Atento  lo que vas a ver. El conductor del SUV blanco realiza un cambio de carril forzoso e hizo frenar al Ford Explorer gris. Para su sorpresa el todocamino que circulaba detrás era la policía, ¡Ups!

Videos como éste demuestran que la tonterías en la carretera se acaban pagando. Es cierto que en la mayoría de los casos los errores se resuelven con un corte de mangas o un cruce de insultos, pero hay que tener en cuenta que esa misma situación puede desembocar en una multa económica. ¿Cuál es la diferencia? Que te pille la policía o no, el problema es que no siempre es fácil identificar a una patrulla camuflada (y a partir del mes que viene será peor en Francia).

El protagonista de este video es sorprendido por un coche de policía camuflado al que obliga a frenar en un cambio de carril un tanto forzado. No se trata de una situación poco común, sino todo lo contrario, pero en este caso el destino le jugó una mala pasada al conductor de este SUV blanco.

No obstante, ¿se podría interpretar que había espacio suficiente para realizar el cambio de carril?, ¿que pensáis vosotros?

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta