Ya conocemos de sobra los perniciosos efectos del uso del móvil al volante. ¡Como si no existiesen modos de evitar muertes innecesarias! Basta con parar unos segundos a hacer la llamada o enviar el SMS o Whatsapp de marras (si no dispones de sistema manos libres, uno de los opcionales más recomendables). Es tal el modo en que estas distracciones afectan a la conducción que hay quien estudia cómo anular el móvil mientras se conduce… (somos incorregibles, basta con meterlo en la guantera… o no contestar).

Los móviles tienen además cada vez más funcionalidades. Son mucho más que un mero teléfono para poder hablar o enviar mensajes. Puedes hacer fotos, vídeos… y no entramos ya en el sinfín de aplicaciones que uno puede instalar (algunas realmente útiles para la conducción, todo sea dicho). Es común retratarse o grabarse desde el móvil, hasta tal punto de que los selfie sticks, o “paloselfis) son uno de los complementos para el teléfono más demandados.

De acuerdo, mejoran los autoretratos… ¿pero a quién se le ocurriría hacerlos en un coche? De todo hay en la viña del señor… Y como muestra, este vídeo, en el que unos jóvenes estadounidense equipados con un paloselfi graban desde dentro del coche, interpretando, como si de un videoclip musical se tratase, la canción que suene en la radio. No esperaban tener problemas… Por el ruido que suena, parece que un neumático se pincha o revienta, lo que acaba por darles un buen susto, mientras el móvil sigue grabando. No creemos que hayan volcado… ¿pero habrán aprendido la lección?

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta