Las pruebas de choque son esenciales para la mejora de la protección de los ocupantes del vehículo en caso de accidente. A parte de tomar las precauciones necesarias para evitar las víctimas en carretera, las empresas de automoción también están por la labor de diseñar coches cada vez más seguros. A ellos se une el Instituto de Seguros para Seguridad en las Carreteras, o IIHS, encargado de realizar pruebas de choque a vehículos de Estados Unidos.

En concreto las pruebas se realizan simulando un accidente en el que la pick up se sale de la carretera de dos carriles y rompe contra una señal de tráfico. Para la realización de las pruebas utilizaron distintos tipos de pick up. Entre los resultados de la prueba, el IIHS concluyó que el Ford F-150 cuenta con la mayor protección en caso de choque mientras que el Ram 1500 suspende con la peor nota posible. A continuación se puede ver la prueba del alumno sobresaliente.

Y aquí va un vídeo del coche suspenso:

Cabe mencionar lo difícil que es para estos vehículos aprobar este tipo de pruebas dada la poca distancia que hay entre el coche y el material contra lo que choca.  De hecho, todos los pick up, a excepción del Ford F-150, terminaron con la mayor parte de la estructura de metal entre las piernas del conductor.

El centro encargado de las pruebas ha comentado la importancia de liberar las piernas de los conductores en caso de choque y así evitar la pérdida de movilidad o lesiones graves en los accidentados. Además, aconsejan a los fabricantes rediseñar las pick-ups con mayor resistencia en la parte inferior delantera del vehículo.  En el siguiente vídeo podemos observar un resumen de las pruebas, para más choques y destrucción el IIHS cuenta con un canal de Youtube.

 

Fuente: Jalopnik

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta