Los cementerios de coches pueden ser sitios fascinantes, como el que podemos encontrar en Bélgica. Existen algunos todavía más curiosos, como aquellos cementerios de tanques o aviones que podemos encontrar en sitios como Afganistán. Pero hoy os traemos un cementerio de coches más clásico.

Exploring With Cody es un canal de YouTube dedicado a explorar territorios que puedan tener interés. Casas abandonadas, bases militares, bosques… En uno de sus viajes se toparon con un cementerio de coches fundado en los años 60, que en su día albergó más de 20.000 vehículos sin dueño. Por suerte para nosotros, lo grabaron en este vídeo:

Se puede observar cómo ha pasado bastante tiempo desde que la zona tuvo vida. Muchos coches, e incluso autobuses, han sido desguazados y tienen muchas partes faltantes. Antes de llegar a la zona principal, los exploradores se encontraron algunos vehículos esparcidos de camino al centro. El cementerio de coches que descubrieron era mucho más grande en sus orígenes.

La naturaleza ya ha crecido de nuevo alrededor de algunos de los automóviles abandonados a su suerte. En algunas zonas se puede ver más color y los coches están cubiertos de hojas. Dentro de la parte más espeluznante, se encuentran los huesos de lo que parece ser un ciervo.

También se toparon con una casa, presumiblemente del dueño del cementerio. En su interior apenas había un sofá y una televisión sobre un mueble. Por la información que recabaron, parece ser que esta persona era una gran aficionada a los coches, por lo que pedía a la gente que los llevaran allí. El resultado es esta curiosa mezcla de motor, naturaleza e historia.

Fuente: Exploring With Cody

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta