que el conductor o conductora se pusiera en contacto con coches.com a la mayor brevedad para contarnos si ha sido capaz de repetir la hazaña en otra ocasión. Supera esto:

Vía: Good Zone
Imagen destacada: Wikipedia

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta