Si hay un coche que los aficionados a los deportivos esperan como agua de mayo ese es el nuevo Honda NSX 2017. Heredero directo de aquel coche que Ayrton Senna ayudó a crear, será uno de los grandes referentes del mercado, el Honda más potente jamás fabricado y con una serie de soluciones técnicas realmente alucinantes y poco comunes.

Coincidiendo con la celebración del Gran Premio de Japón de F1 2016, en el Circuito de Suzuka, ayer9 de octubre, la marca nipona ha querido demostrar hasta dónde es capaz de llegar la tecnología GPS de su nuevo modelo. El objetivo, recrear el famoso geoglipo del Colibrí del desierto de Nazca, una obra de arte de tamaño gigantesco, que solamente se puede ver totalmente desde el cielo debido a sus dimensiones.

lineas de nazca colibri

Todavía hoy se desconoce cómo se trazaron estas líneas (entre los años 500 aC y 500 dC), se forman desde zanjas poco profundas, donde una capa superior de pequeñas piedras deja paso a una capa de tierra más clara. Con el tiempo, la tierra expuesta crea una capa protectora que protege de la erosión.

Una de estos dibujos higantescos más  conocidos sea el Colibrí, de nada menos que 93 metros de largo. El Honda NSX ha sido capaz de recrearlo multiplicando por diez su tamaño, ya que mide 965 metros de largo. ¿Cómo? Tranzanso las líneas en una imagen de altísima resolución y convirtiéndolo en coordenadas para el GPS. Trazar las más de 30 curvas cerradas con precisión no es fácil y a ello ayudó la tecnología de propulsión del coche, con motores eléctricos en el eje delantero que permiten frenar las ruedas interiores.

El nuevo superdeportivo recorrió nada menos que 601.195 metros cuadrados en las salinas de El Mirage. en California, EE.UU. El resultado, grabado con drones de alta tecnología y grúas de grabación, puede verlo en este vídeo:

Fuente: Honda
Galería de fotos del Honda NSX:

Ver galeria (21 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta