Es de todos conocida la obsesión (bendita obsesión) de Volvo por la seguridad de sus coches. Están embarcados ahora en el proyecto de coches con cero accidentes en 2020, para lo cual han desarrollado AstaZero, un escenario donde hacer pruebas y dentro de poco sacarán a circular sus coches sin conductor del proyecto IntelliSafe. Pero esta fijación por la seguridad viene de lejos. Y, para que lo compruebes, nada mejor que este vídeo, que demuestra la resistencia del Volvo 850.  La unidad que vas a ver llegó al desguace con 476.000 km recorridos, y parece que ni los golpes más exagerados pueden acabar con él.

Por más que el piloto estrella el coche contra otros vehículos, la resistencia del Volvo es superior y sigue circulando sin problemas, incluso si arrastra remolques o caravanas. La resistencia de este Volvo es tal que cuando él colisiona con los coches los destroza, mientras que el apenas sufre desperfectos, incluso cuando el está parado esperando el golpe.

Debemos comentar que este Volvo tiene una larga trayectoria, incluso en competición. En 1994 la marca decidió incluirlo como coche de carreras en el campeonato británico de turismos el BTCC (el Volvo 850 2.5 10v). Como puedes imaginar, la gente no tomó en serio a este coche familiar, provocando la sorna y el desconcierto hasta en los propios pilotos. Pero lo cierto es que hasta que en 1995 no se incluyo el alerón trasero, la aerodinámica que proporcionaba el diseño de este coche familiar era una ventaja a la hora de mantener la velocidad. Y logró que los añemanes sudasen tinta.

volvo_850-twr-kombi-btcc-1994_r1

Aunque algunas imágenes de este vídeo llevan circulando desde el 2012, hoy os mostramos el test completo que tuvo lugar en el desguace del youtuber Krimson37 y que seguro no te dejará indiferente.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta