El día de Acción de Gracias es muy especial para el pueblo americano. Es un momento de regocijo, paz y, obviamente, agradecimiento. Las cenas familiares se pueden considerar la norma. Además, históricamente, el cuarto jueves del mes de noviembre es la puerta de entrada al temido y adorado Black Friday, de reciente adopción en España.

Así que imagina que vives en Los Angeles. Has tenido un duro día de trabajo, pero merece la pena. Cuentas las horas para disfrutar de un pavo bien cocinado que disfrutar junto a los tuyos. Te relames imaginando su sabor y el tiempo pasa más rápido. Se acaba tu jornada laboral, te vistes, coges el coche y entonces…

Como tú, cientos de vecinos con el mismo objetivo y el mismo deseo. No desistes, lo tomas con humor, avisas de que llegarás tarde. Embrague, primera, avanzas un metro, frenas. Embrague, primera, avanzas un metro, frenas otra vez. Repite. Vuelve a repetir. Sigue repitiendo. Ya han pasado varias horas. El pavo es ya solo un sueño que reside en el estómago del resto de comensales que sí llegaron a tiempo. Al menos al día siguiente es el Black Friday.

Los habitantes de Los Angeles aseguran que no es exclusivo del día de Acción de Gracias y que es habitual durante su día a día. El humor tampoco se hizo esperar en respuesta al vídeo subido por ABC News, como esta mujer que aseguró que esto era nada más y nada menos que el Mannequin Challenge de Los Angeles:

Fuente: ABC News

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta