La batalla de las marcas premium para ser las más vendidas del mundo está más reñida que nunca. El líder global de 2014 se decidirá por unas pocas unidades, de ahí que en cada mercado se luche como nunca para ganar venta a venta. Eso implica hacer que tus coches destaquen sobre el resto. Y eso se logra con publicidad sorprendente, como el último anuncio del Audi Q3 en Canadá.

Este SUV compacto está claramente enfocado a un uso sobre asfalto, pero el departamento de marketing de Audi quisohacer ver de lo que es capaz el coche. Pongámonos en situación: Un Audi Q3 busca un hueco para estacionar en un aparcamiento subterráneo, mientras una cámara de seguridad capta la escena. El garaje está abarrotado y solamente queda un pequeño espacio entre un Volkswagen y la pared.

Audi Q3 parkingEl conductor del Audi Q3 parece tenerlo muy claro. Da marcha atrás y sube sus ruedas izquierdas por la pared para inclinar su Audi ligeramente y que el coche quepa en el hueco. Como no puede salir por su puerta, ni por la del acompañante, el conductor abandona el coche por el maletero. Desde luego, es una forma muy llamativa de mostrar las capacidades de este SUV premium, que parece decirnos que puede ir mucho más allá de se un “suv-ebordillos”

Cierto. Pocos propietarios de un coche realizarían una maniobra semejante. Como puedes ver en este segundo vídeo, de cómo se hizo este anuncio, hay ayudas mecánicas, ya que el coche cuenta con un subchasis con ruedas supletorias para poder avanzar apoyándose en la pared:

El Audi Q3 llega al mercado canadiense directamente desde Martorell. Ojalá tenga suerte en ese mercado. Desde luego, por publicidad no será, ya que este anuncio se une a otras curiosas campañas que hemos visto en el país norteamericano. Desde los Audi movidos con iPad (un scalextric que conquistó a Toronto) a  los virales anuncios de BMW creados por ordenador. Entre ellos, recordamos especialmente aquel BMW Serie 1 Coupé M atravesando muros o a “la bala”, el M5 capaz de perforar globos en slow motion. Pero esta vez se han superado, con el nuevo BMW M4 derrapando sobre un portaaviones.

Vía: Autoblog

 

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta