A principios de año, Volvo dio a conocer un camión de construcción totalmente autónomo que planea probar en minas subterráneas y que según afirmaba, “revolucionará la industria de la minería”. Se trata del Volvo FMX, parte de un proyecto de investigación destinado a mejorar la seguridad y la productividad en lugares como minas, puertos y otros entornos restringidas y controlados, con mucha conducción repetitiva.

La prueba se llevará a cabo en una mina que la empresa Boliden tiene en Kristineberg, Suecia. El Volvo es el primer camión autónomo en el mundo en ser probado bajo tierra. Allí cubrirá una distancia de 7 km en la minas y alcanzará una profundidad de 1.320 metros.

Volvo FMX camion autonomo - 5

Se han montado en el camión seis sensores, incluyendo GPS, radar y LIDAR, para monitorear continuamente el entorno. El sistema crea un mapa de la geometría de la mina y lo utiliza para crear una ruta a través de los túneles para que siga el camión, así como para informar de dirección, cambios de marcha y velocidad. Cada visita permite que el trasnporte perfeccione su modelo de la mina y, posteriormente, optimice su recorrido y el consumo de combustible.

De los sensores instalados en el camión, al menos dos (y, a menudo, tres), se dice que son capaces de controlar cualquier punto de su entorno en cualquier momento dado. En el caso de que se detecte un obstáculo, el camión se detiene y se pone en contacto con el centro de control. Para demostrarlo, Volvo ha lanzado un vídeo con el miembro del comité ejecutivo del Grupo Volvo y su director de tecnología Torbjörn Holmström, a pie en el camino que sigue su camión:

“No importa qué tipo de vehículo que desarrollemos, la seguridad es siempre nuestra principal preocupación y esto también se aplica a los vehículos de auto-conducción”, dice Holmström. “Estaba convencido de que el camión se detendría, pero, naturalmente, sentí un nudo en el estómago hasta que vi que el camión frenaba”.

Volvo dice que la tecnología empleada ayudará a optimizar la logística de la minería. Los camiones podrán funcionar de forma continua, eliminar atascos y ahorrar el tiempo necesario para la carga y descarga. Además, los camiones sin conductor no tienen que esperar a que la mina se ventile tras las voladuras para continuar operativos, a diferencia de las personas.

La prueba en Boliden comenzará en breve, con estos mismo FMX que vimos en acción en una mina de Ourense (conducido por un hámster) y con una niña teledirigiéndolo. Volvo asegura que planea tener tres de estos camiones de pruebas en menos de un año. En este vídeo de Volvo hay más información sobre el Volvo FMX.

Fuente: Volvo Trucks
Galería de fotos:

Ver galeria (7 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta