Si este vídeo no te hace llorar, nada lo hará. El padre de un conocido presentador en Estados Unidos (el programa se llama The Angry Grandpa Show) es el protagonista de esta bonita historia de Navidad, junto a un reluciente Chrevolet Bel Air de 1955.

El primer coche del protagonista cuando tenía 16 años fue, exactamente, un Chevrolet Bel Air como el que su hijo le tiene preparado como regalo de Navidad. Menos de un año después de empezar a disfrutarlo, se lo tuvo que llevar su hermana para ir a California. Esa sería la última vez lo que vería. Durante el viaje se averió, y su madre lo vendió como chatarra. Nunca olvidó su primer coche, que desde entonces se había convertido en la única cosa que siempre había deseado.

Su hijo, que había escuchado la historia unas 100 veces, tomó nota y se lo compró, dejándolo en un parking por el que “casualmente” pasaron. Su padre, al verlo, no sale de su asombro afirmando una y otra vez que es exactamente igual al que tuvo con 16 años. Tras hacerse fotos delante de él, su hijo continúa con el suspense, hasta que le llevan el coche a la puerta de su casa.

No os perdáis la reacción de los dos.

Vía: Jalopnik

1 COMENTARIO

  1. Yo en lo particular sé lo que se siente. Desde niño siempre fué mi vehículo preferido el 55 el 56 y 57 Bel Air. A los 17 años llegué a tener un BSA 650 Golden Star y la perdí (Hurto). Hoy a los 60 años la añoro y la extraño Desde los años 70 han habido en casa motos, poseo una de los años 70 y otra de los 80 Kawasaki y Suzuki. No conforme actualmente conservo desde hace años una pick up 68 C 10. Pero sueño con un Bel air. 56. A ese Sr. todo eso lo asocia con su familia que de seguro yá no existen, pero a cualquiera, esta situación lo deja confundido y a la vez nos alegra de que alguien a esa edad sea de nuevo feliz. a su manera. Bueno, muy bueno esto. Felicito a su hijo, tre
    mendo motivo.

Deja una respuesta