Entrar en el libro Guinness de los Récords es un certificado casi incuestionable de algo inaudito que solo tú has conseguido. Algo que quedará registrado como prueba de tu esfuerzo y que permanecerá… hasta que alguien te supere. Se trata, sin duda, de una competición que no acaba nunca.

En cuanto a lo que nos ocupa a nosotros, los coches, nos vamos a centrar en un sonado Récord del años pasado. Austin Coulson logró que su coche fuera reconocido por el coche más pequeño del mundo. El más pequeño con matrícula, porque esta miniatura está matriculado en el estado de Texas (Estados Unidos) desde septiembre de 2012 con una placa que pone “Im Big” (Soy grande). Sus medidas parecen de juguete: 63,5 cm de alto, 65,41 cm de ancho y 126,47 cm de largo.

El vehículo cuenta con su licencia para poder circular por la vía pública aunque, esos sí, con un límite de velocidad restringido a 40 km/h. La pintura, dice su creador, está basada en la aeronave militar P51 Mustang que fue utilizada durante la Segunda Guerra Mundial. Puedes comprobarlo con tus propios ojos en este video.

Fuente: Top Gear

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta