Un muscle car orientado a las carreras de drag como el Dodge Challenger SRT Demon debe tener un buen sonido. La compañía americana ha tenido muy en cuenta este aspecto durante el desarrollo de una de las versiones más deportivas del Challenger, y buena prueba de ello es que incorpora el denominado torque reserve launch system.

Este dispositivo aumenta el flujo de aire en el motor, lo que contribuye a incrementar los decibelios producidos por el escape. Como consecuencia, el sonido que otorga el nuevo Challenger SRT Demon es más grave y profundo que el modelo de serie, sobre todo hasta que sus ruedas empiezan a girar.

Este modelo incorpora un motor V8 de 6.2 litros que entrega unos 800 CV (su potencia todavía es una incógnita), e introduce un modo drag. Aunque sus prestaciones anticipan un sonido espectacular, vale la pena escucharlo en directo, su rugido no te dejará indiferente…

Fuente: Dodge

1 COMENTARIO

Deja una respuesta