Esta misma semana se destapaba el Jaguar F-PACE 2016, el primer SUV de la marca. Algo así había que hacerlo a lo grande, y así fue. Justo un día antes de su presentación mundial en el Salón de Frankfurt, desafió a la gravedad realizando el giro de 360 grados más alto del mundo.

El fabricante ideó una gran estrategia de marketing (que en parte os recordó a la mítica subida de un Audi quattro por un trampolín de esquí, muy bien explotado en los anuncios) para promocionar las cualidades motrices del SUV.

F-PACE LOOP REVEAL

Al volante del nuevo Jaguar F-PACE se encontraba experto piloto de riesgo británico Terry Grant, que aceleró a través de una estructura construida especialmente para la ocasión. Este momento de tensión fue el que daba el pistoletazo de salida a los pedidos.

Nos cuenta Jaguar que Terry Grant se sometió a dos meses de intenso entrenamiento físico y a una dieta para asegurarse de que su cuerpo estaba preparado para soportar una fuerza de 6,5G, superior a las que experimentan los pilotos las naves espaciales. Parece sencillo, pero hubo que estudiar con precisión la física, los ángulos, las velocidades y las dimensiones.

Terry Grant se sentía tranquilo debido “al rendimiento y estructura ligera del Jaguar F-PACE”, según sus palabras. Con su looping a casi 20 metros de altura superó el récord anterior, que se había logrado en Mattel (EE.UU.), cuando los conductores Greg Tracy y Tanner Foust completaron un bucle de 18,29 m (60 pies) en el 2012. Aquí puedes ver el hito en vídeo:

Fuente: Jaguar

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta