La Ruta 66, la más famosa de Estados Unidos de la que ya no se puede recorrer sus 4.000 kilómetros originales debido a la creación, en la mayor parte del trayecto, de autopistas interestatales, cuenta con un tramo musical. Y es que un proyecto fruto de la cooperación entre National Geographic y el Departamento de Transporte de Nuevo México han creado The Singing Road, un recorrido que transcurre entre Tijeras y Albuquerque en el que suena la canción America the Beautiful para controlar el límite de velocidad y proporcionar así seguridad vial a los conductores.

La idea parte de una serie documental conocida con el nombre de Crowd Control centrada en el comportamiento humano y el civismo emitida por National Geographic. La solución que han decidido crear para que los conductores mantengan la velocidad dentro de los límites legales es perforar unos centímetros en el asfalto justo en el lugar donde las bandas sonoras delimitan el arcén de la carretera.
The Singing Road 03

Con este mecanismo el neumático genera el sonido por lo que si jugamos con la distancia entre hendiduras y su tamaño se reproducirán diferentes notas musicales que al ser combinadas generan una determinada canción. Es sabido que los americanos son muy patrióticos por lo que la música elegida tenía que ser acorde a su naturaleza. Y es que tras el himno nacional, The Star-Spangled Banner, la canción con letra de Katharine Lee Bates y melodía de Samuel A. Ward es el cántico más entonado y popular con el que a los americanos se le saltan las lágrimas.

A través del vídeo del programa del National Geographic, que te mostramos ahora mismo, podemos observar cómo se construyó esta carretera singular y cómo funciona el sistema musical. ¿Preparado para escuchar ¡América!, ¡América!?

Cabe recordar, por si te entra el gusanillo de visitar Estados Unidos y programar un paseo por la carretera musical, que la melodía solo endulzará tus oídos si circulas a 45 mph lo que equivale a unos 72 km/h y si diriges tus ruedas hacia los baches situados a la derecha del asfalto como ha hecho esta norteamericana que ha querido compartir su recorrido en el siguiente vídeo. Sin embargo, si prefieres disfrutar de la ruta 66 con la música de tu coche solo tienes que conducir dentro de los márgenes de la carretera.

Este ingenioso proyecto se creó hace tan solo dos años y las obras duraron únicamente 24 horas, por lo que no necesitaron privar a los viajeros del uso de la vía. The Singing Road además de evitar salidas de la calzada, despistes y accidentes debido a la somnolencia al volante se postula como una gran iniciativa a la hora de atraer más turistas. ¡No quieren que se vayan con la música a otra parte! Y es que, sin lugar a dudas, América es toda una potencia creativa.

Te dejamos un último vídeo de la carretera musical en manos de un Porsche 964:

Vía: Jalopnik
Vídeos: National Geographic, Beth Thomasvideo3109
Galería de fotos:

Ver galeria (11 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta